HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

 ´Esta es una comisión a la que no debe importarle conseguir plata´

El padre Francisco De Roux consideró que desde la entidad se encargaran de perseguir la verdad. “Es donde podemos afirmar con decisión y cuando uno ve que tiene las pruebas suficientes”, manifestó.

“Nosotros no estamos interesados en un relato que fomente odio, sino un relato que nos ayude a salir reconstruidos como sociedad”. Estas son las palabras del padre Francisco de Roux, quien preside la Comisión de la Verdad, que buscan lograr un esclarecimiento riguroso sobre los hechos cometidos en el marco del conflicto armado.

El sacerdote jesuita fue designado en la entidad una vez el Gobierno Nacional y las extintas Farc firmaron el acuerdo final de paz, con el que las partes buscan reconstruir, reparar y garantizar la No Repetición de los atroces crímenes que cometieron durante un poco más de 50 años de conflicto.

De Roux consideró que desde la entidad se encargaran de perseguir la verdad. “Es donde podemos afirmar con decisión y cuando uno ve que tiene las pruebas suficientes”, manifestó.

Si bien consideró que “nadie está preparado para conocer la verdad”, si aseguró que es necesario que el esfuerzo se realice de manera colectiva, desde las entidades gubernamentales hasta la misma sociedad.

“Lo ideal es que construyamos caminos de la No Repetición. Construyamos propuestas productivas que compartamos todos. Que se construyan desde los afro, las comunidades, la Policía, el Ejército”, aseguró.

Además de encontrar la verdad, De Roux aseguró que no permitirá que la entidad que preside tenga tintes políticos. “Esta debe ser una comisión que no nos importe conseguir dinero de ninguna parte”.

En cuanto al funcionamiento de la misma, el sacerdote anunció que los tres pilares de la misma se concentran en tres puntos: “escuchar, reconocer y comprender”, pues a juicio de los estudios de la comisión hoy día, Colombia cuenta con más de ocho millones de víctimas de la violencia en varias regiones del país.

Regiones donde precisamente harán presencia con las denominadas ‘Casas de la Verdad’, esas mismas en donde se acogerán testimonios de personas que durante estos años hayan sido testigos de hechos macabros perpetrados por los grupos guerrilleros.

La iniciativa de las ‘Casas de la Verdad’, para De Roux tienen una connotación grande, pues estas servirán para direccionar a las personas que allí lleguen. En razón a esclarecer si los hechos que denuncia le corresponde conocerlos a la Jurisdicción Especial para la Paz o a la Unidad de Personas dadas por Desaparecidas.

Precisamente, De Roux señaló que las personas serían direccionadas debido a que la comisión no tiene facultades judiciales, es decir, no puede juzgar ni condenar a nadie, y no es la entidad encargada de la reparación a las víctimas.

En cuanto a los territorios donde estará la comisión, el padre anunció que hará presencia en lugares donde se registró la mayor parte del conflicto armado. En ese sentido, estimaron que debían dividirse por regiones.

La región Caribe e insular, la costa pacífica, Antioquia, Córdoba y la región cafetera, la región surandina, que corresponde a Valle del Cauca, Cauca, Nariño y Putumayo, y el Magdalena medio.

Así como también, en el noroeste del país en los departamentos de Santander, Norte de Santander, Arauca y Casanare, la región central donde se ubica Boyacá, Cundinamarca, Tolima y Huila, el suroriente en la Orinoquía y la Amazonía, y, por último, Bogotá, los resguardos indígenas, las comunidades negras, palenqueros, raizales y cumpañas, y también los colombianos que tuvieron que salir al exterior por razones del conflicto.

De Roux señaló que en cada región habrán oficinas regionales o ‘Casas de la Verdad’. Desde ellas se desplegarán equipos móviles, que estarán en los territorios escuchando a la gente, incluso en el exterior.

BOGOTÁ COLPRENSA

También podría gustarte