“Estamos listos para recibir al Papa con los brazos y el corazón abiertos” Santos

241

“El Papa Francisco –cuyas palabras siempre nos alentaron para persistir en la búsqueda de la paz– llegará el próximo miércoles a una Colombia nueva, a una Colombia distinta. Nos llena de alegría recibirlo en un país que tuvo la capacidad de superar los odios y los temores, para terminar el conflicto armado más largo y penoso de nuestra historia”, expresó el Jefe del Estado.

 

“Los colombianos estamos listos para recibir al Papa Francisco con los brazos y el corazón abiertos a su mensaje de amor y reconciliación”, afirmó este lunes el Presidente Juan Manuel Santos, a dos días de que llegue el Pontífice a Colombia para una visita a cuatro ciudades del país.

“En 48 horas pisará nuestra tierra el Papa Francisco para iniciar una visita apostólica de cinco días, en los que visitará Bogotá, Villavicencio, Medellín y Cartagena”, manifestó el Jefe del Estado.

Recordó que el Papa “viene a hacernos una invitación muy especial, una invitación que nos llega al alma; viene a invitarnos a que demos –entre todos– el primer paso hacia la reconciliación.

Indicó que el Papa Francisco, quien llega a un momento único de la historia del país, “viene a alentarnos para persistir en la búsqueda de la paz en una Colombia nueva y distinta”.

“Nos llena de alegría recibirlo en un país que tuvo la capacidad de superar los odios y los temores, para terminar el conflicto armado más largo y penoso de nuestra historia”, expresó.

Agregó que “llegará a una Colombia en la que las armas se recogen y se funden en monumentos de paz; donde más de 5 millones de personas han logrado superar la pobreza; donde millones de compatriotas cuentan ahora con servicios básicos que antes no tenían. Llegará a un país en el que revoluciona la infraestructura”.

“Llegará un país mejor que antes, un país en gran transformación, que avanza con más esperanza y más oportunidades para todos”, sostuvo.

El Mandatario invitó a los colombianos a seguir superando “los prejuicios y rencores para construir juntos –en armonía– un país mejor”. Así mismo, a “amar al prójimo y a recuperar la compasión por el otro”.

“Qué gran honor y qué gran alegría tener a este invitado en nuestra tierra”, manifestó el Presidente de la República.

El miércoles cuando llegue el Papa a Colombia, “recibámoslo con emoción y con profundo respeto. Démosle la bienvenida con el corazón y escuchémoslo también con el corazón”, puntualizó el Jefe del Estado.

 

UNA COLOMBIA MUY DIFERENTE

Una economía con más sólidos indicadores fundamentales, con sustanciales progresos sociales será la que reciba al Papa Francisco a poco menos de dos días del inicio de su histórica visita apostólica.

Se trata de un país radicalmente distinto al que recibió al Papa Juan Pablo II en 1986, la más reciente del más alto jerarca de la Iglesia Católica, con una economía más grande y moderna, más personas en la formalidad laboral y en la clase media, alrededor de 2 millones de familias disfrutando su casa propia, entre otros.

“La Colombia que recibirá al Santo Padre no solo es nueva y distinta por estas razones. El Papa llegará a una Colombia donde más de 5 millones de personas han logrado superar la pobreza. Llegará a una Colombia donde millones de compatriotas cuentan ahora con un techo propio y con servicios tan básicos como acueducto y alcantarillado que antes no tenían”, dijo el Presidente Juan Manuel Santos.

También llegará a una Colombia en obra, donde las grandes autopistas, vías secundarias y caminos veredales, así como los puertos, aeropuertos y vías férreas se están construyendo y ampliando por todo el país para unirlo y permitir que los campesinos puedan sacar sus productos a los mercados de forma más fácil y rápida.

 

Hecho histórico

“La visita del Sumo Pontífice a Colombia representa un hecho histórico de gran relevancia religiosa, social, política y económica para Bogotá y el País”, dijo recientemente Juan Esteban Orrego, director de Fenalco Bogotá Cundinamarca.

“Este viaje tiene un valor espiritual incalculable, por lo que más allá de las ventajas comerciales que seguramente traerá, el Papa Francisco viene con un mensaje de esperanza y amor en un momento de reconciliación nacional”, precisó.

 

Reformas vitales

El país ha emprendido reformas que han llevado bienestar social a todos los colombianos en el campo de la salud, la educación, la vivienda y el acceso a los servicios de saneamiento básico, que ha sacado a más de 5 millones de personas de la pobreza y reducido los niveles de inequidad.

La cobertura de salud es universal, 6,4 millones de personas que antes no lo tenían, ahora cuentan con acceso al servicio de acueducto y 7 millones al de alcantarillado.

De la misma forma, más de 8,3 millones de niños y jóvenes acceden de manera gratuita a la educación y se están construyendo y modernizando 30.000 aulas para la jornada única.

Hay más innovación con los Computadores para Educar, el bilingüismo y el programa Ser Pilo Paga, que le da la oportunidad a más de 30.000 jóvenes de acceder a las mejores universidades colombianas de manera gratuita.

En la educación técnica, más de 1,3 millones de colombianos se capacitan en el Sena, y se espera que un 75% de aprendices encuentren trabajo.

Frente económico

Al mismo tiempo, el país emprendió cambios para fortalecer sus bases económicas, lo que le ha valido al país el reconocimiento de los organismos multilaterales, las agencias calificadoras de riesgo y los agentes del mercado.

Reformas como la de la responsabilidad fiscal, la creación de agencias técnicas especializadas, y legislaciones para reducir los trámites, combatir la corrupción y mejorar la creación de empresas, ha beneficiado a miles de emprendedores.

La inversión extranjera directa se duplicó en los últimos 7 años al llegar a USD$13.600 millones de dólares en el 2016, con un incremento de 16%, cuando en el resto de América Latina se contrajo en un 8%.

La tasa de inversión es la más alta para América Latina con un 27,5%, similar a los países asiáticos, y todos los días se constituyen empresas. La inversión extranjera ha beneficiado a 22 departamentos y las ciudades intermedias se consolidan como centros de desarrollo gracia a los servicios públicos; financieros y empresariales.

Actualmente, el país tiene acceso a 12 bloques económicos con un mercado de 1.500 millones de potenciales compradores y 69 países ya no piden visa a los visitantes colombianos.

El año pasado las exportaciones alcanzaron USD$31.000 millones, con más de 1.300 empresas que exportan bienes no minero-energéticos, con 31 de los 32 departamentos, vendiendo los productos a otros mercados.

También podría gustarte