Capturado el exfiscal cienaguero Antonio Luis González Navarro

El exfiscal Antonio Luis González Navarro, fue capturado y tendrá que responder en una audiencia de imputación de cargos por los delitos de prevaricato por acción y prevaricato por omisión.

Los hechos por los cuales es investigado ocurrieron el 12 de marzo de 2009 cuando el exfuncionario se desempeñaba como fiscal de la Unidad de Reacción Inmediata (URI).

 

Fue capturado por orden solicitada por la Fiscalía General de la Nación contra el exfiscal oriundo de Ciénaga Antonio Luis González Navarro, como posible responsable de los delitos de prevaricato por acción y prevaricato por omisión. 

Según la Fiscalía, González Navarro al parecer habría incumplido con sus deberes constitucionales de protección a una menor de doce años, quien había sido víctima de acceso carnal abusivo por parte de su padrastro y por el cual quedó embarazada.

En las próximas horas el exfuncionario será presentado ante un juez de control de garantías en el complejo judicial de Paloquemao, donde se realizará la legalización de captura y se imputarán los respectivos cargos presentados por la Fiscalía.

González, quien en su momento fue fiscal investigador en el proceso por la muerte de Luis Andrés Colmenares, y quien reabrió el caso afirmando que el estudiante había sido asesinado, tendrá que responder ahora por un hecho de corrupción en otro proceso penal.

En la investigación se documentó que, al parecer, “habría incumplido con sus deberes constitucionales de protección a una menor de doces años, víctima de acceso carnal abusivo por parte de su padrastro, y por el cual quedó embarazada”.

El exfiscal se dio a conocer ante la opinión pública porque en el 2011 fue el investigador que impulsó la captura de los universitarios que fueron llevado a un proceso penal, y que luego resultaron absueltos, por la muerte de Luis Andrés Colmenares, en el 2010.

González presentó a tres testigos falsos que afirmaron en el proceso cómo Colmenares supuestamente había sido asesinado. Esos tres testigos fueron procesados por falso testimonio.

EL CASO:

Los hechos por los cuales es investigado ocurrieron el 12 de marzo de 2009, cuando el exfuncionario se desempeñaba como fiscal de la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de Kennedy, en el suroccidente de Bogotá.

Al parecer, González habría incumplido con sus deberes constitucionales de protección a una menor de 12 años, quien quedó embarazada “víctima de acceso carnal abusivo por parte de su padrastro”, reveló en un comunicado la Fiscalía.

Durante años estuvo engavetado en un despacho judicial la investigación contra el Antonio Luis González, un polémico exfiscal que dejó la entidad para dedicarse al litigio. González se hizo tristemente célebre en el ente acusador por sus cuestionadas actuaciones en el famoso caso Colmenares. Actualmente, tiene entre sus clientes a Yara Malo, hija del magistrado Gustavo Malo, y de Oneida Pinto, exgobernadora de La Guajira.

El caso desempolvado lo compromete con una decisión que tomó el 12 de marzo de 2009, cuando se desempeñaba como fiscal de la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de Kennedy. Ese despacho era instruido por un fiscal que tenía proyectada la medida de aseguramiento contra un hombre acusado de violar a su hijastra, menor de 12 años. Sin embargo, la decisión quedó en veremos porque hubo relevo y el despacho pasó a ser dirigido por el fiscal González. Una vez este asumió el conocimiento del caso le dio un giro total al expediente y terminó dejando libre al supuesto abusador sin mayor sustento para tal decisión.

La menor quedó en embarazo producto de las agresiones que el padrastro ejercía sobre ella; el caso causó tanto repudio que fue la Procuraduría la que se encargó de denunciar penalmente a González por estos hechos.

Ahora, nueve años después y al borde de la prescripción, la justicia tomó la decisión de capturarlo. Lo había citado por lo menos cinco veces para que compareciera ante los investigadores y rindiera las explicaciones del caso; sin embargo no asistió a ninguna de las diligencias. Ahora será presentado ante un juez para que responda por los delitos de prevaricato por acción y por omisión.

“El exfiscal al parecer habría incumplido con sus deberes constitucionales de protección a una menor de doce años, víctima de acceso carnal abusivo por parte de su padrastro, y por el cual quedó embarazada”, indicó la Fiscalía a través de un comunicado de prensa.

Contra González avanzan, al menos, otras tres investigaciones por la manera en que llevó el caso Colmenares. En concreto se le cuestiona por la sorpresiva aparición de tres testigos que llenaron los vacíos de su hipótesis: que Luis Andrés Colmenares supuestamente fue asesinado. Dentro del proceso, uno a uno los testigos se fueron desmoronando y aceptando cargos por falso testimonio y señalando a González de haberlos libreteado.

Así mismo, su entonces fiscal auxiliar Napoleón Botache lo denunció por haber fabricado los testigos del caso Colmenares. Y además, Carlos Cárdenas, el principal señalado por los supuestos testigos, una vez fue absuelto también denunció al fiscal González.

Sin embargo, al cabo de más de cinco años ninguna de estas investigaciones ha arrojado resultados. González también fue denunciado ante la Judicatura para que se le investigara disciplinariamente por actos irregulares en ejercicio de la profesión de abogado como fiscal del caso Colmenares. Pero tampoco el Consejo Superior de la Judicatura llegó a conclusión alguna a pesar de que ha pasado más de un lustro. Entre tanto, el cuestionado jurista atendía su propio bufete: González Navarro, abogados consultores.

En las próximas horas el exfiscal será presentado ante un juez de garantías para legalizar su captura y solicitar que se le envíe a la cárcel. En dicha audiencia se conocerán los detalles del caso de la menor abusada por el que fue capturado, sin embargo, no se descarta que los ecos del caso Colmenares afloren.

También podría gustarte