Nacieron 104 tortugas Carey y pronto retornarán al mar

El intendente de la Policía Nacional, Carlos Peña quien forma parte de la Policía de Turismo de Santa Marta, carga emocionado las tortuguillas que nacieron.

El tiempo de incubación de los huevos fue de 53 días, un proceso que fue llevado a cabo bajo condiciones controladas de temperatura y humedad.

Con gran satisfacción y mucha alegría recibió el equipo de biólogos y científicos del Acuario Rodadero el nacimiento de 104 tortuguillas Carey que habían sido anidadas en las playas de Pozos Colorados de Santa Marta.

De acuerdo a lo expresado por el veterinario Carlos Zuluaga, una enorme tortuga Carey de la especie Eretmochelysimbricata realizó una nidada en la zona de Pozos Colorados, durante las horas de la noche del día 19 de agosto.

Dicha tortuga según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) se encuentra catalogada en estado crítico (CR) y gracias al aviso que dio el Intendente de la Policía Nacional, Carlos Peña quien forma parte de la Policía de Turismo de Santa Marta y se encontraba patrullando la zona se pudo proteger a la tortuga marina de forma conjunta con la autoridad ambiental Corpamag.

Fue gracias a la valiosa información del Indentende Peña que los expertos de la Corporación Autónoma Regional del Magdalena como autoridad ambiental y del Centro de Atención, Valoración y Rescate de fauna marina (CAVR) que funciona en el Acuario El Rodadero se movilizaron para la reubicación del nido y lograron trasladar los 130 huevos a un sitio seguro con el apoyo de todo su equipo técnico y científico conformado por biólogos y veterinarios.

Zuluaga comentó que el Acuario El Rodadero fue escogido como el lugar de disposición final (Resolución 2064 de 2010) para proteger la nidada. El tiempo de incubación de los huevos fue de 53 días, un proceso que fue llevado a cabo bajo condiciones controladas de temperatura y humedad. ‘‘El día 13 de octubre, durante las horas de la mañana comenzó el evento de eclosión de los neonatos, alrededor de 100 individuos han eclosionado y se espera continúen’’, explicó el veterinario.  

A su turno Diana Tarazona, bióloga marina del Acuario Rodadero manifestó que los neonatos serán monitoreados por el equipo técnico y científico del Acuario, con el fin de brindar una mayor probabilidad de supervivencia, dado el estado de conservación en el que se encuentra la especie.

‘‘Los esfuerzos serán reflejados trascurridos 9 meses de cuidado donde se espera un porcentaje alto para posteriormente hacer una introducción al hábitat natural y seguir aportando a la conservación de esta especie y al sostenimiento del medio marino’’, indicó.

 ‘LAS PEÑITAS’

Las tortuguillas Carey que nacieron ya fueron bautizadas cariñosamente con el nombre de ‘Las Peñitas’ como un reconocimiento a la loable labor del Intendente Carlos Peña, quien está adscrito a la Policía de Turismo.

Como se recordará la noche del 19 de agosto la enorme tortuga marina que se encuentra en vía de extinción salió del mar y después de recorrer algunos metros decidió quedarse justo debajo de una cuatrimoto en donde procedió a excavar un hueco para desovar allí su cría.

Según lo expresado por el Intendente Carlos Peña, cuando promediaban casi las 10:00 de la noche y en su trabajo de rutina por las playas de Pozos Colorados logró percatarse de algo extraño que salía del mar y se acercó, cuando de repente vio aquella tortuga gigante que se arrastraba por la arena y estacionó su cuatrimoto.

 ‘‘Fue algo realmente maravilloso, me sentí muy agradecido con el Todopoderoso por percibir lo grandioso de la naturaleza y brindar una custodia a esa especie que vino a anidar en nuestras playas. La naturaleza es lo más bonito que podemos disfrutar, tuve el privilegio de acompañar el instante exacto cuando la tortuga desovó en el hueco que ella misma excavó con perfección, luego los cubrió con la arena y se regresó al mar’’, relató el agente de la Policía de Turismo.

Comentó además que el sitio escogido por la tortuga marina para hacer su nido fue la playa de Pozos Colorados más exactamente cerca al edificio Wiwa hasta donde llegaron algunos biólogos y expertos en el tema que ayudaron en la colocación de una carpa y acordonar el área protegiendo así los huevos.

‘‘Gracias al apoyo del personal experto que labora en el Acuario Rodadero y la bióloga de Corpamag se procedió a extraer los 114 huevos que desovó la tortuga para ser llevados a unas incubadoras. Permanecí en el sitio custodiando el nido para evitar que personas inescrupulosas intentaran llevárselos. Como Policía de Turismo siempre estamos prestos a colaborar en el tema de vigilancia y protección en toda esta zona del corredor sur turístico de Santa Marta’’, anotó.

También podría gustarte