´Hay cupos suficientes en los colegios del Distrito´

El Distrito de Santa Marta ha invertido con recursos propios la suma de $1500 millones para educación de infraestructura.

La educación es la principal herramienta de transformación social, y en ella Santa Marta tiene desafíos en cobertura pero principalmente en calidad. Es por ello que la administración del alcalde Rafael Alejandro Martínez ha adoptado a través de la Secretaría de Educación diferentes estrategias para mejorar y garantizar la permanencia en las aulas de clases por parte de los estudiantes.

Las Instituciones educativas del Distrito de Santa Marta se preparan para el 2019 cumpliendo todo el proceso de las etapas de Gestión de la Cobertura de la Educación Distrital que aplica con base en la resolución del Distrito 0778 de 27 de abril del 2018.

 

“Tenemos una oferta para el año 2019 donde esperamos contar con 89.050 estudiantes en colegios oficiales y la oferta de cupos que tenemos en los establecimientos no oficiales es de 93.375. Adicional de 4.325 en los tres megacolegios que existen en la ciudad” anotó Adriana Trujillo, secretaria de Educación.

El Distrito de Santa Marta cuenta con 81.498 cupos en educación tradicional de los grados transición hasta grado trece, y 7.552 en educación de adulto, el sector no oficial oferta 32.500 de los cuales serían 6.720 cupos nuevos para el año 2019.

“Tenemos los cupos suficientes para llegar a la cobertura universal, garantizando el derecho a la educación de todos nuestros niños, niñas y jóvenes en edad escolar, como también jóvenes de extra-edad y adultos en modelo educativo de adultos del decreto 3011 en jornada nocturna y todo los fines de semana” sostuvo la Secretaria de Educación.

A partir del 20 de noviembre padres de familias o acudientes pueden acercarse a los establecimientos educativos de su preferencia, y acceder a los cupos disponible con los que cuenta los diferentes planteles educativos, y los requisitos que deben llevar son;  último boletín de nota del año 2018, certificado de notas o boletines de los años anteriores, fotocopia del documento de identidad y 2 fotografías.

 “Cabe recordar, si el menor es extranjero también puede disponer de un cupo, solo debe llevar la documentación o los papeles que tenga disponibles  y se le realizara el estudio, porque nosotros le garantizamos los derechos a la educación de todos sin importar del país que sea” recalcó las secretaria Adriana Trujillo.

Todos los establecimientos educativos tienen cupos disponibles con excepción la Normal Superior María Auxiliadora, Normal Superior San Pedro Alejandrino, IED El Parque, IED Laura Vicuña, IED Líbano, IED Aluna e IDE Liceo Samario.

INVERSIONES

Ante el deterioro que observan muchos de los planteles educativos en Santa Marta, el Alcalde Rafael Martínez implementó el Plan de Infraestructura en materia de adecuación y construcción de los espacios educativos requeridos.

El plan pretende construir aproximadamente 19 infraestructuras educativas, 268 aulas nuevas, mejoramiento y adecuación de 362 aulas que ya existen, construcción y adecuación de 25 comedores escolares, espacios deportivos, bibliotecas, laboratorios y baterías sanitarias.

El Distrito de Santa Marta ha invertido con recursos propios la suma de $1500 millones para adecuar baterías sanitarias y cocinas de todas las instituciones educativas, ejecutados a finales del 2017 y comenzando el 2018.

Por otra parte, el IED Magdalena y IED Rodrigo de Bastidas este año recibió la infraestructura de nuevos bloques de aulas, laboratorios de ciencias naturales, biología, química, artes, así como las baterías sanitarias con una inversión de $24 mil millones.

Actualmente implementaron tres jornadas académicas en la nueva sedes del Instituto Pedagógico del Caribe, ubicado en Ciudad Equidad, zona donde existe insuficiencia en infraestructura escolar. “Lo que existe en este momento fue construido por la gestión del Distrito en la Localidad 1 comuna 6 con una inversión de $12.200 millones” expresó Adriana Trujillo, Secretaria de Educación Distrital.

Este año dotaron 73 instituciones educativas con menaje para cocina, comedores, laboratorios de ciencias naturales, ayudas didácticas para preescolar, primaria y secundarias, además de sillas universitarias para secundaria, mobiliarios para bibliotecas, ventiladores, aires acondicionados.

La Secretaría de Educación espera recibir en el mes de diciembre la Institución Educativa Distrital Técnica Imen Simón Bolívar, para ser utilizado el primer día del calendario académico del 2019, esta intervención tuvo una inversión de $19 mil millones de pesos.

Durante el año 2018 ejecutaron e intervinieron 30 sedes educativas para el mejoramiento, adecuación y construcción de cubiertas, baterías sanitarias, comedores, cocinas, aulas de clase y pisos de acuerdo a las necesidades de cada una de las sedes, esto fue de una inversión de $10 mil millones con un aproximado de 300 millones para cada una de las instituciones que se están interviniendo.

Uno de los colegios intervenido es el IED Hugo J. Bermúdez así lo expresó el rector Alex Jiménez Díaz “El colegio está siendo beneficiado con unas mejoras en la infraestructura que es muy antigua fue construida 1895, con el transcurso de los años ha tenido mucho deterioro, gracias a la actual administración le están haciendo unos arreglos muy significativos al plantel educativo, esperamos contar con un mejor ambiente escolar el próximo año y con mejores procesos” , afirmó.

