Condenada la Nación por confusión de identidades

El Consejo de Estado condenó a la Nación en cabeza de la Fiscalía General de la Nación y a la Rama Judicial por la privación injusta de la libertad de Jhon Alexander Conde Rojas, por una confusión de identidades que se registró en medio del proceso judicial que se adelantaba contra un miembro del M19 que era buscado por el delito de rebelión.

El Consejo de Estado ordenó que no solo se reparara a Conde Rojas sino también a su núcleo familiar por los daños morales causados, por lo que el tribunal ordenó cancelar la suma de un poco más de 60 millones de pesos a quien fue privado de su libertad, y la misma cantidad a su madre, esposa y tres hijos, respectivamente.

Tal determinación la tomó el tribunal luego de que se evidenciara que la persona investigada, procesada y condenada con el nombre de Jhon Alexander Conde Rojas, no correspondía a la identidad del procesado legítimo por el delito de rebelión.

 “La Sala advierte que, en el presente caso, tanto la Fiscalía General de la Nación, como la Rama Judicial, incumplieron con sus deberes de identificación e individualización del procesado, por cuanto se adelantó la investigación, se profirió resolución de acusación y sentencia condenatoria en contra de una persona cuyas huellas digitales no coincidían con el documento de identidad que presentó en el proceso”, dice el fallo.

El tribunal consideró que existió una afectación contra Conde Rojas debido a que “provocó consecuencias ciertas, tanto en su patrimonio económico como moral. En primer lugar, el privado de la libertad es una persona en edad productiva, por lo que la jurisprudencia aplica la presunción que indica que devenga, al menos, un salario mínimo mensual, por lo que la privación de su libertad generó un detrimento patrimonial al imposibilitar dicho lucro”.

Y en un segundo caso, se evidenció la privación del derecho a la libertad que genera una afectación moral a quien fue procesado por error y a sus parientes más cercanos. Por lo anterior, la entidades demandadas tienen el deber de resarcir los perjuicios que se hubieren causado a Conde Rojas, desde el 24 de abril hasta 15 de diciembre del 2009.

BOGOTÁ COLPRENSA

También podría gustarte