Gobierno dispuso de dos ambulancias medicalizadas y un equipo de 25 personas

304

Ambos equipos harán parte de la caravana que acompañará permanentemente al Papa Francisco en sus desplazamientos por Bogotá. El Sumo Pontífice llega a la base militar de Catam, en la Capital del país, el miércoles 6 de septiembre en horas de la tarde, y se desplaza hacia la Nunciatura Apostólica, en Teusaquillo.

 

Dos ambulancias medicalizadas y un equipo de 25 personas que incluye conductores, auxiliares de enfermerías y médicos las 24 horas forman parte del protocolo en salud que se encargará de prestar atención al Papa Francisco y su comitiva en Bogotá, en caso de necesitarse.

El médico Héctor Javier Quiñónez, Director de Urgencias de la Sub Red Centro-Oriente de la Secretaría Distrital de Salud, es la persona encargada de coordinar toda la logística del Plan Integral en Salud para la visita papal.

“Tenemos disponibles dos ambulancias medicalizadas que constan de conductor, auxiliar de enfermería y Médico las 24 horas -dos equipos por turnos de doce horas-, desde que Su Santidad llegue a Bogotá hasta que termine su visita. Estas ambulancias cuentan con ventiladores, desfibrilizadores, monitor multiparámetro, insumos y medicamentos, con eso vamos a garantizar la atención de Su Santidad y su comitiva”, explicó al galeno.

Ambos equipos, dijo Quiñónez, harán parte de la caravana que acompañará permanentemente al Papa Francisco en sus desplazamientos por Bogotá. El Sumo Pontífice llega a la base militar de Catam, en la Capital del país, el miércoles 6 de septiembre en horas de la tarde, y se desplaza hacia la Nunciatura Apostólica, en Teusaquillo.

Al día siguiente va a la Casa de Nariño, hace un recorrido en el papamóvil por la Plaza de Bolívar, luego se desplazará por el centro de la ciudad y se dirige otras vez hacia la Nunciatura, y en horas de la tarde irá al Parque Simón Bolívar, donde tendrá lugar una misa campal, y en la noche regresa a la sede apostólica.

El día 8 sale de la Nunciatura rumbo al aeropuerto militar Catam y de ahí en avión hacia Villavicencio. Allá otro equipo de médicos estará atento a sus requerimientos, y regresa en la noche a Bogotá.

El 9 de septiembre la dinámica será la misma para su visita a Medellín y regresa en la noche a Bogotá, y el 10 lo mismo pero sale hacia Cartagena y de ahí a Roma.

“Nuestra misión será acompañar al Papa Francisco en sus desplazamientos, y estar pendiente de su estado de salud y de las personas que lo acompañan. Afortunadamente Su Santidad tiene un buen estado de salud, pero nosotros tenemos todo dispuesto para atenderlo en caso que requiera, por ejemplo si llega a sufrir de mareo, alguna dificultad respiratoria”, agrega el médico Quiñónez.

El funcionario dice que todo el equipo está preparado para cualquier eventualidad, y aunque “se sabe que el Papa Francisco goza de muy buena salud, no conocemos su historia clínica, pues es un documento reservado”.

Quiñónez agregó que todos los hospitales de la red pública distrital estarán disponibles para atender cualquier emergencia, pero básicamente el enfoque está puesto en el Hospital de San Ignacio y en la Fundación Clínica Santa Fe. 

Los dos equipos medicalizados de la red pública de urgencias acompañarán en Bogotá al jerarca católico en sitios clave como la Nunciatura Apostólica, el Palacio de Nariño, la Plaza de Bolívar y el Parque Simón Bolívar.

También podría gustarte