El Rey Salman y su hijo dan  pésame´ a la familia del periodista asesinado

El monarca Salman bin Abdelaziz, y el príncipe heredero, Mohamed bin Salman se reúnen en Riad con Salah bin Jamal Khashoggi, uno de los hijos del periodista, y otro familiar, para ofrecerles sus condolencias personalmente

El rey de Arabia Saudita, Salman bin Abdelaziz, y el príncipe heredero, Mohamed bin Salman, recibieron hoy a familiares del periodista saudí Jamal Khashoggi para transmitirles personalmente sus “condolencias” tras su muerte hace tres semanas en el consulado de su país en Estambul, informó la agencia oficial SPA.

 

El monarca saudí y su hijo recibieron en el palacio de Al Yamama, en Riad, a Salah bin Jamal Khashoggi, uno de los hijos del periodista, y a otro familiar de nombre Sahl bin Ahmed Khashoggi.

Ambos acogieron con “agradecimiento” las palabras del rey y del príncipe heredero, relata la agencia, que no ofreció más detalles del encuentro.

Este recibimiento se produce horas después de que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, afirmase que el “salvaje asesinato” del Khashoggi en el consulado de su país en Estambul fue “planificado”.

El presidente turco apeló al rey saudí para pedir que se revele la identidad del supuesto “colaborador local” que ayudó, según la versión de Riad, a las autoridades consulares a deshacerse del cadáver de Khashoggi.

BAJO PRESIÓN

Al calificar como premeditado el asesinato en Estambul del periodista saudita Jamal Khashoggi, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, mantuvo la presión sobre Riad, puesto que desbarató la versión oficial, pero tuvo la precaución de evitar un enfrentamiento entre dos pesos pesados del mundo musulmán. 

Si bien trató de exculpar al rey Salmán, diciendo que estaba “seguro” en cuanto a que cooperará con la investigación, Erdogan usó un lenguaje que deja la puerta abierta a las sospechas que pesan sobre su hijo, el príncipe heredero Mohamed bin Salmán, conocido como “MBS”, sin mencionarlo implícitamente. 

Erdogan pidió que todos los implicados en este asesinato, “desde los ejecutores hasta los patrocinadores”, sean castigados e instó a Riad a revelar “las responsabilidades de cada uno en este caso, desde el más alto nivel hasta el más bajo”. 

“Según Erdogan (los sauditas) aún tienen que responder a dos preguntas: ¿dónde está el cadáver? y ¿quién envió al equipo (a Estambul para matar al periodista). Estas dos últimas preguntas, evidentemente apuntan más a ‘MBS’ que al rey Salmán”, señala Jean Marcou, investigador asociado en el Instituto francés de estudios anatolianos.

Riad menciona un asesinato consecuencia de una “pelea” desencadenada en el lugar, y luego una operación “no autorizada”. Soslayando la tesis del accidente, Erdogan describió un “asesinato político”, por lo tanto un homicidio premeditado.

Pero, por el momento Ankara gestiona con suma cautela este asunto, para “no quemar puentes” con Riad, afirma Jalil Jahshan, director ejecutivo del Arab Center en Washington. 

“Esta relación es importante para él, sobre todo a nivel económico, con importantes inversiones sauditas en Turquía y futuras inversiones esperadas por el gobierno de Erdogan”, añadió.

Las relaciones entre Arabia Saudita y Turquía ya estaban frágiles, afectadas por el apoyo de Ankara a Catar ante el bloqueo impuesto en julio de 2017 a este país por Riad y sus vecinos del Golfo Pérsico.

Además del apoyo a Catar, Arabia Saudita ve con malos ojos la proximidad de la Turquía de Erdogan con la cofradía de los Hermanos Musulmanes, considerada “organización terrorista” por Riad y sus aliados. 

Sin embargo, evitar una ruptura con Arabia Saudita es muy importante para Turquía puesto que su economía ha estado tambaleante durante varios meses últimamente. 

También podría gustarte