El Papa saludó a los héroes de la patria

362

El Papa Francisco agradeció de corazón ayer a los integrantes de las Fuerzas Armadas por “lo que han hecho y lo que hacen por la paz poniendo en juego la vida” y les deseó que puedan ver consolidada la paz en Colombia.

“Y eso que hizo Jesús: nos pacificó con el Padre, puso en juego su vida y la entregó”, les recordó el Sumo Pontífice a los militares congregados en la Base Militar de Catam, poco antes de salir para Villavicencio en cumplimiento de la segunda jornada de su visita pastoral.

Les dijo que ese sacrificio “nos hermana más a Jesús y a ustedes. Arriesgar para hacer paz para lograr paz”.

“Gracias de corazón por todo esto, gracias, y ojalá que puedan ver consolidada la paz en este país que se lo merece”, manifestó el Papa Francisco.

Por último, el Sumo Pontífice les dijo: “Recemos en silencio por todos los caídos y por todos lo que quedaron heridos, algunos están aquí entre nosotros”.

Del encuentro, realizado en la base de Catam, el infante de marina Edwin Restrepo aseguró que “fue grandioso saludarlo porque no esperaba ese momento en el que Su Santidad agradeció por lo que hemos hecho por Colombia. Luego le pedí el favor de que orara por todos nosotros, por los uniformados activos, por los retirados, por nuestras familias y nuestros compañeros. Además le di la bienvenida a Colombia y un regalo”, expresó el oficial. 

Andrés Felipe Guerra, herido de la Policía Nacional, también logró saludar personalmente al Papa y le expresó que “iba a orar por él, y también a pedirle a Dios que le dé mucha vida y salud para que siga recorriendo el mundo llevando su palabra y mensaje de paz a todos”. 

“Fue un momento especial en el que nació un recuerdo para toda mi vida”, afirmó el uniformado de la Fuerza Pública quien resultó herido por un ataque con ‘tatucos’ del extinto Frente 60 de las Farc, en El Mango (Cauca). 

Según cuenta Guerra, “cuando me llamaron de la Policía no creía en esto, y estoy muy orgulloso y contento por este momento y la invitación que recibí para conocer al Papa Francisco”. 

Para el Ministro de Defensa este “es uno de los eventos más emotivos a los que he concurrido durante esta visita papal, y me llena de enorme satisfacción ver lo que ocurrió aquí en Catam”, aseguró. 

Mientras el Santo Padre era ovacionado por los uniformados de la institución, el general Juan Pablo Rodríguez Barragán, comandante General de las Fuerzas Militares, en representación de los soldados de tierra, mar, aire y río, le obsequió a su Santidad Francisco, la imagen de la virgen del Carmen vestida de camuflado, como el símbolo del compromiso que todos los hombres y mujeres de las Fuerzas Militares han realizado para alcanzar la paz de Colombia. 

La virgen del Carmen, patrona de las Fuerzas Militares fue elaborada por los soldados heridos en combate, está vestida con el camuflado de los héroes que ofrecieron sus vidas en el campo de combate para lograr la paz del país. 

Finalmente, los soldados y policías de Colombia recibieron la bendición del Papa Francisco como un reconocimiento al sacrificio en beneficio del país. 

Las siguientes son las palabras de Su Santidad, el Papa Francisco, en Catam:

 “Quiero agradecerles esta presencia de ustedes aquí, agradecerles también todo lo que han hecho, lo que hacen y lo que seguirán haciendo en estos días durante mi visita, trabajo añadido, pero sobre todo quiero agradecerles lo que han hecho y lo que hacen por la paz, poniendo en juego la vida, y eso es lo que hizo Jesús, nos pacificó con el padre, puso en juego su vida y la entregó.

Esto los hermana más a Jesús a ustedes, arriesgar para hacer paz, para lograr paz. Gracias de corazón por todo esto, gracias y ojalá que puedan ver consolidada la paz en este país que se lo merece.

Y ahora todos juntos, les pido que recemos en silencio por todos los caídos y por todos los que quedaron heridos, algunos están aquí entre nosotros, recemos un instante en silencio y después Ave María a la Virgen.

Los bendiga Dios todo poderoso, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, y por favor les pido que recen por mí, no se olviden. Gracias.”

BOGOTÁ COLPRENSA

También podría gustarte