HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Colombia: el país de los puentes mal hechos

La obra de mayor expectativa en el Caribe colombiano es el nuevo puente sobre el río Magdalena. La obra ha tenido varios tropiezos y su cronograma se encuentra atrasado.

Por
DANIELA MIRANDA 

Durante el primer mes de gestión al frente del Ministerio de Transporte, Ángela María Orozco tuvo que lidiar con varias “crisis”, como ella misma lo dice, debido a la irregularidad en el transporte intermunicipal fronterizo, la falta de conclusión a las obras de Cuarta Generación (4G) y el mal estado de las vías de Tercera Generación (3G), que a su consideración son las que conectan al país y disminuyen la inequidad.

El primer choque al posesionarse en la cartera fue el déficit de 25 billones de pesos con el que se encontró. Tres días después, la sorprendió el siniestro del bus colombiano en Ecuador. A la semana siguiente, las lluvias le jugaron una mala pasada con la afectación a la carretera que conduce de Bogotá a Villavicencio y los “nudos” que había con los tramos y el concesionario que la ópera, algo que, según cuenta, sorteó “poniendo la cara”.

Ahora, a menos de una semana de cumplir sus 100 días a cargo del Ministerio, Orozco habló con HOY DIARIO DEL MAGDALENA y la Agencia Colprensa sobre las metas logradas durante este tiempo y lo que viene para el sector. 

Durante este tiempo, ¿cómo ha sido el proceso de dirigir está cartera?

Lo resumo a que ha sido un reto enorme. Encontré un Ministerio alejado de la gente, con un déficit de tecnología enorme y, como tema en la agenda pública, vías 4G por terminar. Enfrentar todo esto de manera integral ha sido un enorme trabajo, muy bonito e interesante, pero con una lucha en frente por dar.

-¿En qué retos ha trabajado?

A lo primero que llegué a hincarle el diente fue al tema de la transparencia, identificación y solución de los problemas para todas las vías 4G. Este sector estaba totalmente estancado en sus vías, algunas cosas se estructuraron bien con muchos recursos pero que de alguna manera en la gestión se han venido obstaculizando.

¿Cuáles son esas posibles soluciones?

En el diagnóstico establecimos que se pedirán plazos para dar ejecución a las obras. Así mismo, se realizarán conciliaciones y mesas de trabajo con los operadores para retomar la confianza sobre los proyectos, sin darle prioridad a ninguno, todos a la par. Además, que a partir de la fecha y hasta enero habrá seis cierres financieros de vías de cuarta generación.

¿Cómo se logró eso?

Con algo muy importante y fue el acompañamiento por parte de las veedurías. El Ministerio de Transporte estaba alejado de las regiones y no había una extensión que reflejara que estábamos presentes. El lanzamiento de las veedurías regionales y del sistema de información público de gestión, que le da acceso al público y a las regiones para que nos citen a nosotros y a todas las entidades para tener reuniones periódicas, nos ha dado un impulso enorme de acercamiento a la comunidad. 

¿Qué permite?

Que haya una conversación transparente y seria, que las discusiones sobre temas técnicos sean sobre esto y no sobre temas políticos. Eso para nosotros ha sido una meta enorme a la que se le ha dado cumplimiento.

Y en materia de vías terciarias..

Pese a que todas las carteras tenemos un ajuste fiscal y de austeridad, logramos conseguir los recursos para las 3G, que llevaban cuatro años desfinanciadas al igual que el Instituto Nacional de Vías (Invías). Logramos destinar $500.000 millones para el mejoramiento y mantenimiento de las vías terciarias en 2019 y el reto ahora es hacer que la asignación de estos recursos se opere de forma eficiente. 

Cuando uno mira en realidad lo que sucede en las regiones, el impacto que tiene la conectividad y lo que disminuye en inequidad tener una vía 3G en buenas condiciones, reconoce el valor de esto y que es la única manera de trabajar por el país desde dentro, ya después se conectará con el mundo, pero si no teníamos conectividad profunda, las obras seguirían cojas.

En cuánto a Ruta del Sol trazo II, ¿qué ha pasado?

