Fiscal prestó su nombre para comprar un carro que terminó en manos de Moreno

271

El fiscal delegado para el Tribunal Superior de Bogotá, Raúl Acero, es uno de los tantos funcionarios que se han visto envueltos en el escándalo de corrupción al interior de la Corte Suprema de Justicia. En esta ocasión el fiscal aseguró que habría prestado su nombre para la compra de un vehículo de más de 150 millones de pesos. 

De acuerdo con Acero, el automotor sería para el magistrado Leonidas Bustos hoy investigado por presuntamente recibir dineros a cambio de favorecer a senadores en procesos judiciales.

El magistrado le habría solicitado a Acero en el año 2010 prestar su nombre para comprar un vehículo que oscilaba entre los 100 y los 150 millones de pesos. Acero, aseguró que accedió a dicha pretensión porqué él contaba con buena capacidad de endeudamiento.

Además, afirmó: “yo no le vi ningún inconveniente, entre otras, porque el doctor Bustos es una persona muy confiable. No tenía por qué desconfiar de él”, dijo en entrevista con Blu Radio.

Según Acero, tuvo que solicitar un crédito el Helm Bank para realizar la compra. “Yo hice el crédito con mis papeles. Yo tenía esa capacidad y me prestaron la plata y se fue pagando mensualmente. El doctor pagaba las facturas”.

Acero confirmó que él le hacía llegar las facturas mes a mes y el magistrado se acercaba a cancelar dicha obligación.

Años después de generarse la compra, el actual fiscal debió hacer papeles de compra-venta con el exfiscal de la Unidad de Anticorrupción, Luis Gustavo Moreno, hoy investigado por presuntos casos de corrupción al interior de la justicia colombiana.

Acero accedió a realizar dichos trámites ya que el magistrado le aseguró que Moreno le habría comprado el vehículo.

Sobre su presunta relación con Moreno, Acero aseguró que lo conoció porque fue su profesor en la Universidad Libre.

 

Tomado de Colprensa

También podría gustarte