Hay que afinar objetivos

265

Soplan vientos positivos para el futuro del país que no debemos dejar pasar sin aprovechar para comprometer a los dirigentes para que unan fuerzas y busquen, a través de medidas económicas y políticas, fortalecer el desarrollo económico y la confianza en nuestro país y su gobierno. Ahora bien, lo que no es conveniente es que, por ejemplo, en el campo económico las medidas que se necesitan se reduzcan sólo a normas tributarias expedidas a cuenta gota. Deberían ser normas incorporadas de forma integral porque de lo contrario se genera incertidumbre para unos y falta de credibilidad o estabilidad jurídica para otros, como los inversionistas, promotores de proyectos industriales, empresariales y comerciales o interesados en proyectos de infraestructura o desarrollo regional.

Lo fundamental para los empresarios o inversionistas es saber con claridad para dónde va el país y, sobre todo, tener estabilidad jurídica que garantice seguridad y claridad en sus inversiones. No es atractivo someterlos a cambios permanentes en las normas tributarias.

En materia política, en el Congreso de la República se está cursando un proyecto que pretende unificar periodos de funcionarios elegidos en el ámbito regional o territorial, como es el caso de los Gobernadores y Alcaldes. Para ello, se propone ampliar su periodo y así lograr que en el futuro éstos coincidan con el del Presidente de la República, contraviniendo el propósito inicial que buscaba que los periodos no fueran contemporáneos, con el objetivo que otorgar independencia a las elecciones y permitir que no se presente una coalición de candidatos a autoridades regionales con las de las autoridades nacionales. Solo así se logra una mayor independencia de los gobernantes de los distintos niveles de la administración pública. ¿Qué intereses políticos se pretenden o quién está detrás del beneficio de esta iniciativa?

Lo que la opinión pública requiere hoy es ver resultados en las obras de gobierno regional y no modificaciones a la Constitución respecto a estos periodos de elección, basadas en intereses personales. Esto no solo distrae la atención sobre lo fundamental y lo urgente, sino que genera nerviosismo e incredibilidad en los ciudadanos respecto hacia la dirección del país.

Por último, la inseguridad tanto urbana como rural que estamos viviendo requiere de un esfuerzo por parte de las autoridades responsables para que se tomen medidas efectivas que permitan controlarla y garantizar a la ciudadanía la protección sobre sus bienes y su integridad física. Si no logramos afinar objetivos y controlar las dificultades que se presentan, la denominada luna de miel que todos los gobiernos tienen en los primeros años puede acortarse.

De los Ministros y altos funcionarios del Estado, lo que los colombianos pedimos es que estén conectados con la realidad nacional para poder tomar las medidas más adecuadas y aconsejables en cada sector y no ver la prepotencia que algunos de ellos están demostrando. Confiamos que el presidente Duque, que está conectado con el país, esté atento al comportamiento de sus colaboradores para el bien y éxito de su gobierno, que finalmente es lo que todos queremos. Solo así podremos vivir en un ambiente de legalidad, desarrollo económico con equidad, seguridad tanto ciudadana como jurídica que garantice la recuperación de los valores éticos y morales, la justicia y él castigo a los corruptos.

*Ex Alto Comisionado de Paz

También podría gustarte