NORWEGIAN PEARL TRAJO 2.370 TURISTAS

336

El crucero Norwegian Pearl engalanó la bahía más linda de América y se constituye en el buque número 17 que llega al puerto samario durante el 2018. /MONTINER ALVIS.

Santa Marta ha recibido en lo que va corrido de este año una importante inyección económica gracias a la llegada de un turismo internacional que contribuye a dinamizar el comercio local.

Con el arribo del crucero Norwegian Pearl al puerto de Santa Marta que llegó proveniente de Ocho Ríos ubicado en Jamaica, la ciudad completa 17 imponentes ‘hoteles flotantes’ en lo que va corrido de este año.

La imponente embarcación que pertenece a la línea Norwegian Cruise engalanó las aguas de la Bahía más linda de América cuando promediaban las 6:30 de la mañana y atracó media hora después en uno de los muelles del puerto local. Después de la verificación y las respectivas inspecciones de seguridad marítima los ilustres visitantes empezaron a bajar para luego abordar la flota de busetas climatizadas que haría los toures operados por las agencias mayoristas.

De acuerdo a las estadísticas que lleva la Alcaldía Distrital a través del Instituto de Turismo (Indetur), el crucero Norwegian Pearl trajo un total de 3.435 personas a bordo de los cuales 2.370 son turistas de diversas nacionalidades y 1.065 tripulantes.

La gran mayoría de pasajeros (70%) corresponden a la nacionalidad estadounidense, mientras que el 10% son canadienses y el 20 por ciento restante de otros países entre ellos Puerto Rico, República Dominicana y Ecuador.

Es válido mencionar que gracias a la llegada de un turismo internacional a este destino se contribuye a dinamizar el comercio local porque los visitantes realizan una inyección económica al pagar en moneda extranjera sus toures hacia los sitios más emblemáticos de la ciudad, traslados en taxis, pago a guías, compra de artículos típicos como artesanías, café de la Sierra Nevada, consumo de frutas u otros productos.

Aunque no hay datos exactos sobre el impacto positivo en la economía local, los expertos coinciden en que el turismo de cruceros irriga a varios sectores de la cadena productiva turística y gastronómica. ‘‘Esta es una oportunidad para todos en general pero sí se trabaja de manera organizada, legal y sin exclusiones porque la operación da para muchos. Cada vez se afianza mejor el producto a pesar de no contar con un muelle náutico especializado’’, señaló un empresario.

La bienvenida a los ilustres visitantes estuvo a cargo una comisión de las autoridades locales, marítimas, la Sociedad Portuaria de Santa Marta, agencias operadoras y la Policía de Turismo. Hubo un grupo de bailarines con atuendos coloridos que al son de la música de Carlos Vives, Checo Acosta y del maestro de la cumbia José Benito Barros puso a bailar a varios turistas que sin importar su edad se gozaron el cálido recibimiento.

Otro aspecto para destacar es que algunas personas de edad mayor portaban bastones, mientras otros con dificultades para caminar se movilizaban en carritos eléctricos y se veían alegres, seguros, sin amarguras. En una palabra: resilientes.

Durante los city toures por los principales atractivos turísticos de esta capital los cruceristas visitaron la emblemática plaza de La Catedral, los parques de Bolívar, el Museo del Oro Tairona y el parque de Los Novios, en este último sitio pudieron contemplar varios stands con alimentos, frutas y productos cultivados en la Sierra Nevada.

Muy importante que se continúen organizando actividades culturales, muestras gastronómicas, presentaciones musicales al aire libre durante la llegada de los cruceros a Santa Marta ya que con ello se diversifica la oferta y se ‘vende’ mejor la ciudad. 

Mañana domingo 2 de diciembre a las 6:30 a.m. está previsto el arribo de otro crucero. Se trata del Marella Discovery II perteneciente a la línea Marella Cruise, lujosa nave que viene cruzando el Caribe desde el puerto de Montego Bay en Jamaica.

El Marella Discovery II hospeda a 1.765 pasajeros en un 90 por ciento británicos mientras que el 10% restante corresponde a otras nacionalidades. Su tripulación consta de 749 personas. Durante su corta estadía en la ciudad no solo engalanará el mar de la Bahía sino que deleitará la mirada de samarios y residentes quienes en una tarde dominical pueden disfrutar del zarpe hacia Cartagena de Indias a las 6:00 de la tarde.

También podría gustarte