Caos en la movilidad y aguas rebosadas en el Centro Histórico

El lodo y piedras taponan los tubos lo podría originar un obstáculo en la conducción de las escorrentías por esta avenida. /MONTINER ALVIS.

Debido a las lluvias el exceso de lodo ha taponado los enormes tubos que se están instalando en la actualidad lo que podría afectar el cometido de los mismos.

Gran inconformidad entre la ciudadanía samaria y el gremio de comerciantes ubicados sobre la Avenida Santa Rita (calle 22) ha originado el problema de movilidad y de aguas rebosadas debido a los trabajos que se ejecutan en esta arteria vial.

Los transeúntes samarios, residentes y turistas deben literalmente hacer ‘malabarismo’ al momento de intentar cruzar esta vía de alto tráfico tanto vehicular como peatonal porque realmente existe una enorme laguna de agua retenida que mantiene ‘ambientada’ la zona a varias cuadras a la redonda y el único paso habilitado son unas tablas que simulan un puente de madera.

Pero lo más preocupante del asunto no es el caos que se ha originado por el cierre de la Avenida Santa Rita entre la Avenida Campo Serrano (5) y la Avenida del Ferrocarril (8) sino el exceso de lodo que se retiene en esta zona que inclusive ha taponado la tubería que se está instalando en la actualidad.

Este medio de comunicación realizó una visita a la zona y pudo constatar que los enormes tubos ni siquiera tienen un buen empalme entre sí y lo más preocupante es que están repletos de lodo, piedras y desechos plásticos lo que ameritaría una acción inmediata por parte de los interventores de la obra y evitar un posible fracaso de conducción por taponamiento.

‘‘No hay derecho que se entierren unos tubos tan enormes si al final no van a cumplir con la misión de ayudar a evacuar las escorrentías de aguas lluvias que recorren la Avenida Santa Rita cada vez que llueve en Santa Marta’’, dijo un comerciante de la zona que pidió omitir su identidad.

Y es que el pensamiento del empresario es muy coincidente con el de algunos ingenieros de la ciudad que advierten muchos errores en la ejecución de las obras a tal punto que en la actualidad existen espacios libres entre cada tubo y es precisamente en esos ‘baches’ por donde ingresa la arena. ‘‘Dichos trabajos tienen en la lluvia su máximo obstáculo y en la falta de planeación su principal desafío para alcanzar el éxito’’, precisó un experto en obras.

También podría gustarte