Las claves para ahorrar en fin de año

Salir del endeudamiento y ahorrar parecen actualmente objetivos inalcanzables. Por eso, en las semanas finales del año algunos expertos en finanzas personales entregan recomendaciones prácticas que podrían ayudarle a cuadrar las cuentas para iniciar un 2019 con números favorables. 

Fabio Chavarro, vocero del Grupo Juriscoop, sostiene que la mayoría de las personas piensan que para invertir hay que tener mucho dinero, pero esto no es cierto. Lo principal es ser pacientes, disciplinados y constantes. Cuando decidimos ahorrar, lo ideal es hacerlo con un objetivo; esto quiere decir: saber para qué vamos a guardar la plata, pero ¿cómo saber cuándo la inversión pasa a ser un gasto? 

“Al hablar de inversiones debemos tener en cuenta que estas no tienen que ser sólo compras de acciones u obtener la rentabilidad que dan los bancos por depositar una cantidad de dinero en ellos; sino que al estudiar, viajar, comprar vivienda, tecnología, entre otras cosas, también estamos de una u otra forma invirtiendo en nuestro futuro, siempre y cuando esa actividad o bien le genere después un retorno o rentabilidad, es decir que sea productivo”, explica el experto. 

Por ejemplo, si se habla de estudios, desde el punto de vista de los padres, este se asimila como una forma de inversión, pues se está pensando en el futuro de la familia. 

El problema, añade Chavarro es que si no es claro qué se quiere conseguir con el ahorro, puede pasar que lo que se creía una inversión se transforme en gasto, ya que el objetivo se vuelve simplemente un hobby o una entretención. 

En ese contexto, según datos de la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia (Asobancaria), en Colombia hay más de 62 millones de cuentas de ahorro con un saldo superior a los 165 mil millones de pesos, y del total de estas cuentas, 93,5 % pertenecen a personas que ganan hasta tres salarios mínimos mensuales (unos 2,3 millones de pesos), lo que indicaría que los colombianos creen en la figura del ahorro (ver ¿Qué sigue?). 

Deudas amargas 
A su turno Ricardo González Aragón, vocero de la empresa asesora de finanzas Resuelve tu Deuda, sostiene que son muchas las razones por las que una relación amorosa puede terminar, entre ellas la parte económica. 

“Un divorcio se podría evitar si desde el inicio de la convivencia se tiene una buena comunicación financiera”, comenta el experto, quien asegura que las deudas de un casado suman 20,5 millones de pesos, cifra no muy superior a los 20,4 millones de un divorciado. 

“A pesar de que ambos grupos poseen salarios similares, quienes se encuentran en un matrimonio tienen aproximadamente dos dependientes económicos, mientras que este número baja a 1,2 entre los que decidieron deshacer la unión”, precisa. 

González sugiere acomodar las deudas por monto, de mayor a menor. “Esto permitirá dimensionar la cantidad de las obligaciones, localizar a qué instituciones se les debe y reconocer la suma total”. 

Y mientras desde Resuelve tu Deuda se dan luces para que las cuentas no asfixien los bolsillos ni acaben las relaciones de pareja, el más reciente informe sobre tendencias de crédito en Colombia elaborado por TransUnión, muestra que las tasas de morosidad grave (90 días o más) a nivel de consumidor continuaron aumentando en el segundo trimestre de 2018. 

La mora de las tarjetas de crédito en el segundo trimestre de 2017 era de 4,81 % y subió en el mismo periodo de este año 5,30 %. Por su parte la morosidad de los créditos de vehículo subieron de 4,73 % a 5,59 %, y la de crédito de vivienda pasó de 6,51 % a 6,68 %. 

Ante esas cifras, resulta conveniente que el salario, el presupuesto, las deudas, los gastos y las inversiones constituyen un paquete de asuntos que no se pueden descuidar, y para los que es esencial planear, trazar objetivos y metas. De ello depende que goce de buena salud financiera. 

TECNOLOGÍA QUE AYUDA

Asobancaria desarrollo la aplicación “TuAhorraApp”, que permite organizar gastos e ingresos, además de ofrecer consejos sobre cuánto debe ahorrar cada día, recuerda fechas de pago y lleva un registro de todo el dinero. 

La herramienta permite conocer el detalle del uso de los recursos y puede determinar mensualmente sus gastos en distintas categorías como alimentación, transporte, arriendo o diversión. También sirve para diseñar un plan para lograr sus metas y comenzar un ahorro para las vacaciones, cursar una maestría o adquirir un vehículo. Y hasta controlar los ingresos y evitar las deudas. 

MEDELLÍN (El Colombiano)

También podría gustarte