Empate agónico del  Nápoles ante la Roma

250

El nápoles (2º) solo empató (1-1) en su estadio ante la Roma (8º), en la décima jornada del campeonato italiano.

Campeón las últimas siete temporadas, la Juventus ya cuenta con seis puntos de ventaja sobre el Nápoles (28 frente a 22), que el año pasado le discutió el título durante muchas jornadas.

 

El Nápoles y el Roma empataron 1-1  con gol de Stephan El Shaarawy y empate local en el 90 del belga Dries Mertens, e hicieron feliz al líder Juventus, que ganó el sábado en Empoli y que suma ahora seis puntos de ventaja sobre los napolitanos.

El encuentro del San Paolo estuvo dominado por el Nápoles del técnico Carlo Ancelotti, pero el Roma consiguió adelantarse a los 14 minutos por medio de El Shaarawy y de allí se encerró atrás y resistió hasta el último minuto, cuando Mertens rompió el muro.

El Shaarawy no perdonó y su disparo de pierna derecha desde dentro del área entró tras golpear en el poste, antes de que el senegalés Kalidou Koulibaly pudiera despejar el balón.

De allí, el partido del Roma fue defensivo, ante un Nápoles que creó muchísimas ocasiones peligrosas; al final fueron 18 los remates, con 17 saques de esquina para unos napolitanos, que también vieron como el colegiado anulaba correctamente dos goles por fuera de juego a Mertens.

Callejón, siempre peligroso por el carril derecho, rozó la igualada en el 46 con un disparo parado por el meta sueco Robin Olsen y a la hora de juego, con un remate que impactó en el poste tras una intervención del cancerbero.

Tras otras oportunidades perdonadas por Insigne tras una gran jugada de Ruiz y las dos dianas anuladas a Mertens, el Nápoles recogió el premio por sus esfuerzos en el 90, cuando el internacional belga empujó el balón entre las mallas tras un disparo fallado por Callejón.

El 1-1 final fue hasta amargo para los napolitanos, que dominaron el juego y que se quedaron ahora a seis puntos de distancia del líder Juventus, ganador el sábado en Empoli con doblete del portugués Cristiano Ronaldo.

También podría gustarte