Estudiantes entran en semana de diálogo y nueva movilización

298

Algunas paredes del campus han sido utilizados para dejar consignas sobre el movimiento lo cual ha sido rechazado por las autoridades del claustro

Mediante el Acuerdo Académico Nº43, la Universidad tendrá normalidad académica sin la realización de actividades de evaluación.

 

La Universidad del Magdalena en pro de garantizar que los debates y reflexiones sobre las problemáticas de financiación de la educación superior en el marco del respeto por la pluralidad de pensamiento y la garantía de participación por parte de todos los estamentos universitarios, declaró mediante el Acuerdo Académico Nº43 la semana del diálogo, reflexión y movilización universitaria hasta el próximo sábado 20 de octubre.

Por lo tanto, durante la semana declarada en el Acuerdo Académico, se tendrá normalidad académica sin la realización de actividades de evaluación que puedan afectar el desempeño académico de los estudiantes. En los espacios de normalidad académica se podrán abordar temáticas de reflexión en relación con la finalidad de la semana. Sin embargo, cientos de jóvenes se mantienen de manera permanente en el campus universitario en protesta pacífica hasta tanto el Gobierno Nacional defina soluciones a la problemática de financiación a la educación superior.

Sumado a lo anterior, se establecerán franjas especiales para el desarrollo de espacios de reflexión y deliberación sobre la educación superior pública, su financiación y retos para el post-conflicto, en los cuales se propicie el debate argumentado, la formación ciudadana, el pensamiento crítico y la resolución pacífica de conflictos en el marco del respeto, la tolerancia y las libertades de pensamiento y expresión.

Resultado de este ejercicio, se definirá de manera colectiva la visión de universidad pública. Así mismo la Universidad convoca a asamblea general de estudiantes, profesores y trabajadores en la plazoleta ‘Los Almendros’, el día de mañana martes  a partir de las 4:00 P.M., con el fin de determinar los mecanismos de organización y de participación en la movilización nacional que se llevará a cabo el día miércoles 17 de octubre de 2018 y demás actividades relacionadas con la reflexión sobre la sostenibilidad y calidad de la educación superior pública.

Estas medidas son tomadas por la Universidad, una vez que las circunstancias actuales relacionadas con el desarrollo de la educación superior pública en Colombia ameritan la creación de espacios de diálogo, reflexión y proposición, construidos colectivamente en el escenario propio de la Universidad, por lo que, un cese de actividades académicas o cualquier medida de fuerza que violente o altere el clima democrático y pluralista, afectaría de manera grave el desarrollo y la credibilidad institucional y no permitiría el análisis y la reflexión amplia y colectiva.

Además, fija la Universidad que “el cese de actividades académicas, tiene graves implicaciones económicas, administrativas, y legales, puesto que impide, entre otras, el cumplimiento de obligaciones legales y contractuales por parte la Institución, el desarrollo de las actividades de contratistas, catedráticos y personal externo; así como el desarrollo de eventos programados tales como congresos, seminarios, simposios y demás actividades cuya suspensión, por sí mismo, genera un detrimento patrimonial que afecta la situación económica de la Universidad”.

Por lo tanto, es necesario armonizar las actividades de reflexión y movilización con el derecho a la permanencia y graduación de cerca de 20.000 estudiantes de la Universidad, puesto que genera un retraso en el plan de actividades formativas, de investigación, culturales y deportivas, en especial de aquellos que se encuentran realizando prácticas clínicas, psicológicas, jurídicas, pedagógicas, comunitarias, así como quienes se encuentran en desarrollo y sustentación de trabajos de grado.

LOS GRAFITIS EN LA UNIVERSIDAD

Por otra parte, el rector de la Universidad del Magdalena, Pablo Vera, expresó su rechazo ante los daños que algunos jóvenes han ocasionado a la infraestructura física de la Universidad del Magdalena, e invitó a la comunidad estudiantil a cuidar el campus y a no promover un paro que debilita el futuro académico.

“El martes les convoco a que me acompañen para entre todos limpiar nuestros muros porque lo público de la Universidad no está en dañar la infraestructura, bloquear accesos, impedir la libre expresión y la libertad de cátedra. Esto no es defender la Universidad Pública esto es acabarla. Es decepcionante para mí no como rector sino como activista estudiantil que fui ver como un pequeño grupo de ‘lideres’ enarbolando un discurso de defensa de la Universidad y de democracia, la destruyen y privatizan a su interés” dijo el Rector.

Así mismo añadió el doctor Vera que “este grupo de ‘líderes’  imponen a sus propios compañeros un paro que debilita la capacidad de movilización y al final afecta la credibilidad y el reconocimiento de la institución así como su propio futuro académico. Como rector he sido respetuoso de las dinámicas de organización de los propios estudiantes. Pero es mi responsabilidad salvaguardar el patrimonio público y los derechos de la mayoría de estudiantes, docentes y administrativos. Por esto les reitero el llamado a retomar la normalidad académica”, concluyó.

También podría gustarte