Plantean Plan Nacional para los motociclistas

De acuerdo con el Instituto Nacional de Medicina Legal, durante 2017 murieron 3331 personas que iban a bordo de una motocicleta. El reporte da cuenta de que en el 21 % de los casos, es decir, en 720 hechos los motociclistas chocaron contra un carro de servicio particular.

El aumento de las cifras de accidentalidad en las vías del país sigue siendo una de las mayores preocupaciones de las autoridades, ya que están relacionadas con el aumento del parque automotor, la imprudencia de los conductores, fallas mecánicas así como factores naturales como las lluvias. Sin embargo, un tema particular es el incremento de los accidentes de los motociclistas en el país, los cuales cobran en la actualidad más de 3000 vidas al año.

 

De acuerdo con el Instituto Nacional de Medicina Legal, durante 2017 murieron 3331 personas que iban a bordo de una motocicleta. El reporte da cuenta de que en el 21 % de los casos, es decir, en 720 hechos los motociclistas chocaron contra un carro de servicio particular. Asimismo, los volcamientos produjeron 660 fallecimientos y el choque contra un objeto fijo dejaron en las vías del país 603 muertos.

Teniendo en cuenta que el año pasado se registraron 6189 decesos en accidentes de tránsito, las motocicletas fueron responsables del 53 % de los fatales hechos. En promedio, cada día de 2017, nueve colombianos que se movilizaban en moto tuvieron una muerte violenta. En otro escenario de muertes violentas en las vías del país, Medicina Legal precisa que durante el año pasado se registró la deceso  de 1575 peatones, de los cuales en 677 de los casos se vio involucrada una moto.

Ante este escenario, durante el Congreso Latinoamericano de Motociclismo que se realizó en Cartagena, la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), dio a conocer algunas medidas que se plantearán para este actor vial en el país en desarrollo del nuevo Plan Nacional de Seguridad de Motociclistas, con el que se buscará reducir los índices de mortalidad y lesionados en accidentes de tránsito en el país.

´ Queremos socializar las medidas contempladas para la promoción del transporte escolar seguro, la regulación del uso de motocarros, la realización de cursos de formación para los trabajadores en motocicleta, la Implementación de sistema de encendido automático”, aseguró Hilda María Gómez, directora de la ANSV.

De acuerdo con la funcionaria, otro de los aspectos que contempla ese plan es incentivar el uso de elementos de protección activo y pasivo, como la implementación de los frenos CBS y ABS, y construir una agenda con el Ministerio de Trabajo, con el fin de capacitar a las trabajadores que viven de su vehículo o requieren transportarse constantemente para cumplir con sus labores diarias.

En ese sentido, Germán Acevedo, director del Centro de Innovación para Motociclistas, destacó durante el evento que la moto es un vehículo que ha llegado para cambiar nuestro sistema de movilidad, “por eso queremos adoptar las mejores prácticas del motociclismo, para tener un sistema sostenible en lo social, lo económico y lo ambiental. Queremos disminuir los altos índices de siniestralidad en las vías y la participación de la ANSV con el mundo del motociclismo va a permitir construir relaciones en todos los niveles de la sociedad para generar resultados”.

Con ese objetivo, se viene realizando un trabajo articulado con los motociclistas a través de talleres participativos en ciudades como Barranquilla, Medellín, Cali, Barrancabermeja, Sincelejo y Yopal, que ha contado con la cooperación de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), las ensambladoras, la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), los clubes de motociclistas, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y la dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional.

Y es que el tema es preocupante ya que, de acuerdo con el Observatorio Nacional de Seguridad Vial, en lo corrido del año (enero-septiembre 2018), el total de víctimas fatales por siniestros viales fue de 4780, de los cuales el 49 % fueron motociclistas, siendo este el actor que más fallece en las vías del país.

José Stalin Rojas, director del Observatorio de Movilidad de la Universidad Nacional, reconoce que en el tema de prevención de la accidentalidad el Estado ha venido avanzando en hacer un poco más estricto el cumplimiento de las normas en algunas ciudades, también varias empresas han implementado planes de seguridad vial, los motociclistas han puesto de su parte, pero el fenómeno de la accidentalidad está desbordado en varias regiones del país.

 “Se necesita cambiar la forma en que se educan a los conductores y como se regula la conducción en Colombia. Es decir, necesitamos que las escuelas capaciten y que el Estado realice un examen para evaluar las habilidades que tiene cada persona para la conducción y que este sea a partir de un estricto control para la expedición de las licencias de tránsito”, indicó Rojas.

De acuerdo con el investigador, hay regiones que tienen muy poco control a la circulación de este tipo de vehículos y eso puede incidir en los fenómenos de accidentalidad. Además, aún no se ha considerado algunos factores como la revisión técnico-mecánica, SOAT, impuestos, entre otros, que no permiten medir el impacto real que tiene la circulación de motocicletas en el país, las cuales pueden llegar a más de 7,2 millones de estos vehículos.

“En las ciudades donde el control es mínimo se necesita apelar a que las escuelas de conducción solamente entreguen la licencia a la persona que haya pasado un examen, pero tenemos que entender que este tema también es cultural, porque tiene una relación con el comportamiento de los ciudadanos. En las ciudades donde no existe un control necesitamos un esfuerzo muy grande de varios sectores, para que estos conductores sean los más responsables, por eso lo que necesitamos es más educación y capacitación en temas de movilidad”, indicó Rojas.

BOGOTÁ COLPRENSA

También podría gustarte