Hacia la reconciliación den los colombianos

273

Francisco rompió el protocolo en algún momento y se dirigió hacia un grupo de víctimas del conflicto, según relató minutos más tarde el Presidente Santos.

 

Y Francisco dio el primer paso. Diez minutos después de las cuatro de la tarde, por tercera vez en nuestra historia evangélica, un Sumo Pontífice pisa tierra colombiana.

Pero a diferencia de sus antecesores, Pablo VI y Juan Pablo II, el Papa Francisco no se arrodilló a besar el suelo pues al bajar el último escalón del Pastor Uno, el avión de Alitalia que los trajo de Roma, lo esperaba otro jefe de Estado, el presidente Juan Manuel Santos.

Comenzaba de esta manera la tercera visita de un jefe del Estado Vaticano a nuestro país después de 31 años, una cita que fue programada desde hace más de un año pero que solo ahora se cristaliza y que coincide, justamente, con varios hechos que le dan un significado aún mayor a su presencia en Colombia.

De hecho, este miércoles y desde el propio Pastor Uno, el papa Francisco le dijo al grupo de periodistas colombianos que lo acompañaron en su viaje desde la Santa Sede, que el mismo era “un poco especial” porque “ayudará también a Colombia a ir adelante”.

Ya lo había advertido Su Santidad en el mensaje oficial que envió el martes desde el Vaticano: “La paz es la que Colombia busca desde hace mucho tiempo y trabaja para conseguirla. Una paz estable, duradera, para vernos y tratarnos como hermanos, nunca como enemigos”.

Se trata, sin duda, de un mensaje de profunda reflexión, pues aunque monseñor Ettore Balestrero, el Nuncio Apostólico en Colombia, ha dicho que “el mensaje de Su Santidad está desprovisto de cualquier interés político”, lo cierto es que coincide con la firma del Acuerdo de Paz con las Farc, con la tregua bilateral que pactaron el Gobierno Nacional y el ELN -aunque comienza el primero de octubre próximo- y el anuncio de un posible sometimiento a la justicia del ‘Clan del Golfo’.

 

Pero no solo eso. Francisco también les pidió a los periodistas, en pleno vuelo: “Quiero que cuando sobrevolemos por Venezuela, hagamos una oración por Venezuela, que allí se pueda hacer el diálogo con todos”.

El presidente Santos confirmó este miércoles a los periodistas que lo acompañaron en Catam que en la reunión privada que sostendrán como Jefes de Estado este jueves en la Casa de Nariño hablarán de la paz, la reconciliación y, por supuesto, de Venezuela.

De hecho, el obispo castrense y delegado por la Conferencia Episcopal para la visita papal, monseñor Fabio Suescún Mutis, dijo esta semana que “el Santo Padre es un misionero de la reconciliación, su presencia nos ayudará a descubrir que sí es posible volver a unirnos como Nación para así aprender a mirarnos de nuevo con ojos de esperanza y de misericordia”.

Un mensaje de reconciliación que también coincide con la carta que le envió al pontífice el lunes pasado el expresidente y hoy senador Álvaro Uribe Vélez en la que reitera sus críticas al proceso de paz y a algunos indicadores de gestión del Gobierno Santos.

“Su Santidad, todos queremos la paz, pero la tenemos que construir con legalidad, con determinación para precaver y sancionar la violencia que siembra desesperanza y nos aleja de la palabra de Dios”, dice una parte de la misiva.

También el vicepresidente de la República, Óscar Naranjo, considera que este “es el primer paso”, pues dijo “ver a los colombianos felices alrededor de Su Santidad Francisco, acercándose a cada colombiano, nos llena de emoción y nos hace pensar en un futuro distinto, un futuro de reconciliación, es el primer paso hacia un nuevo país”.

Y el propio presidente Juan Manuel Santos, en una alocución en horas de la noche, dijo que el Vicario de Cristo “viene a empujarnos a dar el primer paso hacia la reconciliación después de tantos años de guerra y conflicto, quién mejor que el Santo Padre para estimularnos a dar ese primer paso”, explicó el primer mandatario. El mensaje de Su Santidad en las ciudades que visitará en Colombia también ratifica la vocación de servicio del máximo jerarca de la Iglesia católica. En su mensaje de este jueves en la Plaza de Bolívar de Bogotá, Francisco hablará de los artesanos de paz y los promotores de vida; en Villavicencio hablará de la reconciliación y de los colombianos con el medio ambiente; en Medellín lo hará de la vida cristiana como discipulado, mientras en Cartagena el tema será la dignidad de la persona y el respeto a los derechos humanos.

En su mensaje oficial del pasado lunes a Colombia, el Papa Francisco ratificó su compromiso con la nueva etapa que inicia Colombia hacia un país verdaderamente en paz. “El mundo de hoy tiene necesidad de constructores de paz y de diálogo. También la Iglesia está llamada a esta tarea, a promover la reconciliación con el Señor y con los hermanos, y también la reconciliación con el medio ambiente, que es creación de Dios, que estamos explotando de una manera salvaje”.

También podría gustarte