Santa Marta Aracataca, Fundación, y Ciénaga, áreas del posconflicto

523

En los municipios protagonistas del posconflicto el ordenamiento de la propiedad rural, el uso del suelo, la producción agropecuaria y la adecuación de tierras.

 

El Igac ‘desmenuzó’  la geografía de los 4 municipios del Magdalena que serán escenario de reconciliación y desarrollo.

 

 

 El Instituto Geográfico Agustín Codazzi (Igac) desnudó la topografía, los suelos y predios de los municipios de Aracataca, Ciénaga, Fundación y Santa Marta que serán escenario de reconciliación y desarrollo, a través de acciones como el ordenamiento de la propiedad rural, el uso del suelo, la producción agropecuaria y la adecuación de tierras.

Todo ello se desarrolla teniendo en cuenta que en los próximos 10 años, el Gobierno Nacional implementará los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial en los 170 municipios más golpeados por la violencia en Colombia, el primer paso para la reforma rural integral del Acuerdo de Paz. La región Caribe contará con una alta participación en la implementación de estos Planes, con un total de 41 municipios: 13 en Bolívar, 8 en Cesar, 8 en Sucre, 5 en Córdoba, 4 en Magdalena y 3 en La Guajira.

A raíz de esta buena nueva, el Instituto se dio a la tarea de escrudiñar toda la información geográfica de los 4 territorios que empezarán su transformación en el departamento del Magdalena. “Logramos establecer las áreas productivas de estos municipios, además de su número de predios, área construida, grado de desactualización catastral, datos demográficos, topográficos e hídricos, y hasta la cantidad de personas desplazadas”, dijo Juan Antonio Nieto Escalante, director general del Igac.

Según Nieto Escalante, estos insumos podrían servir como una carta de navegación en el momento de planear los Programas territorial, dado que dan línea sobre lo que se debe y no hacer en un territorio. “No podemos montar a caballo sin antes ensillarlo. Como Gobierno estamos en la obligación de conocer previamente la historia, los conflictos, las potencialidades y limitantes de estos territorios, información que reposa en nuestra institución”, indicó.

LAS ACCIONES DEL IGAC

El primer paso del Igac por estos 4 municipios del Magdalena consintió en una revisión detallada de sus aspectos geográficos. Para esto, la entidad se basó en su Diccionario Geográfico, el cual desnuda información sobre área, población, presencia étnica, zonas protegidas, distribución y establecimientos educativos, industriales y de salud.

Estos territorios en Magdalena abarcan 639 mil hectáreas: 235 mil en Santa Marta, 174 mil en Aracataca, 132 mil en Ciénaga y 97 mil en Fundación. Los 4 municipios tienen presencia de por lo menos un resguardo indígena; Aracataca y Ciénaga cuentan con dos cada uno. Están divididos en 39 organizaciones territoriales: 15 corregimientos, 16 caseríos y 8 centros poblados. Los parques naturales, reservas o santuarios protegidos hacen presencia en los cuatro territorios.

248 MIL HECTÁREAS PARA PRODUCIR

 El Director del Igac expuso que la producción agropecuaria y la adecuación de tierras de los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial deberán sustentarse en la capacidad y vocación de los suelos. “Con la información general de nuestros estudios de suelos, se logró definir qué tan productivas podrían ser estas tierras, en cuanto al uso agrícola, ganadero, forestal o agroforestal”, aseguró Nieto Escalante.

Por lo tanto, de las 639 mil hectáreas que conforman estos municipios en Magdalena, la producción debería concentrarse en más 248 mil, si bien, cuentan con suelos aptos. La distribución del uso del suelo es la siguiente: 183 mil hectáreas para la actividad forestal; 55 mil para la agrícola; 7 mil para la agroforestal y 1.900 mil para la ganadera.

“Si el nuevo ordenamiento del país tiene en cuenta este tipo de insumos, garantizaríamos una reactivación económica y al mismo tiempo la sostenibilidad de los recursos naturales”, enfatizó Nieto Escalante.

El funcionario destacó que el país debe empezar a contemplar dos usos que han sido opacados por los cultivos y el ganado: el forestal y agroforestal.

“Estas actividades explotan recursos naturales pero de una manera controlada y enmarcada en la sostenibilidad. Por ejemplo, la agroforestal mezcla cultivos o ganado para consumo con especies forestales, lo que garantiza el equilibrio”.

Anotó que en el posconflicto, el Gobierno propondrá nuevas opciones de vida para que los campesinos vivan de sus tierras, “las cuales deben partir del conocimiento y sobre lo que se debe y no hacer con los suelos”.

 PRODUCCIÓN POR MUNICIPIO

De los cuatro municipios del posconflicto, el que más tiene hectáreas para cultivar es Aracataca, con 20.796. Por su parte, el de mayor capacidad ganadera es Santa Marta, aunque con apenas 659 hectáreas.

En los otros dos usos los ‘reyes’ son Fundación (48 mil hectáreas forestales) y Santa Marta (5.165 agroforestales). “La producción forestal es una buena opción para los campesinos que viven en tierras con serias restricciones y limitantes para las actividades tradicionales”, sugirió Nieto Escalante.

ACTUALIZACIÓN  CATASTRAL

Uno de los grandes retos en estos municipios será dar solución a su actual rezago catastral, teniendo en cuenta que de los 4 evaluados en Magdalena, solo Santa Marta tiene sus áreas urbanas y rurales actualizadas (ejercicio realizado en 2014). En lo rural, Aracataca y Fundación padecen de 23 años de desactualización, y Ciénaga de 7 periodos. El panorama no mejora en lo urbano: 24 años en Fundación, 15 en Aracataca y 7 en Ciénaga.

Debido a la desactualización, el valor catastral de estas tierras es incipiente en el departamento. “Santa Marta, por ser la capital y estar actualizada, presenta el mayor avalúo en el departamento, con $11,5 billones. A metros de distancia de los escasos $384 mil millones de Ciénaga, $111 mil millones de Fundación y $74 mil millones de Aracataca”, informó Juan Antonio Nieto,

El número de predios en estas zonas es de 233 mil: 194 mil urbanos y 39 mil rurales. Santa Marta es la líder, con 184 mil, cifra que contrasta con los 8.977 que tiene Aracataca. 17,5 millones de metros cuadrados presentan áreas construidas, aportadas en su mayoría por Santa Marta (12,5 millones).

Además, los 4 municipios en Magdalena fueron agrupados en la subregión de la Sierra Nevada de Santa Marta y Pivijay. Y en recurso hídrico cuentan con 55 ríos, arroyos, quebradas, caños y ciénagas bañan a estos territorios, entre estos Aracataca, Ariguaní, Buritaca, Chiquito, Don Diego, Duriameina, Fundación, Gaira, Guachaca, La Caja, Manzanares, Mendiguaca, Palomino y Piedras.

 “El nuevo ordenamiento del país no solo girará en torno a incentivar la producción de las tierras. El respeto a los recursos naturales será una constante, razón por la cual estos tesoros ambientales serán manejados con manos de seda. El ideal es impulsar el desarrollo, pero de una manera sostenible”, concluyó Nieto Escalante.

También podría gustarte