Por otro lado, en la actualidad se construye la Institución Educativa Distrital Nuevo Amanecer con Dios, zona con insuficiencia de infraestructuras educativa, por lo cual le están construyendo 22 aulas, laboratorios de ciencias, biblioteca, espacios comunes que permitirán que el estudiante tener todos los ambientes escolares dignos para poder tener una excelente educación.

Otra de las construcciones totalmente nuevas son las del IED John J Kennedy, una sede de la Institución Educativa Líbano y otra en Taganga, “Con estas construcciones podemos demostrar que habido una verdadera revolución de infraestructura en nuestros establecimientos educativos en los últimos seis años en el Distrito, se puede ver hoy que contamos con infraestructura nuevas, con megacolegios, todo hace parte del gran trabajo que está haciendo el Distrito” afirmó Adriana Trujillo, Secretaria de Educación.

DESERCIÓN ESCOLAR

La deserción se entiende como el abandono al sistema escolar por parte de los estudiantes, provocado por la combinación de factores que se generan tanto al interior del sistema escolar o como en contextos de tipo social, familiar, individual y del entorno.

José, es un niño que vive al sur de la ciudad, dejó de estudiar porque en su hogar existen problemas económicos, muchas veces se iba para el colegio sin desayunar. A pesar que es un buen estudiante tomó la decisión de irse a trabajar como empacador en un supermercado para ayudar a su familia. Así como José muchos otros jóvenes en situaciones similares, hacen parte de las frías cifras de deserción escolar e índice de empleo informal del país.

Alex Jiménez Díaz del Castillo, rector del Instituto Educativo Distrital Hugo J. Bermúdez, comentó: “Todos los años hay un margen alto de deserción, aquí hay mucha movilidad social, hay mucha deserción estudiantes que se van y otros que llegan, esto es totalmente natural en Santa Marta”

Al respeto, el Ministerio de Educación manifestó que: «la deserción escolar es provocada generalmente por factores que se generan en el contexto social, familiar, individual e, incluso, dentro del mismo sistema educativo».

Según la Secretaría de Educación este año 2018 el índice de deserción bajo en el Distrito de Santa Marta fue del 2.5%, lo que demuestra que en los últimos años las cifras han estado descendido en el 2017 tasa fue de 2.75%, mostrando una mejoría con respecto al 2016 cuando fue de 3.36% y en el 2015 de 3.99%.

El último informe de calidad de vida de Santa Marta Cómo Vamos, desde 2015 los niveles académicos con mayor índice de deserción son los de preescolar y básica secundaria.

Preescolar, fue el nivel académico de mayor deserción en 2017 con 36,66%, seguida de básica primaria con 2,83% y básica secundaria con 2,79%. La educación media, por su parte, fue el nivel con menor índice de deserción con 1,81%.

Por su parte, la Secretaría de Educación Distrital dijo que ara seguir disminuyendo estas cifras, realiza continuamente una medición de lo que sucede al respecto en los colegios oficiales de la ciudad, con el objetivo de crear estrategias que ayuden a la prevención.

ESTRATEGIAS DE PREVENCIÓN

Ante los problemas de deserción escolar  que se presentan en la ciudad de Santa Marta todos los años, y con la finalidad de bajar el porcentaje de niños y jóvenes que abandonan las aulas, la administración Distrital por medio de la Secretaría de Educación realiza planes como: transporte escolar a los estudiantes y el  Plan de Alimentación Escolar, son dos herramientas vitales para la prevención de deserción.

Desde la Secretaria de Educación dan 43 mil raciones, lo que quiere decir que esa misma cantidad de estudiantes se benefician con alimentos, los niños son focalizados de acuerdo a las necesidades de las instituciones educativas que reportan. Son más de 24 mil niños los que se benefician del complemento del almuerzo y más de 18 mil de complemento del desayuno.

Mientras tanto, 2.100 estudiantes se benefician del transporte escolar de la zona de expansión en la ciudad de Santa Marta, específicamente en el sector de Buenos Aires, Quinto Centenario  y Bureche, esas son las zonas más alejadas de la ciudad.

Por su parte, en el sector rural se implementan la estrategia de los internados donde actualmente hay 7 funcionado, lo cual garantizan la permanencia de los niños dentro de los planteles educativos, “son atendidos más 750 niños campesinos indígenas que se benefician del programa, ellos tienen una asignación de recursos aparte de alimentación, lo cual garantizan desayunos, almuerzo y comida a los niños de los internados” dijo Adriana Trujillo, Secretaria de Educación.

De otro lado, la conectividad a Internet es otra de las estrategias del Distrito. Hoy hay 104 sedes conectadas a este servicio y la atención a población vulnerables son estudiantes con necesidades educativas especiales. “Con el apoyo de la fundación contratada para favorecer la inclusión aporta apoyo técnico y pedagógicos a estos establecimientos educativos” concluyó la funcionaria.

Otra son las estrategias que pueda emprender el Gobierno, dentro de los factores que posiblemente generan la deserción escolar hay otros actores que pueden ayudar a la prevención como, por ejemplo, padres o acudientes, profesores, directivos de los establecimientos educativos e, incluso, los mismos estudiantes.

Las instituciones educativas, conformadas por los docentes, que al igual que los padres juegan un papel fundamental ya que tienen contacto directo con los estudiantes, también deben proponer estrategias para hacer permanente la estancia del estudiante en la institución.

Finalmente, la Secretaría de Educación y el Gobierno nacional son los principales encargados de velar porque estas estrategias de permanencia en las aulas se implementen en los estudiantes. Estas dos entidades deben trabajar, una desde el ámbito local y otra desde el ámbito nacional, en mejorar la calidad educativa de los niños y jóvenes del país.

También podría gustarte