Comunidad se opone a cierre de la iglesia por parte de Mincultura

Habitantes de Tenerife se opusieron al cierre de la iglesia por parte del Ministerio de Cultura.

Funcionarios de la Administración Municipal de Tenerife, acompañados por la Policía Nacional, en cumplimiento del auto 2018 0400 emanado por el Ministerio de Cultura, llegaron al templo colonial San Sebastián del municipio a fin de darle cumplimiento a la orden impartida en cuanto a la suspensión de las obras que se venían desarrollando, las cuales  no eran otras que un retoque de pintura ya que desde hace  más de 7 años no se hacía.

 

La medida causó descontento por parte de los habitantes, quienes aseguran que gracias a los recursos obtenidos en un templotón se pudo llevar a cabo esta obra que lo que busca es embellecer este lugar emblemático  de los tenerifanos.

Por su parte la comunidad católica está indignada ante estas medidas que el Ministerio de Cultura ha tomado, teniendo en cuenta que nunca desde que se declaró al templo  Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Nación, se ha destinado un peso para su mantenimiento, por lo que ha sido necesario hacer los arreglos con recursos propios de los habitantes de Tenerife.

“La Nación no hace, y no deja que le haga mantenimiento a nuestro Patrimonio Cultural e Histórico’’, sostuvo  Moisés Badillo Tobías Presidente del consejo parroquial. El funcionario fue enfático en manifestar  que desde el  Gobierno Nacional declaró  el templo de su pueblo  en Patrimonio Cultural e Histórico, ha sido un problema porque  el Gobierno Nacional, no  hace arreglos a un templo que le pertenece a los habitantes  de  Tenerife.

Esta situación  que afrontan   los tenerifanos, se presenta luego que  desde el año 1.995, fue declarado  el templo como Patrimonio Nacional, a través del Ministerio de Cultura, desde esa fecha no reciben ayudas  de la nación, del departamento ni del  municipio, lo cual ha  venido deteriorando  el techo, las paredes, puertas y las ventanas del templo.

Teniendo en cuenta lo anterior la protesta se llevó a cabo a las afueras de la iglesia católica de manera pacífica por parte de los habitantes, los cuales exigieron que hechos como estos no se vuelvan a presentar y que también hagan las inversiones que sean necesarias para la conservación de esta infraestructura.

Las autoridades explicaron que se trataba una orden directa del Gobierno Nacional justificada en supuestos trabajos de restructuración que se habían efectuado sin autorización a la iglesia declarada Patrimonio Cultural de la Nación; sin embargo, la comunidad no dejó poner los sellos que declaraban el cierre de la edificación, por lo que el Ministerio de Cultura no pudo cumplir con la orden dada.

Esta población se caracteriza por su tradición religiosa, en donde el catolicismo prima sobre otros conceptos de fe. La Semana Santa se ha convertido en su mayor patrimonio cultural e inmaterial, su originalidad la potencia como un atractivo turístico que cada año atrae más visitantes, es por esta razón que la conservación de su templo es de suma importancia para la población.

Las prácticas culturales se viven en su máxima expresión, convirtiendo a Tenerife en un templo de la tradición religiosa, visitar sus calles hace sentir en la piel un pueblo fervoroso y lleno de fe, cuyo progreso es constante gracias al tesón de su gente.

También podría gustarte