Trump recibió al pastor liberado

En la Oficina Oval, junto al exprisionero que estuvo en el centro de un enfrentamiento sin precedentes entre los dos países aliados, el presidente estadounidense agradeció a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, por “haber hecho esto posible”.

Donald Trump recibió el sábado en la Casa Blanca al pastor estadounidense Andrew Brunson, un día después de su liberación por parte de Turquía, y elogió el “paso enorme” para mejorar las relaciones “muy tensas” con Ankara luego de una grave crisis diplomática. 

 

En la Oficina Oval, junto al exprisionero que estuvo en el centro de un enfrentamiento sin precedentes entre los dos países aliados, el presidente estadounidense agradeció a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, por “haber hecho esto posible”.

“No fue fácil para él”, dijo. 

Si bien reafirmó que “no hubo acuerdo con Turquía para la liberación y el regreso del pastor”, Trump prometió estudiar el futuro de las sanciones impuestas durante a mediados de año para presionarlos. 

“El único acuerdo” es “psicológico: estamos dispuestos de manera muy diferente hoy que ayer con Turquía”, dijo sin más detalles. 

Al llegar a Washington el sábado después de una larga detención y tras una breve parada en Alemania, Brunson agradeció calurosamente al mandatario, a su administración y a muchos parlamentarios estadounidenses que se unieron en su nombre.

Arrodillado en el suelo y con la mano en el hombro del presidente, el pastor dijo una oración por Trump, quien hizo de su liberación una prioridad y puede disfrutar de una victoria que debería satisfacer al sector evangélico de su electorado, a menos de un mes de las elecciones legislativas. “Lo necesito más que nadie”, sonrió el multimillonario.

La corte turca en Aliaga, región de Esmirna, condenó el viernes al pastor Brunson a tres años y un mes de prisión por apoyar a “organizaciones terroristas”: los separatistas del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y la red del predicador Fethullah Gulen, acusado por Ankara de orquestar el fallido golpe de estado de 2016. 

Brunson recuperó la libertad el viernes por el tiempo cumplido en detención y el buen comportamiento.

Desde el inicio del caso los cargos fueron rechazados en bloque por este hombre de 50 años, que dirigía una pequeña iglesia protestante en Esmirna, así como por la administración de Estados Unidos, que puso una presión sin precedentes sobre el gobierno turco para asegurar la liberación de este “inocente”.

WASHINGTON, AFP

También podría gustarte