HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Destrabar obras: el reto de los responsables de las vías del país

[themoneytizer id=”22300-2″]

Juan Esteban Gil, director de Invías. – Louis Kleyn, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI

 

Juan Esteban Gil, director del Instituto Nacional de Vías, Invías, y Louis Kleyn,presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, tienen sobre sus escritorios la obligación destrabar y poner en marcha un paquete vial que empezó a ejecutarse en gobiernos pasados y que sumaría cerca de 40 billones de pesos.

Ninguno de los dos propone, por ahora, nuevas obras. Buscan destrabar proyectos que ya están en marcha y que por problemas ambientales, prediales o financieros su avance no es significativo.

Gil advierte que tiene 26 iniciativas que necesita destrabar y que algunas, como la Medellín-Quibdó, no tienen, en este momento, ni siquiera financiación. “El presupuesto de Invías para 2019 es 3,7 billones. El país necesita mucho más que eso. Pero si me garantizan estos recursos estoy seguro que concluimos esos 26 proyectos que se vienen ejecutando desde Pastrana, Uribe y Santos”.

Entretanto, Kleyn, quien está al frente del paquete de concesiones, señala que su tarea principal será la reactivación del sector. “En 2019 se prevé cerrar la fase de construcción de 2 proyectos. Y dejar 13 más ajustados al cronograma. En 2020, buscamos concluir 2 más y por tanto dejar 21 obras totalmente normalizadas”, dijo.

“Obras de La Línea, van por la mitad”

Juan Esteban Gil, director de Invías.

En la entrevista que publicó EL COLOMBIANO el 17 de septiembre, usted nos reveló que el túnel del Toyo no tenía recursos de la Nación. Al día siguiente el gobernador de Antioquia, Luis Pérez, salió y lo desmintió. ¿En qué quedó eso?

“Él tiene la razón en la medida en que el departamento y el municipio tienen los recursos para garantizar la construcción del túnel. Ellos pusieron más de un billón de pesos y el túnel está en construcción, aunque está algo retrasado. Desafortunadamente, quedó el documento Conpes firmado, pero no tiene aprobación de vigencias futuras. Esto nos genera una situación muy delicada porque la Nación no puso los recursos para una obra que es prioritaria para poner en funcionamiento lo que está haciendo el departamento. ¿Cuánto dinero se necesita? En el Conpes aparecían 540 mil millones de pesos, con la actualización del diseño estamos hablando del orden de 1,2 billones de pesos”.

 

Pero entonces, ¿qué harán?

“El Invías pondrá en el presupuesto del año 2019, recursos por $27.000 millones. Ya teniendo ese valor, solicitaremos la vigencia futura para el monto que está en el Conpes. Nos vamos a concentrar, primero, en la obra civil. Posteriormente, cuando terminemos su ejecución vendrán los equipos

electromecánicos. Eso será aproximadamente en 2021-2022”.

 

¿Eso va a implicar un retraso en la obra?

“El sector que está haciendo el departamento está avanzando. De pronto se pueden presentar demoras en la construcción de los accesos. De todas maneras, el proyecto trae un retraso, aproximadamente de un año, mientras se revisaron los estudios y se terminó el licenciamiento ambiental. Esperamos que para 2023-2024 logremos tener el túnel y los accesos. Su entrega se va a desplazar un año ya que, desafortunadamente, no quedó financiada la obra por el gobierno anterior como se había mencionado”.

 

¿Hay algún paquete de obras para Antioquia, distinto al Toyo?

“Lo que haremos es que las carreteras que están a cargo de la Nación queden con recursos para su mantenimiento. Por ejemplo, Don Matías-Caucasia, ahí tenemos unos recursos para recuperar todos los pasos críticos desde la Frisolera hasta Cáceres. El sitio crítico de Cáceres vamos a intervenirlo porque se lo está llevando el río. No tenemos recursos este año, pero para 2019, garantizaremos terminar la obra. Lo mismo pasa con la Medellín-Bogotá en el tramo entre Santuario y Caño Alegre. Ahí quiero aclarar que la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, administró la vía hasta el 1 de septiembre. Desde ese momento, se la devolvieron a la Nación, pero sin un peso dentro del presupuesto”.

 

Devimed, el anterior concesionario, había hecho una propuesta para continuar con la doble calzada…

“Sí. Así es. Esa es una iniciativa privada que está en estudio en la ANI, pero hasta que no se adjudique, se haga el cierre financiero, no inician las obras. Estamos hablando de un año que tendremos la vía a cargo”.

 

¿Y esa carretera no tiene peaje?

“Sí, pero esos recursos no le entran al Invías. Le ingresan a la Nación y los recursos los empieza a ver el Instituto desde 2020”.

 

La semana pasada se anunciaron nuevas obras para el túnel de la Línea. Hay algo que no entiendo, ¿por qué nuevas obras?, ¿no se supone que estaba lista su financiación?, ¿qué hace falta?

“Mire, cuando fuimos a ver las obras de este contrato encontramos que ni siquiera el túnel principal estaba listo. El túnel principal no quedó terminado, está a medio camino. Los túneles cortos ni siquiera tenían intervenciones. Y muchas de las estructuras que están construidas quedaron mal. Cuando empezamos a revisar cimentaciones de puentes que debían estar a 20 metros, las hicieron de 10 metros. No los podemos poner a funcionar. Encontramos túneles que estaban hechos y se cerraron porque quedaron mal construidos”.

 

Entonces, ¿ahora sí terminarán la Línea?

