Mitos y realidades sobre el Cáncer de Mama

282

Octubre es el mes de la Lucha Contra el Cáncer de Seno, una enfermedad de la cual debemos tomar conciencia.

Muchas son las fundaciones en el mundo que adelantan campañas para prevenir el cáncer de seno o detectarlo a tiempo.

 

Se escucha hablar de cáncer de mama en todas partes, pero rara vez tenemos información completa para desmentir los mitos que existen alrededor de esta enfermedad que, según cifras de la Organización Mundial de la Salud, afecta a 1.38 millones de mujeres cada año y quita la vida a otras 458 mil.

Una revisión constante puede brindar un diagnóstico oportuno que permitirá tomar medidas; si es detectado a tiempo, el cáncer de mama puede ser curable.

Hoy desmentimos algunos de los mitos más comunes alrededor del cáncer de mama, toma nota y pasa la voz a tu familia y amistades:

Mito: Los bultos en el pecho son el único síntoma. Realidad: Hay cambios en el tamaño, forma o textura de la mama o el pezón que son señales de alerta. También lo son los pechos hinchados o dolorosos y la piel irritada o “piel de naranja” en los pechos.

Mito: El cáncer de mama siempre es hereditario.

Realidad: Aunque tienes más probabilidades de tenerlo si algún familiar directo lo tiene, se ha encontrado que sólo una de cada tres mujeres con este tipo de cáncer tiene herencia.

Mito: Las pastillas anticonceptivas causan cáncer. Realidad: Aunque el   cáncer de seno está muy relacionado con las hormonas, el consumo de estas   pastillas no eleva significativamente el riesgo de desarrollar cáncer de   mama.

Mito: El cáncer de mama solo les da a las mujeres. Realidad: Los hombres también pueden desarrollarlo. Es raro: tan sólo el 1% de los casos de cáncer de seno ocurren en hombres, y por lo general son mayores de los 60 años de edad.

Mito: Si te lo detectan, necesitas una mastectomía. Realidad: Cuando el cáncer se detecta a tiempo, no siempre se necesita una mastectomía. A veces   sólo se retiran las células cancerígenas y se trata con quimioterapia o radioterapia.

Mito: El cáncer de mama regresa después de cinco años. Realidad: Una recaída es más probable entre los cinco y los diez años, y mucho menos probable después de eso.

Mito: No hay nada que   puedas hacer para disminuir el riesgo de desarrollarlo.

Realidad: Puedes reducir   las probabilidades de contraer cáncer de mama haciendo ejercicio con   regularidad. Con 75 minutos de caminata rápida a la semana (menos de 15   minutos diarios) se disminuye el riesgo en un 18%.

Mito: El desodorante causa cáncer.

Realidad: Ningún desodorante provoca el desarrollo de células de cáncer. No hay estudios que   lo prueben.

 

Una revisión constante puede brindar un diagnóstico oportuno que permitirá tomar medidas. Si es detectado a tiempo, el cáncer de mama puede ser curable.

Como ves, existen muchos mitos alrededor del cáncer, la mejor alternativa que puedes tomar para combatirlos es informarte y acudir con tu médico regularmente. Recuerda que:

Tienen más probabilidades de padecer cáncer de mama:

*Las mujeres mayores de 50 años.

*Las mujeres con antecedentes familiares de esta enfermedad.

*Las mujeres que empiezan a menstruar antes de los 12 años o que llegan a la menopausia después de los 55 años.

*Las mujeres que no han tenido hijos o que los tuvieron después de los treinta.

Si te revisaste y encontraste alguna bolita, si tienes sospechas de que puedas estar desarrollando cáncer de mama, o si quieres revisarte periódicamente, estos son los métodos más frecuentes para detectar el cáncer de mama:

Mamografía: La mama se comprime en dos plataformas que toman placas de rayos X.

-Ecografía mamaria: Estudio no doloroso que utiliza ultrasonido. Complementa la mamografía.

-Resonancia magnética: Sirve para pacientes que ya han sido radiadas en el tórax por otros tipos de cáncer.

También podría gustarte