HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Unión: ¡la pasión de un pueblo!

Los jugadores iban rodeados por seguidores  y  fueron aplaudidos por las personas de los diferentes  barrios por la que pasaba la caravana.  / MONTINER ALVIS

Directivos, jugadores y cuerpo técnico fueron recibidos como ‘héroes’ por miles de hinchas a las afueras del aeropuerto ‘Simón Bolívar’   que en medio de cánticos celebraron el ascenso a la máxima categoría del fútbol colombiano.

El ascenso del Unión Magdalena  desbordó la euforia de la afición bananera. Centenares de hinchas samarios recibieron al equipo en el aeropuerto Simón Bolívar tras su llegada de la ciudad de Pereira.

Cuando el equipo salió de la puerta del aeropuerto, los aficionados vitorearon a los jugadores y al entrenador Harold Rivera. Portando banderas y pitos, corearon el nombre de integrantes de la plantilla de  ‘El Ciclón’. Como no, Ricardo Márquez  fue uno de los más aclamados.

El joven atacante  que ha marcado 20 goles en su primera incursión como profesional, fue junto a Ferreira, Montaño,  Giraldo, Cantillo, los destacados de la hazaña.

Según datos de la policía local, más de 10 mil personas salieron a las calles de Santa Marta  para dar su bienvenida al equipo liderado por el capitán David Ferreir y el Erwin Carrillo.

La multitud inundó las calles de tal forma que el autobús con los jugadores a bordo tuvo que circular con máxima lentitud y durante horas, lo que no cansó a los futbolistas que sin cesar saludaban con fervor y entusiasmo a los hinchas.

“Hemos realizado nuestro sueño”, dijo Ferreira, capitán del Unión Magdalena  y elegido como uno de las piezas claves del ascenso a Primera División.

“Es imposible describir estos sentimientos. Realmente estamos orgullosos por haber defendido nuestros colores. Cuando veo todo esto, sé que todo el sacrificio del año dio sus frutos y  seguiremos intentando que sean felices y orgullosos”, dijo David Ferreira.

La familia de los jugadores tampoco se quisieron perder este acontecimiento histórico  por eso con banderas y gorras del equipo samario estaban en primera fila acompañando a sus seres queridos. Tatiana Grajales, esposa de Erwin Carillo, no pudo ocultar su felicidad por el gran logro del equipo y porque su esposo hizo parte de este gran proyecto. “Se luchó por lograr el ascenso, todos los muchos  se entregaron para poder  obtener esto. Erwin está muy feliz porque quiere mucho a esta institución”, manifestó Grajales.

El recorrido terminó en el parque de Pescaíto, posteriormente los jugadores se fueron para la concentración para preparar el partido por la final de mañana ante el Cúcuta Deportivo.    

También podría gustarte