Muertos en accidente dos misioneros evangélicos

Aspecto del accidente de tránsito que cobró la vida de  Farides Galván Guillén y el misionero estadounidense

El conductor resultó ileso. Las víctimas se dirigían a Pailitas, en donde cumplirían un compromiso cristiano.

 

Algo más que asombro y dolor causó un trágico accidente de tránsito que ocurrió en las carreteras del Cesar, en el que murieron dos personas, entre esas una mujer residente en esta ciudad, debido al volcamiento de una buseta que perdió una de sus llantas  y que era conducida por uno de sus hijos.

El hecho que hoy tiene en consternación al gremio cristiano evangélico de Santa Marta, por cuanto las víctimas pertenecían a la iglesia Centro Bíblico Internacional Emanuel, sucedió en el corregimiento de Cuatro Vientos, en el Paso.

Las autoridades precisaron que los fallecidos, en compañía de otros miembros de la congregación samaria, se dirigían a un evento religioso en Pailitas, cuando fueron sorprendidos por la ‘mala hora’.

EL TRÁGICO ACCIDENTE

La Policía de Tránsito y Transportes del Cesar reportó el accidente a las 10 de la mañana de ayer y señalaron que el conductor de la buseta afiliada a la empresa de Transporte Sensación, de placa SJL-051, conducida por Camilo Moisés Ramírez, quien es pastor de jóvenes de la iglesia CBI Emanuel, perdió el control momentos en los que se le estalló una llanta trasera.

En el vehículo se movilizaban 9 personas, entre esas la señora Farides Galván Guillén, madre del conductor, y un norteamericano identificado como James Chudnvsky, de 54 años, quienes desafortunadamente fallecieron tras la gravedad de las heridas.

Pese a que estas dos fueron auxiliadas y llevadas hasta el Hospital San Juan Bosco del municipio de Bosconia, ya era demasiado tarde.

Por su parte, los heridos fueron atendidos inicialmente en un centro asistencial de Bosconia y posteriormente trasladados a una clínica de Valledupar, donde están siendo valorados por los médicos especialistas.

Los cadáveres fueron inspeccionados por la Policía de Tránsito y Transporte del Cesar y luego los trasladaron a la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forense de  Valledupar donde practicaron la necropsia de rigor.

RECONOCIDA COMERCIANTE

Farides Galván Guillén, de 64 años de edad, era muy querida en Santa Marta, y además la propietaria de la fundación Fundaprobic, empresa que tiene como objetivo trabajar en programas y procesos  para el  Bienestar Integral de la Comunidad de Santa Marta.

Galván Guillén, quien residía en el sector del Polideportivo, junto con su familia, que son miembros de iglesia evangélica, con hijos pastores,  ayudó en vida a la población infantil, adultos mayores, desplazados y en condiciones de pobreza extrema.

 “Dios te ha llamado para estar en sus brazos, hermana querida. Nos dejaste un gran legado, te queremos señora Farides”, fueron uno de los tantos mensajes publicados por su grupo de trabajo en las redes sociales.

También podría gustarte