HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Contralor Granados no fue enviado a la cárcel

Por no encontrar argumentos suficientes, el Tribunal Superior de Bogotá negó la medida de aseguramiento contra el contralor de Bogotá y exgobernador de Boyacá, Juan Carlos Granados, involucrado en el escándalo de corrupción de Odebrecht.

Para el despacho del magistrado Fabio Bernal, la Fiscalía no logró demostrar que el contralor hiciera parte de una organización criminal, además para el togado, Granados no representa un peligro para la investigación.

Granados está acusado de los delitos de concierto para delinquir, interés indebido en la celebración de contratos y tráfico de influencia de servidor público, conductas en las que habría incurrido cuando aspiraba a ser gobernador de Boyacá y habrían continuado luego cuando ejercía dicho cargo.

Sobre la decisión del despacho judicial, Granados manifestó que “espero seguir en el proceso de aclaración y estoy satisfecho con la medida. Es una decisión seria y responsable como se notó en el proceso”.

Agregó que “siempre he cumplido mis funciones en el marco de la ley. Este es un procedimiento que me obliga a dar las explicaciones ante la Fiscalía, la Corte y ante quien sea pertinente”.

El funcionario asumió su propia defensa y aunque admitió que conoció a Luis Bueno y Eleuberto Martorelli, directivos de Odebrecht, solo lo hizo hasta 2013 en calidad de gobernador de Boyacá, pero no como candidato.

Según la Fiscalía, desde 2011 Granados se habría concertado con el exsenador Plinio Olano, el contratista Federico Gaviria y el directivo de Odebrecht, Eleuberto Martorelli, para que la multinacional saliera favorecida con obras, en caso de salir electo como gobernador.

El ente investigador señaló que Granados habría recibido 200 millones de pesos de Odebrecht para su campaña a cambio de favorecer a la multinacional.

También podría gustarte