HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Pueblos indígenas participan  en construcción de la Política Pública de derechos humanos.

La construcción de la Política Publica de Derechos Humanos se hace de manera participativa con talleres subregionales y con diferentes enfoques.

La Oficina de Paz, Atención a Víctimas DD.HH y Posconflicto llegó hasta el pueblo indígena Wiwa en la comunidad de Gotsezhi, Sierra Nevada de Santa Marta, para recoger las inquietudes y aportes de los mamos a través de sus creencias y costumbres.

 

Durante dos días el equipo de trabajo de la Oficina de Paz, Atención a Víctimas DD.HH y Posconflicto de la Gobernación del Magdalena, en cabeza de Jaime Duque, se internó en la Sierra Nevada de Santa Marta, para realizar diferentes actividades ajustadas a las costumbres de los pueblos indígenas con el propósito  de  recoger sus inquietudes y enseñanzas,  a fin de enriquecer y garantizar  el enfoque étnico de la Política Publica de Derechos Humanos que lleva a cabo el Gobierno Departamental.   

De acuerdo con Jaime Duque, este ejercicio busca cumplir con  toda la ruta de construcción de la Política Publica que por instrucciones de la gobernadora Rosa Cotes se viene realizando de manera participativa a través de talleres por subregiones y además incluye enfoque diferencial y étnico.

Uno de los mayores compromisos de esta Política Publica con los pueblos indígenas asentados en la Sierra Nevada de Santa Marta, será el de velar por el respeto a la tierra como territorio ancestral ya que últimamente sus territorios han sido vulnerados por diferentes políticas gubernamentales que han permitido el acceso a la tierra a particulares y por la acción de grupos ilegales dedicados a la explotación irregular a través de diferentes actividades.

La Política Publica de Derechos Humanos en el Magdalena, se viene construyendo de manera participativa y durante el gobierno de Rosa Cotes, se han realizado diferentes jornadas de recolección de información y aportes en las distintas subregiones que permitirán enriquecer este documento que garantizará los derechos de todos los habitantes del Magdalena.  

También podría gustarte