La camiseta para el Papa

El presidente Iván Duque le llevó de regalo al Papa Francisco, una camiseta de la Selección Colombia. ´Su Santidad, este obsequio se lo envía James Rodríguez´, le dijo el Mandatario al Santo Padre./Colprensa

Como un “grato” y “cálido” encuentro en el que primó el mensaje de seguir trabajando por la unidad y superar las diferencias entre los colombianos, calificó el Presidente de la República, Iván Duque Márquez, la audiencia privada que sostuvo este lunes con Su Santidad el Papa Francisco, durante cerca de 30 minutos, en el Palacio Pontificio de Ciudad del Vaticano.

 

La histórica jornada se inició hacia las 9:55 minutos de la mañana (hora del Vaticano), con la llegada de la caravana del Jefe de Estado, su familia y parte de su comitiva al Patio de San Dámaso, donde el Mandatario fue recibido con calle de honor por la Guardia Suiza y por el Prefecto de la Casa Pontificia, Monseñor Georg Gänswein, quien lo condujo al tercer piso del Palacio.

Ya en la Sala del Tronetto, a las 10:02 del día, el Sumo Pontífice salió a recibirlo. “Un honor saludarlo, Santo Padre”, le dijo el Presidente al estrechar su mano, tras lo cual pasaron al recinto de la Biblioteca Vaticana donde, un minuto después, se inició la audiencia privada.

 “Mi admiración y gratitud para usted”, le dijo el Mandatario y el Pontífice respondió que él era tan solo un hombre. “Todos los colombianos disfrutamos mucho de su visita, de sus mensajes de unidad y alegría”, le expresó el Presidente al recordar la reciente visita del Papa a Colombia.

Durante la audiencia, el Papa y el Mandatario trataron temas de interés común, entre ellos la crisis migratoria venezolana, el proceso de reincorporación de exguerrilleros de las Farc, las conversaciones con el ELN, la lucha contra la corrupción y el compromiso por el desarrollo sostenible y la protección del medio ambiente en el país.

Igualmente, el Jefe de Estado le expresó al Sumo Pontífice su complacencia y el honor que para él representa acompañarlo, en enero próximo, en Panamá, durante el encuentro que se adelantará con la juventud latinoamericana.

Al término de la audiencia, a las 10:30 de la mañana, el Papa saludó a la esposa del Presidente, María Juliana Ruiz, y a sus hijos Luciana y Matías. Ese fue uno los momentos más emotivos de la visita, tras lo cual se procedió al intercambio de regalos.

El Mandatario le obsequió una Sagrada Familia, elaborada a mano con sal extraída de las minas de Zipaquirá; un libro de la Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, otro sobre la Biodiversidad Amazónica, una hamaca en crudo de Artesanías de Colombia, una caja con cuatro bolsas de café colombiano y un lienzo firmado y una camiseta del futbolista James Rodríguez.

Por su parte, el Santo Padre le obsequió un medallón en bronce con un olivo y un mensaje en el que se estimula a buscar lo que une y superar lo que divide.

DIÁLOGO EMOTIVO

Durante el acto de intercambio de regalos, que estaban dispuestos sobre una mesa del Salón, el Papa se mostró siempre sonriente. La Primera Dama aprovechó para contarle detalles acerca de los obsequios e incluso hubo frases con toques de humor de parte del Mandatario visitante.

—Santo Padre, este es un detalle que le trajimos con María Juliana —le dijo el Presidente al mostrarle el lienzo, con una carita feliz y la expresión de ‘Con cariño’, firmado por el futbolista James Rodríguez.

Mientras el Pontífice observaba el lienzo, la Primera Dama le comentó:

—Tuve el honor de participar en la reunión de Scholas, durante dos días, y fue extraordinario. Con la grata sorpresa, además, de poder participar de manera virtual en la inauguración que se hacía en Colombia.

—Qué bueno —dijo el Papa mirando a los ojos a María Juliana Ruiz.

Acto seguido, el Presidente Duque le mostró la camiseta con el número 10, el de James Rodríguez cuando juega en la Selección Colombia. El Papa Francisco, cuya afición por el fútbol es conocida, no pudo ocultar su satisfacción.

Después, al entregarle el libro de la Basílica de Chiquinquirá, el Presidente le informó que los devotos de Nuestra Señora del Rosario se aprestan a celebrar el próximo año los 100 años de su coronación.

