Universitarios se tomaron la ‘Troncal’

291

La Universidad del Magdalena respetó el derecho a la movilización que adelantaron los estudiantes de la Institución. /MIGUEL ORTEGA

Los estudiantes de la Universidad del Magdalena continúan alzando su voz en todos los escenarios públicos para decir: “La universidad pública se defiende”, por esto se tomaron ayer la Troncal del Caribe.

 

La exigencia que hacen los estudiantes al Gobierno Nacional es para que aumente el presupuesto de la educación pública con el cual esperan una mejora en la calidad educativa y en la infraestructura de las universidades púbicas del país.

Por lo anterior, los estudiantes piden 3.2 billones para culminar las labores de este 2018 y 15 billones de pesos más para inversión. A su vez exigen que exista una tasa del 0 % de interés para créditos estudiantiles con entidades como el Icetex.

Desde el pasado 10 de octubre, los estudiantes de las universidades públicas del país, se han mantenido en pie de luchar, pidiendo al Gobierno Nacional, llegar a acuerdo sobre sus exigencias, por ello ayer salieron a marchar una segunda vez.

A tres días de que el congreso defina cuál será el presupuesto para cada sector y con la inconformidad a flor de piel, los estudiantes se presentan en las calles como un mismo cuerpo que, pese a las diferencias de sus pliegos de peticiones, expresaron oficialmente ser la unidad por una misma causa.

María José Navarro egresada de la Universidad del Magdalena indicó “Hoy marchamos y se hace necesario recalcar que el Congreso de la República entrará a debatir por última vez el presupuesto general de la nación para el año 2019, por ello recalcamos sobre el pliego de peticiones entregado por la Unees donde en el primer punto exigimos un aumento de 4,5 billones para todas las IES. Así mismo se hace necesaria una reforma a la ley 30/92 que permita la posibilidad de discutir qué tipo de IES quiere el país bajo una construcción democrática de su articulado”.

MESA DE UNIDAD NO PARTICIPÓ ASEGURA LA ENTIDAD

Por su parte, el Consejo Académico de la Universidad del Magdalena, en relación a las manifestaciones y marchas organizadas en el marco de las problemáticas que atraviesa la educación superior pública, indicó que como institución, respeta el derecho a la manifestación y la movilización pacífica, como expresión libre y espontánea de los miembros de la comunidad universitaria para defender sus derechos e intereses.

Por lo tanto, una vez se programó una movilización nacional, la Universidad estableció una mesa de unidad paras su organización, con el objeto de garantizar el respeto por las normas y la seguridad de los miembros de la comunidad universitaria. Pero una vez, se conoció la decisión de uno de los actores de la mesa, de marchar desconociendo los acuerdos pactados en una asamblea general triestamentaria y sin contar con los permisos legales requeridos, la Institución no se hizo responsable de las consecuencias que podrían derivarse del no cumplimiento de las disposiciones legales para movilizarse.

Además, la Universidad del Magdalena advirtió que esta decisión de marchar que tomó un grupo de estudiantes sin los permisos requeridos, no cumplía con las disposiciones legales que regulan este tipo de manifestaciones y, por consiguiente, no garantizaba la seguridad de los y miembros de la comunidad universitaria, situación que también podría poner en conflicto el derecho a la libre movilización con el orden y la seguridad pública.

Si bien, para la Universidad es prioridad garantizar la participación activa de todos los actores del Alma Mater, tal como lo estableció en el Acuerdo Académico N° 43 de 2018, el cual promueve el diálogo, la reflexión y la movilización universitaria por la sostenibilidad y calidad de la educación superior pública en Colombia y definió una serie de actividades para su desarrollo.

EL COMITÉ DE UNIDAD

También, las organizaciones estudiantiles, profesorales y trabajadores de la Universidad del Magdalena, que conforman el Comité de Unidad de las Organizaciones Universitarias tomaron la determinación de no apoyar acciones de protesta no construidas colectivamente, puesto que uno de los colectivos estudiantiles decidió autónomamente separarse completamente de las decisiones colectivas y pretendió imponer su concepto por encima de los acuerdos derrumbando el constructo colectivo y atentando contra la unidad del movimiento.

Rechazando además las acciones que atentan contra la unidad del movimiento y la seguridad de los miembros de la comunidad universitaria, dado que como colectivo unificado se sintieron “vulnerados y burlados en su intención de construir acuerdos colectivos, razón principal por la cual la manifestación que un grupo organizado de estudiantes impuso aunado a la falta de permisos y garantías logísticas y de seguridad, se vieron obligados a retirar cualquier tipo de apoyo, dado que no existen las garantías para que la comunidad universitaria realice en forma libre y expresiva este tipo de actividades”.

Resalta el Comité que desde la Universidad del Magdalena y desde las organizaciones estudiantiles universitarias ACREES, FENARES y las organizaciones sindicales de profesores y trabajadores universitarios ASPU y SINTRAUNAL, se seguirá trabajando y construyendo propuestas y espacios de unidad y de movilización en próximos días en aras de una Universidad Pública de calidad y con financiación adecuada.

Si bien, la deuda histórica con las universidades públicas, las grandes dificultades y rezagos en términos de infraestructura y dotación, que sitúan en condiciones de precariedad los escenarios y ambientes para la docencia, la investigación, la creación artística, cultural, la proyección y transferencia a la sociedad son aspectos que es necesario que la comunidad conozca. Señalando que la Universidad del Magdalena es la universidad pública acreditada institucionalmente por alta calidad con la transferencia por estudiante más baja en todo el Sistema Universitario Estatal.

Por lo tanto, reitera el llamado a la comunidad universitaria en general y al colectivo estudiantil a la participación activa en acciones de defensa de la educación superior pública del país.

También podría gustarte