Esto dice Abelardo de la Espriella sobre su faceta de cantante

El nuevo proyecto musical de Abelardo de la Espriella será una ópera que, según el abogado, busca “honrar sus raíces italianas”

 

Esta semana el abogado colombiano anunció en su cuenta de Instagram el lanzamiento de O Sole Mío, el primer sencillo que hará parte del álbum De mi alma italiana, que contará con la producción de José Gaviria.

La canción clásica fue compuesta en 1898, y la letra escrita por el poeta napolitano Giovanni Capurro. Según De la Espriella, este álbum no tiene fines comerciales: “Se trata de cumplir un sueño, llevando alegría y amor a los demás, a través de la música”.

Abelardo de la Espriella ha defendido a personalidades políticas como Eleonora Pineda y Rocío Arias, condenadas por parapolítica. Ha sido también el apoderado de Natalia Ponce de León. Recientemente defendió al senador Álvaro Uribe, en la solicitud de rectificación a Gustavo Petro.

Su producción discográfica contará con 9 canciones que serán lanzadas como sencillos en los próximos meses y en una de ellas habrá una invitada especial. Músicos de Italia, Cuba, Estados Unidos y Colombia hicieron parte de la construcción del álbum. EL COLOMBIANO habló con el penalista sobre su nueva faceta musical:

 

¿Desde siempre le ha gustado cantar?

“Yo nací músico, me encanta la música y siempre ha sido una de mis pasiones. Siempre he tenido actitudes musicales y me ha gustado, sobre todo el canto lírico. Lo he interpretado desde que tengo uso de razón y este era un sueño pendiente que estaba por cumplirse”.

 

¿Y el derecho?

“No voy a dejar mi carrera, no pienso dedicarme al canto. Simplemente quería hacer un disco con la música que me gusta. Busqué un productor fantástico como José Gaviria, unos músicos fantásticos y unos arreglistas inigualables. Logramos un buen producto al final que no tiene ningún fin comercial, simplemente busca divertir y llevar música, que es felicidad. La música es felicidad porque es universal”.

 

¿Tomó alguna clase de canto para prepararse?

“No, soy completamente empírico. Por supuesto tuve la dirección en la interpretación de José Gaviria. Yo de hecho tenía la idea de interpretar la canción de un modo más lírico porque en realidad mi voz es la de un tenor, pero José me dijo que la cantáramos más abajo para que fuera un poco más pop, menos pretencioso, y creo que el resultado fue maravilloso”.

Además, O Sole Mío es uno de esos clásicos italianos que han interpretado grandes cantantes como Caruso, Pavarotti y Bocelli, ¿cómo se enfrentó a esa canción?

“Esta es una de mis canciones favoritas, es de 1898, escrita por Giovanni Capurro. Es una canción napolitana que originalmente estaba escrita en napolitano. Una de las frases está en napolitano todavía. La cantaron algunos de los grandes como Enrico Caruso, Luciano Pavarotti, Plácido Domingo, José Carreras y hasta el propio Elvis Presley. Es una canción maravillosa que en lo personal me fascina, por eso quería grabarla y podría decir que es mi canción favorita. Me gusta porque es una canción que habla de esperanza y es sencilla”.

 

¿Qué otros temas harán parte de su álbum?

“El disco tiene 9 canciones que hacen parte del repertorio italiano. De esa música con la que yo crecí y que me gusta mucho. Tiene canciones tan importantes como Caruso en español, Por Ti Volaré de Bocelli, el Día que me quieras, que es un tango, pero tiene una esencia italiana por el bandoneón y la tarantela siciliana; Volaré, un clásico italiano de los años cincuenta; A Mí Manera, Qué Será y Buongiorno a Te. Iremos lanzando los sencillos en los próximos meses”.

 

¿Habrá alguna presentación en vivo o solamente quiere enfocarse en el disco?

“Fíjate que ya hay algunas propuestas, me llamó un amigo productor de espectáculos para ver si hacemos una gala de lujo benéfica para una obra. Yo estaría dispuesto a hacerla si ayudamos en alguna obra social, por supuesto”.

 

¿Qué es eso que le brinda la música?, ¿por qué es tan importante para usted este proyecto?

“Porque la música para mí es una especie de oasis en medio del desierto. Yo vivo entre expedientes, tribunales, incomprensiones, ataques, peleas. Y llegar a hacer música, a disfrutar de la música me transporta, me recarga, me ilusiona y me ayuda a enfrentarme al mundo. La música es vida, es el lenguaje universal, es un elemento transformador que deberíamos promover más para cambiar el rumbo de los acontecimientos de la historia. La música nos acerca a lo que deberíamos ser como seres humanos. Entre más musicales seamos, estaremos más lejos de la violencia y la injusticia”.

 

El Colombiano

También podría gustarte