Fujimoristas marchan en Perú Pidiendo la  libertad para Keiko

“Keiko libertad”, “Justicia para Keiko”, “Keiko corazón”, fueron los lemas escritos en las pancartas que portaban los simpatizantes que entonaban cánticos “Keiko valiente, aquí está tu gente”, “Keiko, amiga, el pueblo está contigo”.

Cientos de simpatizantes fujimoristas marcharon ayer por las calles de Lima, pidiendo libertad para su líder Keiko Fujimori, detenida desde el 10 de octubre, por un lapso de 10 días, acusada de recibir dinero de la brasileña Odebrecht.

 

“Keiko libertad”, “Justicia para Keiko”, “Keiko corazón”, fueron los lemas escritos en las pancartas que portaban los simpatizantes que entonaban cánticos “Keiko valiente, aquí está tu gente”, “Keiko, amiga, el pueblo está contigo”.

Encabezados por los congresistas del partido Fuerza Popular, la mayor oposición al gobierno del presidente Martín Vizcarra, partieron de Campo de Marte hasta llegar a la Plaza Bolognesi, a unos 300 metros de Prefectura de la Policía, donde se encuentra detenida Keiko Fujimori.

“Nosotros pedimos que la justicia sea objetiva y justa, aquí marchamos toda la familia fujimorista”, dijo a Canal N Tv la legisladora Karla Scheafer.

Señaló que la medida de prisión preliminar que la han dado a Keiko “es injusta, no se puede sentenciar por odio, podemos tener diferencias, pero no odios”, agregó.

La legisladora Luz Salgado, expresidenta del Congreso, dijo que en Fuerza Popular “no nos oponemos a ninguna investigación, pero con ella (Keiko) en libertad”.

“Estamos en esta marcha para solidarizarnos con nuestra lideresa”, precisó.

El Poder Judicial anunció este lunes que la Segunda Sala de Apelaciones “programa para el miércoles 17 de octubre, a las 10H00 local (15H00 GMT), una audiencia de apelación a la detención preliminar de diez días dictada contra Keiko Fujimori y otros cinco investigados”.

La abogada de Keiko, Giulana Loza, anunció el mismo día del fallo que apelará de inmediato “porque no hay sustento ni existe una sola prueba que se vaya a fugar”.

La hija mayor del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), de 43 años, es acusada de haber recibido de la constructora brasileña 1,2 millones de dólares para financiar su campaña presidencial en 2011, que finalmente ganó su rival Ollanta Humala (también involucrado por haber recibido aportes de Odebrecht). 

El Poder Judicial en Twitter, explicó que la “medida es dictada por fundados elementos de convicción que relaciona a los antes citados con el delito de lavado de activos, peligro de fuga y obstaculización de la investigación por los presuntos aportes de la empresa Odebrecht a la campaña de Fuerza Popular el 2011”.

“Hoy me han detenido sin fundamentos jurídicos en el momento en que voluntariamente me presentaba ante la fiscalía”, tuiteó Keiko en su primera reacción desde su detención, en la que calificó de “persecución política” lo ocurrido.

También podría gustarte