Precio interno del café se recuperó 29,4% desde sus mínimos del año

255

Hasta hace algunas semanas, los cafeteros del mundo se movían en torno a una fuerte crisis de los precios internacionales del grano. En Colombia, por ejemplo, eso llevó al Gobierno a preparar una línea de subsidios por $100.000 millones si el valor de la carga de café de 125 kilos caía de $700.000. 

El punto más álgido de la crisis cafetera llegó el pasado 18 de septiembre, cuando el precio de la carga interna se ubicó en $653.000. Esos días ya están quedando atrás, ya que, al cierre del miércoles, la carga estaba en $845.000, lo que evidencia una recuperación de 29,4%. 

De igual forma, el precio de la libra en la Bolsa de Nueva York, que alcanzó a estar por debajo del dólar (US$0,95), ha repuntado 27% en lo que va de octubre, a niveles de US$1,20 por cada libra. 

Las razones de la recuperación de los precios internacionales, en principio, son las mismas que llevaron las cotizaciones a un momento de crisis. La primera es el comportamiento del real brasileño, que con el proceso electoral que se está llevando a cabo se ha estabilizado y con eso ha hecho avanzar los precios internacionales del café; la segunda es “una liquidación de los fondos de inversión, que habían tomado una gran posición especulativa”, explicó el gerente de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), Roberto Vélez. 

Además, esta subida del precio internacional se suma a una trepada del dólar, que actualmente se cotiza en más de $3.100, con lo que ha ganado 7,3% en lo corrido del año. Un café por encima del US$1,2 en Nueva York y un dólar en los niveles actuales son la mejor noticia que pueden tener en estos días los cafeteros. “Estos niveles de precios dejan al sector un poco más tranquilo. Es muy gratificante ver que la recuperación se da en el momento en que el que va a empezar a salir la cosecha”, indicó el gerente de la Federación. 

Precisamente, la recuperación de los precios se da en momentos previos al comienzo de la cosecha cafetera del último trimestre, en la que se recolecta cerca de 30% del total de la producción, que para este año se estima entre 13,9 y 14,2 millones de sacos (de 60 kilogramos), como recordó el Ministerio de Hacienda. 

El gerente de la FNC reconoció que este panorama en el remate del año “deja al sector un poco más tranquilo”, con la garantía de lograr una remuneración adecuada por cada carga, y esperando que el Gobierno no tenga que usar más de esos $100.000 millones que tiene listos para garantizar los ingresos de los caficultores, aunque estos recursos igual están disponibles hasta el 31 de diciembre. 

El ministro de Agricultura, Andrés Valencia, ha explicado que “se pudieron haber pagado los primeros tres o cuatro días y luego con la recuperación de la cotización no se está dando ningún pago”, por lo que todavía quedarían disponibles, al menos, $95.000 millones en caso de darse una nueva caída en precios. 

De igual forma, el optimismo vuelve con la expectativa del monto que recibirán los caficultores por la cosecha, que de acuerdo con los cálculos del Gobierno, se mantendrán en $6,8 billones, alejando el riesgo de pérdida en los productores. 

 

Bogotá La República

También podría gustarte