Reforma política: le cuelgan transfuguismo y mantienen CNE

258

Como ya resulta común, la reforma política, esa ambiciosa propuesta que supone igualdad de derechos entre partidos, busca fortalecer la democracia y participación de la mujer, y evitar prácticas corruptas, es motivo de discordias.

La propuesta presentada por el Gobierno e impulsada por los partidos de la coalición, avanza en su segundo debate en el Senado con nuevas proposiciones que generan desencuentros y polémicas entre los congresistas.

TRANSFUGUISMO

En el pliego de modificaciones de la reforma en el Artículo 1 dice: “dentro de los dos meses siguientes a la entrada en vigencia del presente acto legislativo, autorizase por una sola vez a los miembros de los cuerpos colegiados de elección popular, o a quienes hubieren renunciado a su curul con anterioridad a la vigencia del presente Acto Legislativo para inscribirse en un partido distinto al que los avaló, sin renunciar a su curul o incurrir en doble militancia”.

Y añade en otro parágrafo transitorio que se autoriza por una sola vez a que con la firma de por lo menos el 25% de los miembros de una bancada, se pueda conformar un nuevo partido con personería jurídica y los beneficios financieros que eso conlleva.

Para la senadora de la Alianza Verde, Angélica Lozano, “el transfuguismo es el verdadero propósito de la reforma política. El problema es hacer una reforma que solo resuelve los problemas del que quedó en el lugar equivocado”.

En la misma dirección opinó el profesor de derecho constitucional de la Universidad La Gran Colombia, Andrés Felipe Bernal. “Se volvió costumbre que cada cuatro años se agregue un punto en la reforma para permitir el transfuguismo. Lanzan la iniciativa según la coyuntura de momento. Por ejemplo, algunos del Partido de la U se van a querer salir para montarse a otro partido”, dijo el docente.

LISTAS CERRADAS

Este es otro punto que genera opiniones divididas. Santiago Valencia, senador conservador y uno de los ponentes de la reforma, cree que “las listas cerradas dignifican el ejercicio de la política, abarata los costos y fortalece los partidos porque los obliga a la democratización interna”.

Por el contrario, Jorge Gómez, representante del Polo Democrático, afirma que “la lista cerrada es inaceptable, beneficia a los partidos grandes por el método de elección que hay en Colombia por el umbral, y hay senadores que tiene un trabajo político, en todo el país y por ellos vota la gente”.

MÁS POLÉMICAS

La sorpresa es la creación del Tribunal electoral, lo que debería dar paso a la eliminación del Consejo Nacional Electoral, CNE, con el argumento de que es inoperante, como indicaron en el debate. Sin embargo, en la ponencia plantearon mantener el CNE, aunque solo con tres magistrados.

También podría gustarte