“El cambio está dentro de Venezuela”: Tintori

271

Lilian Tintori ha encabezado protestas en las últimas semanas para pedir que Michelle Bachelet, alta comisionada de Naciones Unidas, visite Venezuela para comprobar la crisis del país

 

Lilian Tintori es uno de los rostros de la oposición venezolana. Esposa de Leopoldo López, el político que fue llevado a prisión desde 2014 tras liderar las protestas en contra del gobierno de Nicolás Maduro, Tintori es una mujer que tuvo que enfrentar la lucha por la libertad de su esposo y se convirtió en una activista de derechos humanos. La democracia y la libertad de los presos políticos son sus banderas

Ahora está en Caracas, junto a sus hijos y a López, quien tiene casa por cárcel. EL COLOMBIANO habló en exclusiva con Lilian Tintori.

El Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) ha requisado su casa porque el régimen asegura que Leopoldo López se va a fugar…

“Leopoldo no se va a ir de Venezuela, él no se va a fugar, eso es un rumor insano, malvado y mal intencionado de la dictadura. No les basta con lo que hemos vivido, no les basta con la tortura que le hicieron en la cárcel militar a Leopoldo, sino que continúan dañándolo a él como hombre y como político y a nosotros como su familia”.

 

Usted lucha por los presos políticos, ¿considera que ha habido logros como la libertad de Lorent Saleh?

“Cada libertad la celebramos, nos inspira a seguir luchando y en ella hay una ratificación de que nuestra lucha es la correcta. Nuestra batalla es por la libertad del país. Hoy el mensaje es que todos los que vivimos en Venezuela estamos presos, porque estamos en dictadura”.

 

Pidió que Michelle Bachelet vaya a Venezuela. ¿Qué noticias tiene de esto?

“Ya se acordó que la alta comisionada de la ONU debe venir para constatar las violaciones a los derechos humanos. Por eso visitamos la sede de la ONU en Caracas todas las semanas, hasta que nos digan cuál va a ser la fecha en la que estará acá. La respuesta de hoy es que están en preparativos. Los tratados internacionales vinculan a Venezuela con otros países y las Naciones Unidas tiene que proteger al pueblo venezolano”.

 

España propuso fortalecer el diálogo en lugar de interponer más sanciones. ¿Cuál de esas opciones ve como una salida?

“Nosotros como venezolanos no podemos esperar más, no hay tiempo para diálogo. Lo único que hay que lograr es una transición inmediata, que salga este régimen para poder reconstruir a nuestro país. Ya se han intentado conversaciones y han fracasado porque la dictadura no quiere dialogar, la dictadura reprime, encarcela y mata. De hecho, disparó en las protestas y mataron a 226 venezolanos”.

 

Para que esa “dictadura” termine, ¿es pertinente una intervención internacional?

“Nosotros no creemos en la intervención de afuera, sino en que el cambio va a pasar dentro de Venezuela, con la ciudadanía exigiendo sus derechos. Las visitas que vengan de la Comisión Interamericana y las herramientas internacionales constatan lo que nosotros hemos dicho desde 2014, desde que Leopoldo López denunció esta dictadura, es cierto”.

 

Para que se dé esa transición hace falta una oposición. ¿Se mantiene la oposición como bloque?

“Sí. La oposición sigue firme, existe, está claramente definida. Cualquier persona que dude de que hay oposición en Venezuela quiero que entienda que esta ha sido perseguida, la quieren eliminar”.

 

160 de los presos políticos son militares. ¿Está cerca un levantamiento militar contra Maduro?

“La respuesta de la represión que hay hacia los militares es esa. En sus lugares de trabajo, en sus cuarteles, se han rebelado por temas humanitarios, porque no les alcanza el sueldo para comprar la comida, porque no consiguen medicinas para curar a sus bebés. Esos que se han rebelado están presos”.

 

¿Considera que hay un bloque de países que apoya a Maduro?

“Todos están conscientes de las violaciones sistemáticas a los derechos humanos que hay en Venezuela. Hemos visitado sus embajadas, saben la realidad de lo que está pasando y entienden que debe venir un cambio. La única manera de que este se dé es que Maduro acepte irse del poder y haya una transición acordada”.

 

¿Es posible que Maduro acepte irse?

“Cuando los regímenes dictatoriales ya no tienen gente o dinero porque han arruinado al país, y la crisis económica es tan fuerte que ha llegado la hiperinflación, se van, huyen o los sacan. En este caso lo debemos sacar de forma pacífica y democrática. Siempre lo hemos querido hacer con el voto, pero lamentablemente no se ha permitido porque no hay autonomía en Venezuela y el Consejo Nacional Electoral también está manipulado”.

 

¿Cuál es su opinión respecto a la posición que ha tomado Colombia sobre la crisis de Venezuela?

“Desde hace muchos años conozco la lucha por la democracia y por los derechos humanos del presidente Iván Duque. Él ha sido un hombre comprometido con los derechos humanos y lucha, no solo por los de Colombia, sino por los de toda la región. Duque ha tenido un apoyo incondicional con los migrantes”.

 

¿Y sobre el expresidente Juan Manuel Santos, quien extraditó a Lorent Saleh y a Gabriel Valles?

“Con él viví la cercanía que tenía con Maduro y cómo luego le dio la espalda al dictador. Vimos cómo cambio esa relación, cómo vio que no podía ser cómplice y tapar la realidad de Venezuela. Ha dicho claramente que estamos en dictadura, ha denunciado que hay presos políticos y ha pedido la libertad de Leopoldo López, mi esposo. Somos un totalitarismo”.

 

¿Qué aspiraciones políticas tiene usted y su esposo para cuando salga Nicolás Maduro del poder?

“Leopoldo es un líder de la oposición venezolana y tiene años luchando por la democracia en Venezuela. Él va a estar donde la gente quiere que él esté. Tiene lista su propuesta y un plan de seguridad para mejorar este tema en nuestro país. Él ha trabajado por años en proyectos que están preparados para ser ejecutados con el fin de rescatar a Venezuela. Una vez esté libre y habilitado (porque está inhabilitado por Hugo Chávez) podrá medirse en una elección donde la gente decida con su voto dónde lo quiere poner. Yo seguiré con los derechos humanos, con algo que me comprometí, porque no me puedo separar de esta lucha”.

 

El Colombiano

También podría gustarte