Santa Fe y Cali igualaron en la ida de los cuartos de final de la Sudamericana

Con la presencia del VAR, que anuló un gol en fuera de lugar a Santa Fe, los cardenales y el Deportivo Cali igualaron 1-1 este martes en el estadio Nemesio Camacho El Campín de Bogotá, en juego válido por la ida de los cuartos de final de la Copa Conmebol Sudamericana.

Los cardenales se mostraron más ofensivos desde el inicio del juego, siempre con la idea de ataque, mientras los azucareros se resguardaron en defensa para esperar y atacar de contra, aunque sin el cambio de ritmo necesario para generar peligro sobre el arco de Robinson Zapata.

La primera clara de los locales fue un remate de Diego Guastavino que devolvió el palo en el segundo minuto de partido y cuatro minutos después el volante volvió a intentar, pero esta vez salió desviado, el mismo destino de una chance de Wilson Morelo a los 12 minutos.

Sin embargo, cuando parecía que el rojo estaba más cerca de la apertura, porque la visita no se aproximaba al arco local, llegó la anotación del verde vallecaucano, con un centro desde la derecha que, tras una desconcentración en el área de la defensa cardenal, Ezequiel Palomeque aprovechó para de cabeza festejar el primer gol de la noche.

Con la anotación, el Cali se afianzó un poco en el juego, pero los cardenales siguieron con la vocación ofensiva, liderada por el venezolano Luis Manuel Seijas y Morelo, quien en el final de la etapa inicial fue derribado dentro del área por Darwin Andrade y sin necesidad del VAR, el ecuatoriano Roddy Zambrano sancionó la falta, que el mismo Morelo se encargó de cambiar por gol.

Tras el descanso, el trámite no cambió mucho, Santa Fe siguió buscando la forma de irse en ventaja y con Seijas de cabeza tuvo el segundo gol, pero Camilo Vargas evitó la celebración del ‘León’, que llegaría minutos después, con Arley Rodríguez, pero el ecuatoriano Zambrano fue llamado a revisar el VAR, que determinó un fuera de lugar que anuló el gol.

Esa sanción del VAR apagó los ánimos de los santafereños, que se desconectaron del juego y permitieron el manejo de los caleños para sellar la igualdad y dejar la llave abierta para los 90 minutos que se cumplirán dentro de una semana en Cali.

Precisamente los dos clubes se volverán a enfrentar en el juego de vuelta el próximo martes 30 de octubre en el estadio de Palmaseca, donde los azucareros tienen la ventaja por el gol anotado en Bogotá y con la igualdad sin goles se clasificarán a las semifinales de la Copa.

 

Bogotá Colprensa

También podría gustarte