Keiko vuelve ante el juez

283

La líder opositora peruana Keiko Fujimori volvió a comparecer ayer ante un juez que debe decidir si la manda a prisión, mientras su monolítico partido enfrenta una compleja crisis interna.

El juez Richard Concepción Carhuancho tiene que resolver si acepta el pedido de un fiscal anticorrupción de dictar prisión preventiva por 36 meses a la hija del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) y a otros 10 dirigentes y asesores de su partido, que controla el Congreso peruano.

 

El fiscal los acusa de conformar una “organización criminal” dentro del partido fujimorista, que recibió y encubrió 1,2 millones de dólares aportados ilegalmente por la empresa brasileña Odebrecht a la campaña de Keiko en 2011.

En esta sexta jornada de la audiencia, el juez siguió escuchando los alegatos del fiscal José Domingo Pérez y de los defensores de los 11 imputados.

El juez anunciará su veredicto una vez que se expongan los argumentos sobre todos los imputados en esta causa que amenaza la aspiración de Keiko de ser en 2021 candidata presidencial por tercera vez.

Un rival político salió sorpresivamente en defensa de Keiko: el expresidente Ollanta Humala, quien la derrotó en los comicios de 2011, afirmó que sería “un abuso si le ponen prisión preventiva”.

Humala (2011-2016) y su esposa Nadine han sido los únicos que han estado en prisión preventiva (nueve meses) por los aportes de campaña de Odebrecht en Perú, escándalo que salpica a otros tres expresidentes peruanos.

“No basta el simple dicho de una persona para condenar a alguien o para privar a alguien de su libertad siquiera transitoriamente”, declaró el defensor Humberto Abanto. 

En los días previos fueron revisados los pedidos de prisión contra Keiko y los abogados Vicente Silva Checa y Pier Figari.

LIMA AFP

También podría gustarte