Argentina sufre y desconcierta en su ruta a Rusia

296

La Argentina de Lionel Messi ya suma 3 partidos sin ganar en la Eliminatoria a Rusia donde tiene complicada su posible clasificación. /AFP

 

Los gauchos no pudieron vencer a Venezuela en casa y han despertado todo tipo de críticas por parte de la afición y la prensa.    

 

 

El frustrante empate 1-1 ante la eliminada Venezuela deja a la poderosa Argentina al borde del abismo en la clasificatoria sudamericana y empieza a rondar la inquietante pregunta: ¿un Mundial de Rusia sin Lionel Messi?

Ese interrogante se instaló entre los argentinos como una espada porque la albiceleste está en el quinto lugar, en zona de repechaje, con dos partidos complicados por delante en octubre frente a Perú en Buenos Aires, un rival directo en la lucha por uno de los cupos directos, y en el cierre ante Ecuador en la altura de Quito.

El gran problema de Argentina es cómo se rodea al astro, quién le da el pase de la muerte, cómo dialoga para lograr que en dos o tres toques penetre en el área rival y ejecute a los porteros como en Barcelona. Nada de eso aparece.

Ninguno de los tres técnicos que ha desfilado en los últimos dos años al frente de la Albiceleste, Gerardo Martino, Edgardo Bauza y el actual Jorge Sampaoli, parece haber encontrado la fórmula mágica para sacar provecho del genial Messi.

Que Messi se relaje, que se divierta, que encuentre su espacio, sus socios o que simplemente esté feliz, fueron de las muchas recetas que se han intentado en estas clasificatorias de la selección, que llegó a la final frente a Alemania en Brasil-2014, donde perdió 1-0.

“Messi está más aislado, antes estaba más acompañado”, dijo Alberto Márcico, hábil ex atacante del Toulouse francés y de la albiceleste.

 

NUEVOS ESCUDEROS

Pero Leo es el hombre que está solo y espera. Sus nuevos escuderos, Paulo Dybala y Mauro Icardi, tampoco sintonizan en la misma velocidad que el astro del Barcelona y entonces todo queda en sus pies, frente a rivales que lo esperan escalonados, o a veces de cinco o seis a la vez.

Argentina tiene una delantera que vale millones pero que juega “como manada de lobos hambrientos sin dientes que después de 90 minutos termina mansamente en el corral”, describió con frustración la editorial deportiva del diario La Nación.

“Las cuestiones psicológicas juegan un papel muy importante en el desarrollo de un partido. Y esta selección sigue teniendo en el sistema nervioso un bloqueo que no logra desactivar”, indicó a su vez el comentarista y exjugador Diego Latorre.

Apenas con 16 tantos, sólo Bolivia está por debajo con 14. Argentina estuvo 309 minutos sin anotar en el premundial y el que rompió la racha… fue en propia puerta de un defensor venezolano.

 

BIELSA CREE

Pese a ese sombrío panorama, el exentrenador de la selección y actual del Lille francés, Marcelo Bielsa, mantiene su fe: “estoy absolutamente convencido de que la Argentina clasificará”, dijo desde Francia.

Tres finales perdidas en tres años, el Mundial-2014 y las ediciones 2015 y 2016 de la Copa América, pesan como una mochila llena de plomo entre los seleccionados argentinos.

Tanto bloqueo por esa carga puede dejar a Messi sin la última posibilidad de coronarse en una cita máxima. Y dejar a la poderosa Argentina sin un Mundial por primera vez desde México-1970. 

 

También podría gustarte