“Sí. Tenemos los recursos y los estudios definitivos. Sabemos exactamente qué es lo que falta, tenemos el control de la obra. En este momento hay muchas cosas por hacer: obras que no se han hecho; otras que se hicieron, pero que ya tienen fisuras y hay que repararlas; obras que quedaron mal hechas y tenemos que repotenciar y otras que definitivamente hay que demoler. En este momento, hay pavimentos con fisuras dentro del túnel”.

 

Ustedes tienen a cargo la operación de la Ruta del Sol 2, ¿ya empezaron obras?

“La vía llevaba dos años sin obra. Estaba deteriorada, llena de huecos, por todo lado. Encontramos pérdidas completas de pavimento. Lo que estamos haciendo es tapar huecos, ya llevamos el 40 %”.

“Somos víctimas de Odebrecht”

Louis Kleyn, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI.

 

¿Cuáles son los riesgos que en este momento tienen las vías 4G?

“Los resumiría en una cosa y es que los problemas se han ido apilando durante varios años, de tal manera, que destrabarlos se complica por el paso del tiempo y por las obligaciones contractuales que se están incumpliendo”.

 

La ANI entregó un listado de las seis 4G que van bien: Girardot-Honda-Puerto Salgar; Cartagena-Barranquilla; Pacífico 2 y 3; Girardot-Cajamarca y Bogotá – Villavicencio, ¿por qué no se atreve y dice cuáles no lo dejan dormir?

“Por ahora no desecho ninguna, estamos tratando de sacarlas todas adelante. Pero, le digo la verdad, son muchas las que no me dejan dormir. Son muchas las que yo mismo me digo: ¿cómo voy a resolver este problema?”.

 

Dígame alguna…

“No. Necesito resolverlas y luego le cuento. Pero mire, de las 6 que están bien, hay dos en Antioquia, las cuales van a unir el departamento con Urabá. Van bien Pacífico 2 y 3, nos falta Pacífico 1 que está un poquito más atrasada, luego viene Mar 1 y 2, y avanzamos en puerto Antioquia y Pisisi”.

 

No cree que los plazos de Pacífico 2 y 3 todavía son lejanos, se entregarán en 2020, como para decir que van bien…

“Lo que pasa es que les faltan algunas obras grandes, entonces creo que el próximo año no van a estar listas, pero a finales de 2020 sí las vamos a entregar”.

 

¿Qué hará con Ruta del Sol 3, su proceso de caducidad no avanza?

“Esa es una de las grandes preguntas. Estoy tratando de que el concesionario consiga los recursos necesarios, los ponga y siga adelante, porque los dineros de la Nación están en un fideicomiso”.

 

¿Y la Ruta del Sol 1?

“Ya se terminaron las obras. Tenemos pendiente lo que estamos estructurando que es la segunda calzada Villeta-Guaduas”.

 

¿Hay algún tramo de la Ruta del Sol que tenga obra?

“Tenemos obras en algunos tramos de Bosconia hacia Plato y Ariguaní en el Cesar, ahí hay algunas intervenciones. Pero en el resto no hay”.

 

¿Cómo va la nueva concesión para Ruta del Sol 2?

“Es un proceso que apenas comenzó”.

 

¿Cuánto va a valer el nuevo proyecto?

“Considero que será entre 3 y 4 billones de pesos de inversión en capital”.

 

Sabemos que la gran apuesta del gobierno Santos en infraestructura fue la estructuración y puesta en marcha del paquete de 4G. ¿Cuál será la suya?

“No. Mi apuesta será la de completar las 4G y luego de eso avanzar en la conectividad regional. Por ejemplo, carreteras como Buga-Buenaventura y Malla Vial del Cauca. También falta Villeta-Guaduas y está pendiente Santuario-Caño Alegre. Nosotros realmente en carreteras tenemos pensado continuar con la intervención de la red básica establecida en el plan maestro de transporte intermodal”.

 

¿Cuál es la meta en cierres financieros?

“Estamos manejando otro concepto y es el de acceso a la financiación disponible ya que hay algunas vías que tienen cierre financiero, pero no tienen recursos. Pensamos que el país se ha dejado entretener con eso porque, obviamente, un cierre financiero siempre está sujeto a condiciones. Es decir, yo le garantizo la financiación si usted me cumple con tales condiciones, y luego hay que establecer requisitos de desembolso.

Por esa razón, hay algunas vías que pueden tener un aparente cierre financiero y la verdad es que no han tenido ningún desembolso, mientras que hay otras que sí tienen desembolsos, pero no tienen obra. Por eso estoy hablando de financiación disponible”.

 

También hay algunas que no tienen cierre financiero, pero sí tienen obra…

“Sí. Tienen obra porque trabajan con capital propio, por ejemplo, una es Girardot-Ibagué-Cajamarca, que tiene financiación disponible. También está Neiva-Girardot, tiene cierre financiero, no tiene desembolsos, no tiene financiación disponible, pero va en obra en un 15 % con capital propio”.

 

Después del escándalo de Odebrecht, ¿hay confianza inversionista?

“Estamos tratando de resolver ese lío, pero realmente ahí todos somos víctimas, los bancos también y no ha sido fácil desbloquearles el dinero o llegar a un acuerdo con ellos a ver si se puede reconocer parte de la deuda que la Ruta del Sol 2 tenía con los bancos”.

 

Entonces, ¿qué tareas tiene antes de que finalice el año?

“Me voy a concentrar en reactivar la gran mayoría de las 4G como podamos”.

 

El Colombiano

[themoneytizer id=”22300-19″]
También podría gustarte