¿Tiene perro o gato? Hallan Glifosato en el concentrado

Aunque se halló glifosato en el concentrado para perros y gatos el nivel no es muy alto

El glifosato está ahora en un nuevo producto: en los alimentos para perros y gatos, de acuerdo con una investigación publicada en Environmental Pollution.

 

El estudio de la Universidad de Cornell, Estados Unidos, encontró que ese herbicida, usado en muchas partes del mundo, está en niveles bajos en alimentos para mascotas que los investigadores compraron en tiendas.

Los niveles, sin embargo, están en el rango considerado seguro para los humanos.

El trabajo es parte de un proyecto más amplio liderado por Brian Richards, que busca determinar la movilidad del glifosato en distintos contextos: en la superficie del agua, en suelos y en animales que lo consumen en su alimentación.

Anthony Hay y Kenneth Simpson, profesores de microbiología y medicina de pequeños animales, fueron a una tienda de mascotas donde seleccionaron distintos paquetes de alimento de grandes marcas. Los 18 eran mezclas de vegetales y carne y uno de los productos tenía certificación de estar libre de organismos modificados.

El análisis conducido por el autor líder del estudio, Jiang Zhao y por Steve Pacenka, halló que todos contenían concentraciones de glifosato entre 80 y 2000 microgramos por kilo.

Como no hay unja guía que determine el posible efecto, si lo hay, en perros y gatos, para las distintas dosis de exposición, utilizaron guías para personas y así poner el hallazgo en contexto.

Estimaron que la exposición media de perros sería de solo 0,7 % del límite para humanos.

“Si bien la presencia de glifosato en comida para mascotas nos sorprendió, si una persona ingiriera a diario esa cantidad, estaría muy debajo de los límites considerados seguros”.

“Incluso los de mayor concentración tenían niveles de glifosato miles de veces menos que los que se cree podrían afectar los perros según la guía de riesgo de la EPA (agencia ambiental de Estados Unidos)”, según Dan Wixted, educador sobre uso de pesticidas en Cornell, quien no participó en el estudio.

El estudio no logró determinar de cuál ingrediente provenía el químico, pero se halló una correlación con fibra, lo cual sugiere su origen en un cultivo.

Para sorpresa, el nivel más alto se halló en el producto que está libre de organismos modificados.

Dado el hallazgo, ¿qué debería hacer el dueño de un perro o gato?

“El glifosato está en la comida para mascotas y no parece que haya un riesgo inmediato, pero es incierto el impacto crónico de dosis como estas”, dijo Hay. “Es difícil hallar un producto que no contenga glifosato, así que incluimos la evaluación de la exposición para dar cierto contexto. El viejo adagio ‘la dosis determina el veneno’ debe tenerse presente: mientras es posible que esos animales respondan diferente que los humanos, los números están todavía dentro de un rango considerado seguro para las personas”.

Hay, por ejemplo, dejó de comprar el alimento para que perro que tenía la dosis más alta de glifosato.

 

El Colombiano

También podría gustarte