Estudiantes pidieron del Estado una educación superior digna

299

El recorrido transcurrió en completa calma demostrando así una madurez ideológica, de tolerancia, con nuevos liderazgos y sin protagonismos mezquinos. /MONTINER ALVIS.

Hoy en día la transferencia per cápita de los estudiantes de una universidad acreditada está en el orden  de los 7 millones de pesos, y en la Unimagdalena apenas asciende a 3 millones de pesos

 

Docentes, estudiantes, líderes cívicos y ciudadanía en general participaron ayer activamente en la marcha pacífica cuyo objetivo fue la defensa de la educación superior pública. La concurrida manifestación inició desde la Universidad del Magdalena exigiendo al Gobierno Nacional que se asignen mayores recursos económicos que ayuden a financiar a las 32 universidades públicas del país.

Los líderes del movimiento estudiantil portaban pancartas con mensajes de reflexión invitando a toda la comunidad a sumarse por el derecho a una educación superior digna a los jóvenes samarios y magdalenenses que finalicen el bachillerato.

A la marcha pacífica que recorrió las principales avenidas de la ciudad se unieron docentes, directivos sindicales, líderes sociales y gente de a pie que llegaron hasta el parque de Bolívar en donde se pronunciaron varios discursos y hubo muestras artísticas.

El presidente del Sindicato de Educadores del Magdalena (Edumag), José María Pacheco, fue el primero en intervenir agradeciendo la masiva concurrencia y el buen comportamiento demostrado a lo largo de la marcha. Fue categórico al manifestar que el movimiento estudiantil se fortalece cada día y da muestra del nuevo liderazgo que exige soluciones a las problemáticas académicas y a la desfinanciación de la educación pública en el país. ‘‘Los estudiantes y la comunidad educativa de todas las universidades que han hecho parte hoy de esta gran marcha son una demostración positiva de la unidad que desde la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode) y su Sindicato filial Edumag se promueve por la defensa de la educación pública en el país. Somos conscientes de que la universidad en Colombia está atravesando por una crisis bastante grande, son alrededor de 3.2 billones de pesos que se necesitan para el funcionamiento de la universidad pública en Colombia y 15 billones de pesos para la infraestructura’’, recalcó el líder sindical.

Cuestionó además que el Gobierno Nacional invierte 66.4 billones de pesos en el pago de la deuda externa, de los cuales 30 billones corresponden solo a intereses a la banca extranjera que es usurera y desangra las finanzas de Colombia.

‘‘Por eso nosotros cuando vemos que el Gobierno dispone de los recursos que tiene disponibles para la educación pública y los emplea para programas como Ser Pilo Paga o para las becas del Icetex que en nada contribuyen para que los estudiantes salgan adelante porque se convierte más adelante en un problema donde son impagables alrededor de 50 mil estudiantes en el país no pueden pagar la deuda con el Icetex. Es por ello que hoy estamos respaldando esta lucha de los estudiantes de Colombia y somos conscientes que esto no termina aquí porque es apenas el comienzo, es el inicio del renacer del movimiento estudiantil’’, indicó.

URGEN $60 MIL MILLONES

A su turno Jaime Noguera Serrano, Vicerrector administrativo de la Universidad del Magdalena, reconoció el éxito de la manifestación ciudadana y felicitó a todas aquellas personas, organizaciones civiles, sindicales y estudiantiles que se unieron en un solo propósito: defender la educación superior pública.

‘‘Nosotros hemos pedido que nos igualen a la transferencia per cápita de los estudiantes de una universidad acreditada, eso es alrededor de 7 millones de pesos, nosotros estamos en 3 millones de pesos, es decir, que tenemos un desfase de 4 millones de pesos por estudiante. Tenemos 15.000 estudiantes lo que nos daría $60 mil millones. Si nos dan ese recurso estaríamos por lo menos iguales a la trasferencia de una universidad pública acreditada, nos merecemos más recursos y por eso daremos la lucha’’, recalcó Noguera.