Otro tanto hizo la Primera Dama cuando el Papa recibió la réplica de la Sagrada Familia, fabricada a mano en “sal pura” de las minas de Zipaquirá, “que es sinónimo de vida, con una talla maravillosa” de las artesanas del lugar.

A continuación, el Presidente le mostró la hamaca a Su Santidad y le dijo:

—Creo que usted también está con poco tiempo para descansar, pero es una hamaca hecha por los artesanos colombianos…

—Para hacerme la siesta —respondió el Papa, lo que provocó la risa de los asistentes.

Sobre la caja con bolsas de café, el Mandatario le explicó:

—Este es café nuestro de las regiones de Colombia, y es café trabajado con caficultores que han hecho un gran proyecto de emprendimiento, símbolo de transformación productiva de nuestro país, de muy alta calidad; se lo envían con mucho cariño.

Al corresponderle el turno de explicar el mensaje que quería transmitir con su regalo, un medallón en bronce con un olivo, el Papa Francisco habló en voz baja con la pareja presidencial sobre la importancia de buscar lo que nos une y superar lo que nos divide.

—Usted sabe —contestó el Presidente—, que ese ha sido el mensaje que yo he tratado siempre de transmitirle al pueblo colombiano.

Así mismo, el Santo Padre le mostró al Mandatario varios escritos de su pontificado sobre la familia, el cuidado de la naturaleza y la paz.

—Espero le sirvan— dijo.

—Muchísimas gracias, Santo Padre —contestó el Presidente Duque.

—Muchísimas gracias, Su Santidad, es muy hermoso ese mensaje —agregó la Primera Dama.

El Papa procedió luego a saludar a la comitiva presidencial, de la que hicieron parte el Canciller Carlos Holmes Trujillo; el Ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo; el Secretario General de la Presidencia, Jorge Mario Eastman; la Secretaria Privada, María Paula Correa, y representantes diplomáticos de Colombia en la Santa Sede, entre otros.

Tras la despedida del Santo Padre, el Presidente Duque sostuvo un encuentro con el Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, y ofreció una declaración a los medios de comunicación en la que destacó la forma como Su Santidad interpretó los esfuerzos de su Gobierno para consolidar la unidad en torno a los grandes temas nacionales.

 “Quiero, en primer lugar, expresarle mi gratitud por la forma tan cálida con la que nos recibió Su Santidad, el Papa Francisco; tuvimos una conversación donde me entusiasmó a seguir trabajando por la unidad del pueblo colombiano, por seguir invitando a los colombianos a concentrarnos en las cosas que nos unen y no dejar que se ahonde en las cosas que nos dividen. Me motivó mucho la forma en la que interpretó muy bien el mensaje nuestro de llamado a la unidad sobre los grandes temas nacionales”, puntualizó el Jefe de Estado al cierre del evento principal de su gira por Europa.

“Recibí con agrado el mensaje del Santo Padre para que nosotros sigamos haciendo esa política fraterna de recibir a los hermanos venezolanos en nuestro país, nosotros no hemos cerrado las fronteras, hemos acogido a los hermanos venezolanos que huyen de la desolación, de la dictadura en nuestro territorio y les seguiremos dando todas las oportunidades para que salgan de esa tragedia”, dijo luego de la audiencia con el Papa.

El Mandatario colombiano expresó que “para mí es muy valioso pedirle consejo y opinión al Santo Padre sobre estas materias”, y añadió que le explicó que ha liderado esfuerzos ante la comunidad internacional que permitan enfrentar esta problemática.

 “También le indiqué al Santo Padre que venimos haciendo esfuerzos con la comunidad internacional para movilizar recursos, para que tengamos una respuesta multilateral a esta problemática, y sentí esa voz de apoyo tan importante”, aseguró.

Explicó que esta ocasión sirvió para reiterar el deseo de Colombia de continuar con esta labor humanitaria.

“Dejamos claro que Colombia seguirá trabajando de manera solidaria con el pueblo venezolano para que puedan salir de la tragedia que hoy padecen, y que seguiremos hablando de una política migratoria fraterna y enfocada en el bienestar del pueblo venezolano y la hermandad de los dos países”, destacó.

CIUDAD DEL VATICANO, AFP.

También podría gustarte