Canasta familiar se gravará con IVA de 18% para 2019 y de 17% en 2020

El director de la DIAN también destacó que la ley de financiamiento busca cubrir el déficit fiscal de 14 billones de pesos que se presentó en el Presupuesto General de la Nación, obteniendo recursos desde diferentes vías y reactivar la economía del país dando incentivos a la inversión, la generación de empleo, entre otros.

El director de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), José Andrés Romero, reveló que la ley de financiamiento, que será presentada este miércoles ante el Congreso de la República, contempla extender el IVA a todos los productos de la canasta familiar, con algunas excepciones, y será reducido progresivamente en los próximos años.

 “Lo que queremos es universalizarlo para que sea un impuesto mucho más equitativo, compensando a las personas de menores recursos y asegurándonos de que ese impuesto que ellos pagan sea devuelto mediante un mecanismo eficiente y que funcione”, dijo Romero.

El funcionario explicó que la medida busca bajar la tasa del 19 %, “porque creemos que para poder reactivar la economía esta tiene que reducirse en una primera instancia al 18 % y posteriormente al 17 % durante este gobierno”, explicó Romero.

Sobre la devolución a las personas de bajos recursos, Romero explicó que se tendrá con un mecanismo especial parecido al Sisbén, con el que se busca garantizar el nivel de consumo y el nivel de IVA que estas familias deberían estar pagando. Esta medida cobijaría a tres millones de familias en el país.

 “Vamos a dejar por fuera algunas excepciones como la salud, servicios públicos, pero de resto casi todos los productos de la canasta familiar van a estar incluidos, como es la tendencia a nivel internacional. Si vemos en la región y a nivel mundial existe una universalidad del IVA como la que estamos proponiendo”, indicó Romero, al señalar que la medida busca reactivar el consumo. 

El director de la DIAN también destacó que la ley de financiamiento busca cubrir el déficit fiscal de 14 billones de pesos que se presentó en el Presupuesto General de la Nación, obteniendo recursos desde diferentes vías y reactivar la economía del país dando incentivos a la inversión, la generación de empleo, entre otros.

“Nosotros teníamos una gran responsabilidad cuando diseñábamos esta ley y era la de cómo generar recursos y al mismo tiempo reactivar la economía, porque sin duda las medidas de política fiscal tienen mucho que ver. Si queremos que el país salga adelante tenemos que proponer políticas y medidas que sean consecuentes con ese nuevo aire y optimismo que estamos teniendo”, indicó el funcionario. 

Sobre el impuesto de renta para las personas naturales, explicó que se busca mejorarles el sistema y establecer una deducción fija a la clase media que les ayude a establecer una base sobre su capacidad contributiva. Además, que las personas de altos ingresos tendrán un carga tributaria adicional, en donde se establecerán dos rangos de tarifa, del 35 % y 37 %, así como una limitación en los beneficios.

 “Calculamos que una persona que se gana hasta 10 millones de pesos es clase media y a partir de esta cifra van a empezar a tener limitaciones y la clase alta es aquella que tengan ingresos de 50 millones de pesos al mes, que son los que le pueden contribuir muchísimo más al país”, explicó el director.

Otro de los aspectos es el de incentivar la reactivación económica del país, pero haciendo que las empresas paguen lo justo en materia de impuestos, ya que la tasa efectiva de tributación estaría por el orden del 69 %. “Esto hace que sea muy alta y que sin duda desincentive los negocios y la empresa en el país, especialmente para los pequeños empresarios”, dijo. 

 “Con la ley de financiamiento queremos mandar un mensaje de que vamos a cumplir la promesa de dejar la tasa baja del 33 % para los negocios, la declaración que se presentó este año estuvo en el 40 %, y vamos a seguir bajando hasta llegar al 30 % paulatinamente en el tiempo. Adicionalmente vamos a generar la posibilidad de descontar el 50 % del impuesto de industria y comercio y del Gravamen a los Movimientos Financieros (GMF) del impuesto sobre la renta”, explicó Romero.

De acuerdo con el funcionario, la tasa de tributación en el país se incrementa porque hay impuestos transaccionales que aplican sobre los ingresos brutos de las empresas, los cuales no consideran ni tienen en cuenta la capacidad contributiva y las utilidades reales de los contribuyentes.

 “Tenemos medidas adicionales en materia de normas antielusión y evación, obviamente ya existen algunas normas pero lo que queremos es fortalecerlas e identificar los casos en donde no eran aplicables o teníamos problemas, como con la información con las entidades financieras para saber quiénes están detrás de los movimientos financieros”, indicó Romero.

El funcionario destacó, finalmente, que se va a penalizar la evasión tributaria, la cual dejará de ser un delito excarcelable desde ciertos montos, ya que el país tiene que tomarse en serio el cumplimiento de las normas tributarias.

 

También podría gustarte