Una colaboración soñada: Vicente García y Juan Luis Guerra

269

Es la primera vez que Vicente García y Juan Luis Guerra graban una composición juntos

 

Vicente García se topó con Juan Luis Guerra en un restaurante en Santo Domingo cuando apenas tenía ocho años. Desde entonces, sin saber que haría de la música su forma de ganarse la vida, soñó poder cantar un merengue con él. El momento llegó. El ganador al premio a Mejor Nuevo Artista en la pasada edición de los Latin Grammy presenta Loma de Cayenas, el primer sencillo de la que será su nueva producción.

 

¿Por qué esta colaboración?

“Ha sido muchísimo el aprendizaje que he experimentado al lado de él. Sobre todo, la importancia que he entendido que tiene la música de país y la importancia de llevar su bandera. Gracias a su música empecé a hacer caribeña. Él es mi padrino musical, así que quise esperar el momento indicado, que saliera de manera natural y de una forma en la que ya sintiera que me lo merecía a través del esfuerzo”.

 

¿Pensaron en un merengue desde el inicio?

“Loma de Cayenas la escribí yo como parte de mi próximo disco que saldrá a principios de 2019. El merengue responde a una evolución que he tenido desde Melodrama, en el que empecé a hacer música dominicana, influenciado muchísimo por varias giras que hice con Juan Luis. Hubo bolero, bachata y un poco de cha cha chá, pero era una incursión bien tímida, no tan adentrada a los ritmos tropicales como tal, más bien como haciendo un experimento”

 

¿Querían que fuera un merengue desde el comienzo?

“Loma de Cayenas la escribí yo como parte de mi próximo disco que saldrá a principios de 2019. El merengue responde a una evolución que he tenido desde mi primer disco Melodrama, en el que empecé a hacer música dominicana, influenciado muchísimo por varias giras que hice con Juan Luis. Hubo bolero, bachata y un poco de cha cha chá, pero era una incursión bien tímida, no tan adentrada a los ritmos tropicales como tal, más bien como haciendo un experimento”.

 

Pero luego llegó A La Mar…

“En ese disco empecé a acentuar ese interés, fue en A La Mar donde me metí de lleno con los toques del tambor de la cultura dominicana, con los cantos, esa parte de la raíz. Así empezó a evolucionar ese camino que comenzó en Melodrama. En este proceso luego me encontré con el merengue en varias esquinas, pero no me sentía con esa seguridad para interpretarlo, necesitaba empaparme mucho más de este género. Ya en este tercer disco ya fue un llamado para hacer merengue de frente y siento que el merengue ha sido el ritmo bandera de mi país y era lo que sentía que pedía mi carrera”.

 

¿En qué otros aspectos han ahondado en esta tercera producción?

“El disco todavía está en proceso. Para empezar a trabajar el merengue quise buscar mi manera de hacer el merengue. Empecé a buscar en el merengue viejo, en todos los tipos: desde sus inicios y su evolución. Y en esos estilos de merengue que se han perdido empecé a encontrar mi manera de entrar. Siento que el disco tendrá mucho del género, pero no se va a sentir como un disco merengue como tal, sino que juega con varios estilos. Por un lado, el clásico, que es básicamente lo que viene siendo Loma de Cayenas, pero también hay merengue más enraizado, con acordeón y con distintos colores. También habrá bachata, pero la bandera de este nuevo trabajo es el merengue principalmente”.

 

Acaba de publicar también el álbum Trending Tropics junto al productor Eduardo Cabra (Visitante), ¿de qué se trata?

“Este es un taller de producción básicamente. Nos metimos en el estudio entre el momento en el que terminó A La Mar y la grabación de mi nuevo disco. Queríamos hacer un proyecto que no tuviera nada que ver con el trabajo independiente de Eduardo ni con el mío. Era una búsqueda en específico desde la música electrónica y una búsqueda también en términos conceptuales que habla mucho de la tecnología y cómo la sociedad ha reaccionado a estas nuevas tecnologías y las nuevas formas de ver la vida. En ese disco sucedió algo muy curioso que no me había pasado antes en el tema de la composición: primero pusimos un tema, un concepto o una idea. Casi nunca tenían que ver con amor o desamor, eran temas concretos de alguna historia”.

 

¿Cuál ese álbum que lo ha marcado de la discografía de Juan Luis Guerra?

“Mi disco favorito de Juan Luis es Fogaraté (1994), después de ese Areito (1992), aunque en realidad me gustan todos”.

 

 

 

El Colombiano

También podría gustarte