Reforma a la justicia paso sin el Tribunal de Aforados

240

A la plenaria del Senado pasó este miércoles la enmienda constitucional de la reforma a la justicia, en donde no se incluyó, por ahora, la creación de un tribunal único de aforados, luego de que fuera votada en la Comisión Primera.

Aunque este tema del tribunal de aforados no se logró, el gobierno destacó lo alcanzado en la discusión del proyecto. Al respecto, la ministra de Justicia, Gloria María Borrero, manifestó que esperan “que se reviva el tema del juzgamiento de los aforados en el segundo debate”.

 

La ministra además explicó que se negó la proposición de la senadora del Centro Democrático Paloma Valencia, como también la del Gobierno. “Esperamos que se retomen para el debate en plenaria”, declaró.

Al respecto, la senadora Valencia insistirá en quitarle la facultad a la Corte Suprema de Justicia de procesar congresistas y dejarle la tarea al tribunal de aforados para todos, “que juzgue a magistrados, senadores, contralor, procurador, fiscal, los miembros de la Comisión de Disciplina Judicial, estamos hablando de todos los aforados y que habría que revisar que queden suficientes casos para que los seis magistrados del tribunal de aforados tengan funciones que cumplir”.

Del Partido de la U, el senador ponente, Armando Benedetti, declaró que frente a ese tribunal especial “se implementó una estrategia para votarlo negativo y así pueda quedar vivo para el siguiente debate, porque era muy difícil por el poco tiempo ponernos de acuerdo todos sobre las funciones de ese tribunal, sobre quienes lo conforman y como se elegirían”.

El coordinador ponente de la reforma, senador de Cambio Radical Germán Varón Cotrino, respecto a las normas para descongestionar la justicia, sostuvo que con la unificación de las sentencias y la dotación de funciones judiciales a notarios, centros de conciliación y de arbitraje para definir procesos pequeños, se abre la posibilidad para que una persona no tenga que acceder a un abogado para resolver temas que constan en el precedente judicial, de poder tener funciones que desarrollan actividades administrativas y no necesariamente el juez, tendrá la posibilidad de acudir a un juzgado que no esté congestionado y que le resuelvan sus temas con rapidez.

Pasó igualmente en la reforma la eliminación del Consejo Superior de la Judicatura, creando un organismo nuevo de administración de la rama.

Finalmente, el senador Rodrigo Lara criticó la reforma, al considerar que “este no es un proyecto para la Justicia, es un proyecto para someter a la justicia, para amordazarla, para sustituir a la Corte Suprema de Justicia por una especie de tribunal o corte, designada en gran parte por el presidente de la República, que terminará arrodillando a la Justicia, su independencia y su libertad”.

BOGOTÁ COLPRENSA

También podría gustarte