El Vicerrector Administrativo agradeció el invaluable respaldo de la bancada parlamentaria y el ente territorial que ha seguido muy de cerca la situación de la Universidad del Magdalena. ‘‘Debo reconocer que la clase política del Magdalena ha dado un apoyo fundamental, ha estado con nosotros y a nuestro lado, de hecho presentaron una propuesta muy precisa para beneficiar a universidades regionales acreditadas como el caso nuestro. Obviamente esa es una discusión en donde hay muchos actores pero debemos reconocer que por primera vez en la historia la clase política unida y toda está en defensa de los intereses de la educación superior pública’’, puntualizó Noguera.

DEFENDER LA UNIVERSIDAD

Defender la universidad pública fue la principal premisa con la que más de quince mil estudiantes de la Universidad del Magdalena se tomaron las principales calles de  Santa Marta como parte de la movilización nacional por la educación superior pública como medio para exigir al gobierno nacional mayores recursos para las instituciones oficiales del país.

Desde la entrada principal de la Alma Máter se concentró la movilización en la que además del grueso estudiantil pertenecientes a los programas de pregrado, grupos de indígenas, población con capacidad diferencial, entre otros; participaron docentes de las facultades, directivos, funcionarios administrativos, integrantes del Instituto de Educación a Distancia y Formación para el Trabajo –IDEA-, y representantes de otras universidades.

Estudiantes de los programas académicos, jóvenes samarios y de todos los rincones del departamento del Magdalena, se pusieron la camiseta de su Universidad y salieron a las calles a clamar por mejores condiciones financieras para poder disfrutar de una educación de calidad y fácil acceso.

El recorrido por las principales avenidas finalizo en la plaza del parque Simón Bolívar donde los manifestantes se agruparon no solo para escuchar al Doctor Pablo vera Salazar, rector de la Universidad quien intervino desde el Congreso de la Republica donde hacia presencia en un foro por la educación superior, sino que compartieron conceptos a través de expresiones de diferentes líderes estudiantiles pertenecientes a la Institución.

El estudiante del Programa de Economía, Elkin Arias, aseguró que “marchamos para que nuestra voz se escuche, para que no recorten el presupuesto de la educación porque nos están quitando a muchos la oportunidad de educarnos, el derecho a la educación. Entré a una universidad pública y tengo que entregarla siendo pública”.

Camilo Pitre Polo, estudiante del Programa de Administración de Empresas, pidió al gobierno nacional que el presupuesto sea el correcto para todos. “No podemos tener matriculas como si fuera una universidad privada, estamos cansados de que no tengamos presupuesto para nada, todo el dinero va a la guerra, estamos cansados y por eso estamos aquí en esta marcha”, agregó.

Por su parte, docentes y personal administrativo respaldaron la intención estudiantil. Es el caso de la licenciada magíster Berenice Villalba, directora Curricular y de Docencia de la institución quien expresó que “marchamos porque estamos convencidos que la educación pública es la que requieren nuestros jóvenes de Santa Marta, el Magdalena y el país. Las universidades públicas benefician a los jóvenes que más lo requieren, estamos convencidos que nuestra Universidad del Magdalena requiere de mayores recursos para que siga potenciando los procesos pedagógicos, de investigación y de extensión que se desarrollan a su interior”.

De igual forma, el ingeniero Jaime Noguera Serrano, vicerrector administrativo de la Universidad del Magdalena, quien fue uno de los directivos que lideró el acompañamiento de la Institución a la movilización estudiantil indicó que la educación superior es la posibilidad de que muchos jóvenes puedan transformar su vida y las de muchas familias. “Hemos sido una Institución que ha dado muchos resultados, estamos acreditados institucionalmente y somos la que menos recursos  recibe por estudiante, de las universidades acreditadas, eso es totalmente inaceptable, merecemos más, es justo y necesario. Este es un departamento donde la cobertura de educación superior es del 28%, muy por debajo de la media nacional, que es de 52% es inaceptable que solo 28 de 100 jóvenes puedan ingresar a la educación superior”, puntualizó.

También podría gustarte