Como es de conocimiento público, Ruta del Sol II fue afectada por el pleito con Odebrecht. Ante este panorama, estamos en proceso con el Tribunal de Arbitramento, lastimosamente falleció uno de los árbitros y acaban de designar su reemplazo. Estamos a la espera de mirar todas las alternativas y probablemente se va a pedir una extensión de tiempo, mientras el nuevo arbitro se pone al día. Pero, por el momento la obra no se va a recibir.

¿Cuánto tiempo tomará?

Nuestra meta es ir solucionando dentro del primer semestre del año siguiente, sea porque el tribunal falle o por alguna otra cuestión. Pero quiero aclarar que nosotros no ponemos los tiempos, es el tribunal y estamos a la espera de ello.

 Y el puente Chirajara…

En esta materia, obtuvimos la extensión del plazo para la construcción del puente, donde inclusive también negociamos 8.000 millones de pesos a título de sanción por la demora, porque si no era imposible reconstruirlo, ya que se terminaba de alguna manera el plazo para ello. 

 ¿Qué se tendrá en cuenta para la construcción del nuevo puente? 

Sencillamente se cumplirá con todos los requerimientos que en su momento se pasaron. Lo importante es que se está multando y negociando un monto de compensación. Adicionalmente, los errores del pasado están presentes en este nuevo proceso para evitar fallar. Como se sabe, la nueva estructura debe ser financiada totalmente por Coviandes y nosotros tenemos unos perjuicios, en parte derivados de la demora y estamos evaluando cómo se adelantarán.

En materia de puentes, por estos días se ha puesto en duda la construcción del Hisgaura. ¿Qué decir?

No es competencia de nosotros y no puedo opinar sobre eso. Yo no lo contrate ni tengo el interventor, no puedo exigir nada. Lo que al final pasaría una vez lo recibiera el Fondo de Adaptación es que terminará pasando para su operación al Invías porque es una red nacional, peso eso solo se hará en las condiciones que debe ser.   Hay que mirar en detalle qué se le puede exigir al contratista dependiendo del concepto técnico final que se tenga. Lo que es claro es que eso no se puede recibir si no se tiene la garantía de seguridad de que no va a pasar nada, pero nosotros no tenemos nada que ver. 

 Entonces, ¿quién vigila?

Todo es competencia del Fondo de Adaptación, fue él quien contrató todo. 

 TRANSPORTE ILEGAL

Cómo se ha avanzado en la lucha contra la ilegalidad del transporte?

Lo primero que hicimos fue reestructurar la Superintendencia de Puertos y Transporte. Pronto saldrá el decreto donde quedan claras sus funciones y en donde el usuario será protagonista, porque anteriormente ni siquiera era mirado por el sector. Quitamos ese estigma de solo sancionar, sino también supervisar y conocer las medidas preventivas que se pueden tomar. Es mirar el paralelo de todos los actores del sector transporte y no enfocar el 80% de la actividad solamente en multar a los transportadores de carretera, porque de resto no hacía nada más. Esto lo hemos ido construyendo en el plan Nacional contra la ilegalidad y siniestralidad en las vías.

 ¿Qué aborda ese plan?

El plan de lucha contra la ilegalidad y la siniestralidad está enfocado hacia los 35 municipios donde hay una mayor concentración tanto de siniestros como de inseguridad. Hay que entender que yo no puedo tener un policía por cada actor de la carretera, yo lo que tengo que tener es un foco y estamos documentando el impacto de ese plan, cuyo impacto se medirá en febrero. 

 ¿Hay resultados?

Precisamente, a través del plan, las acciones de control impusieron 8.515 órdenes de comparendos siendo inmovilizados 4.016 vehículos. Encontrando que las principales regiones que cometen las infracciones son Bucaramanga con 4.760, seguido de Valledupar con 1.959, Palmira con 930 y Jamundí con 866.

En materia de conductas sancionas está en primer lugar estacionar en sitios prohibidos, seguido de transitar por sitios restringidos y el no realizar la revisión técnico mecánica. 

¿Qué proyectos se vienen?

Ratifico que no tenemos recursos para proyectos nuevos. Los recursos actuales son para las vías terciarias y su mantenimiento. No hay espacio fiscal para proyectos nuevos en 2019, hay estudios que se están haciendo de factibilidad, ojalá que para 2020 o 2021 podamos estructurar algo. Lo poco serio es que un país no termine las obras que está haciendo y yo no caeré en construir desmedidamente sin dar fin a nada./Colprensa

También podría gustarte