María Camila Cárdenas tiene sed de corona

La magdalenense ya ha tenido la oportunidad de interactuar con las otras candidatas, con quienes ha tenido buena relación. /COLPRENSA

En entrevista telefónica con HOY DIARIO DEL MAGDALENA, la beldad samaria habló de su preparación previa al Concurso Nacional de Belleza, lo difícil que está la competencia y aclaró rumores de cirugías.

 

El sueño que María Camila Cárdenas Rapelo tenía desde niña, hoy es más que una realidad: la corona como Señorita Magdalena fue el primer paso que hoy, la tienen en Bogotá terminando su arduo proceso de preparación que inició hace 6 meses, para llegar con paso firme a Cartagena en los próximos días, a luchar por convertirse en la mujer más bella de Colombia.

Las actividades del Concurso Nacional de Belleza iniciaron el pasado 1 de septiembre, un día antes de la Caminata de la Solidaridad por Colombia, el primer evento donde fueron presentadas oficialmente las 26 candidatas; momento que la joven samaria considera “súper emocionante,  porque ahí fue el primero en el que estuve frente a frente con un sueño”.

En entrevista telefónica con HOY DIARIO DEL MAGDALENA, la beldad magdalenense habló de su estadía en la Capital, el sentir a pocos días del certamen y lo difícil que está la competencia.

¿Qué sentimiento te embarga en este momento?

Emoción, muchísima emoción… esto lo veo como una universidad, la universidad de vida, así que ya casi llega la graduación que será la noche final de Elección y Coronación, donde se verá el resultado de todo este esfuerzo.

¿Cuál consideras que era tu debilidad antes de iniciar esta carrera como Señorita Magdalena?

Yo tenía muchísimo miedo de enfrentarme a lo desconocido, a algo que siempre soñé pero no sabía cómo iba a ser; ese era mi mayor temor, pero sin duda ha sido algo completamente maravilloso y que ha llenado todas mis expectativas.

¿Qué aspectos has trabajado durante estos 6 meses? Realmente ha sido un proceso muy fuerte, muy exigente; tengo clases de pasarela, fogueo periodístico, de actuación, teatro, belleza interior. Es como una universidad, ya decía, todos los días me levanto a las 5:00 de la mañana hasta las 9:00 de la noche, llego a casa a leer, estudiar porque obviamente sabemos que hoy en día la reina deber estar súper informada. Un trabajo arduo de todos los días.

En cuanto a los trabajos físicos y estéticos, ¿algún retoque quirúrgico?

No, cirugías durante este proceso no me he hecho, pero sí mucho trabajo de gimnasio: entreno dos veces al día; una hora en la mañana y una en la tarde, estoy con uno de los mejores entrenadores de reinas del país, así que el trabajo ha sido muy duro. Obviamente, en estética también todos los días.

Expertos en belleza a nivel nacional ya hablan de tus rasgos físicos, como un plus en esta edición del Concurso. ¿Qué opinas de eso?

Estoy completamente de acuerdo; pienso que esa es una de mis armas más fuertes en este Reinado. No hay una Señorita Colombia que nos haya representado en Miss Universo, con mis características; yo tengo las cualidades que identifican a la mujer indígena y pienso que sería un plus, mi fuerte en caso de llegar a ganar la corona de Miss Colombia y representar a nuestro país en Miss Universo.

En este camino, también has tenido la oportunidad de interactuar con ellas. ¿Cómo ha sido la relación y el trato?

Excelente, yo pienso que de acá van a salir mis grandes amigas para toda la vida. Todas son mujeres, además de ser bellas físicamente, son mujeres con una calidad humana que de verdad, es increíble. Son como unas hermanas y como las veo todos los días, hemos compartido este proceso y este sueño, definitivamente todas han cumplido un papel muy importante en mi vida.

¿Hay alguna con la que hayas hecho mayor empatía que otras…?

Sí claro, con la Señorita Caldas (María Clara Ramírez Valencia) es con la que más afinidad he tenido por lo que fue una de las primeras que conocí recién llegué a Bogotá y desde que nos conocimos, mejor dicho, inseparables: entrenamos juntas, nos preparan las mismas personas.

¿Cómo ves el nivel, el pulso entre las candidatas?

Altísimo, son mujeres muy hermosas y muy  preparadas; la mayoría tienen carreras profesionales, son mujeres supremamente inteligentes y todas cuentan con las características para representarnos a nivel internacional.

Una de las cosas más importantes y que caracterizan a una reina, sobretodo, la Señorita Colombia, es sonreírle al público… Muchos de tus seguidores en redes sociales, te piden eso. ¿Eres malhumorada, malgeniada…?

¡Noooo, jamás! (entre risas) Tú sabes que uno siempre tiene una posesita, una forma de hacer la cara en la que uno sabe que se siente más segura, pero obviamente apenas vi los comentarios, empecé a moverle a mis redes, porque a la gente hay que complacerla. En esto, está uno expuesto a todo y pues, si quieren sonrisas, se les tiene sonrisa.

¿Qué les dices a aquellos que en algún momento, desde tu elección como Señorita Magdalena, se opusieron a tu participación en el CNB?

En Cartagena se van dar cuenta que definitivamente no tenían razón. Obviamente, es difícil que todas las personas estén de acuerdo y más, en un certamen de belleza, pero en noviembre se van a ver los resultados de todo el trabajo que he hecho por representar, de la mejor manera, hasta a esas personas que me juzgaron.

Un mensaje para todos los magdalenenses ‘ad portas’ de ese vuelo real que te lleve a Cartagena…

Yo los invito a que apoyen a su reina, a que sigan todo este proceso tan bonito como lo es el CNB y a que me respalden en la mayor manera posible. Todo el que quiera acompañarme en la comitiva en Cartagena, están las puertas abiertas; yo feliz y encantada de que todos los magdalenenses me acompañen.

También podría gustarte