Marbelle le vuelve a cantar al despecho

295

Planchando el despecho se puede ver el sábado, en un espectáculo en el teatro de la U. de Medellín con Marbelle, Yolanda Rayo, Ilona y Carolina Sabino

 

El amor de Marbelle por la llamada música de plancha nació desde que era niña. La vida artística la llevó por otros géneros, a ganarse un espacio en lo que en su momento se llamó la tecnocarrilera. Hace un par de años se volvió a reencontrar, ya en un escenario, con el género preferido de su infancia, gracias al espectáculo Planchando el despecho. Ese día estará acompañada por Majida Issa, Carolina Sabino, Ilona y Yolanda Rayo, en una única presentación.

 

¿Por qué ese enamoramiento con la balada romántica?

“Viene desde niña, cuando no era llamada así, gracias a esos artistas que sonaban en la radio, eran las divas del momento. Es un amor que siempre ha estado ahí, obviamente uno emprende su camino como cantante, con su carrera, y de repente uno no vuelve a cantar esas canciones que hicieron parte de mi vida y la de mis papás, eso es satisfactorio. Interpretar las que están en nuestro ADN es maravilloso, es recordar esa niñez con la madurez y experiencia de toda una carrera vivida”.

 

¿El show de ahora es diferente al de hace unos años?

“Absolutamente. Es, como dice nuestro eslogan, la evolución de la plancha. No es un proyecto en el que nos paramos a cantar música de plancha porque sí, sino que tomamos canciones de este género e hicimos unas versiones de acuerdo a cada una de las artistas que las interpretan. Creo que lo más bonito de Planchando el despecho es que tenemos una identidad muy fuerte: son cinco mujeres paradas cantando desde su experiencia, desde su estilo y la historia que cada una carga en su espalda. Venimos con nuevo repertorio, son más de 40 canciones, en un espectáculo en el que la gente va a cantar desde la primera hasta la última canción, eso se los garantizo”.

 

¿Cómo ha sido su experiencia con Medellín?

“Es especial, camaleónico, para todo tipo de música: popular, tropical, de plancha, ranchera, que se viste de acuerdo a lo que quiere ver, a la vez que es agradecido y exigente, pero sobre todo es caluroso y muy bonito. Será un inmenso placer cantar en Medellín”.

 

El Colombiano

También podría gustarte