OEA rechaza represión en Nicaragua

278

Las protestas en Nicaragua son una constante, en rechazo al gobierno de Daniel Ortega

 

Las constantes protestas en Nicaragua y la represión que sufren los ciudadanos que salen a las calles para rechazar las políticas de Daniel Ortega llamaron la atención de la Organización de Estados Americanos (OEA), con su Consejo Permanente, que a través de un comunicado de prensa condenó las acciones represivas que realiza el Gobierno de ese país.

“Expresamos la firme condena por las medidas tomadas por el Gobierno de Nicaragua, incluyendo la indiscriminada criminalización de cualquier forma de protesta, lo cual contraviene estándares internacionales básicos en materia de derechos humanos y ha generado una preocupante cantidad de víctimas desde el pasado mes de abril”, dice el texto.

De acuerdo al documento, la OEA está tiene especial preocupación por las detenciones “arbitrarias” de opositores y defensores de los derechos humanos en las manifestaciones del pasado domingo 14 de octubre.

De acuerdo al texto, estos hechos únicamente contribuyen a agravar la crisis social y política en el país. “Si bien, de acuerdo con el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI), al menos 25 de dichos detenidos fueron liberados, el grupo de trabajo hace un urgente llamado para que se libere a todas las personas que continúan detenidas arbitrariamente”, agrega.

Igualmente, la OEA respaldó el comunicado de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que señala que “la declaración de que las protestas antigubernamentales son ilegales por haberse pro ducido en ellas hechos violentos y la atribución a priori de responsabilidad a convocantes y organizadores, además de ser una clara violación del principio de inocencia implica una limitación arbitraria del derecho a la protesta social y por ello vulnera los estándares internacionales de derechos humanos”.

En el texto, la OEA, reitera su disposición de mantener un diálogo con el Gobierno de Nicaragua, y destaca su profunda preocupación por el sistemático rechazo a ser recibido de parte de la dirigencia de ese país, así como su actitud de obstaculizar el contacto con otros actores relevantes nicaragüenses para lograr una solución pacífica y consensuada a la situación.

 

El Colombiano

 

También podría gustarte