El Fiscal ad hoc: la nueva arista del caso Odebrecht

370

A juicio del presidente de la Corte Suprema de Justicia, José Luis Barceló, fue que se estudió el impedimento que presentó días atrás la vicefiscal María Paulina Riveros en compañía del propio fiscal general, Néstor Humberto Martínez, quien ha sido señalado de conocer las irregularidades del entramado de corrupción previo a que llegara al cargo.

El episodio de esta semana de la novela Odebrecht se llama ad hoc. A los protagonistas ya conocidos de esta trama, que cada día atrapa más a los colombianos, regresó un personaje que estuvo en la temporada 2017: la Corte Suprema de Justicia. El alto tribunal fue el encargado este jueves de dar el aval para que se nombrara un fiscal alterno que adelantara las pesquisas del entramado de corrupción que vinculó no solo a la firma brasileña sino también a varios funcionarios del Gobierno, algunos tras las rejas.

No obstante, el hecho de que el nuevo investigador solo tendrá a su cargo tres de los 25 procesos que conforman el expediente hizo que la trama tuviera un giro inesperado. Esto se traduce en que este nuevo personaje, cuyo nombre se conocerá muy pronto, tendrá a su cargo solo el 12% de los expedientes del escándalo de corrupción que involucra a la sociedad brasileña, los demás seguirán a cargo de los fiscales que ya venían llevando los procesos.

La razón, a juicio del presidente de la Corte Suprema de Justicia, José Luis Barceló, fue que se estudió el impedimento que presentó días atrás la vicefiscal María Paulina Riveros en compañía del propio fiscal general, Néstor Humberto Martínez, quien ha sido señalado de conocer las irregularidades del entramado de corrupción previo a que llegara al cargo.

“Se declara fundado el impedimento manifestado por la señora vicefiscal para conocer de tres asuntos relacionados con hechos de Odebrecht, por esa razón la Corte Suprema ordena separarla del conocimiento de esos procesos”, explicó el magistrado.

Pero la de este jueves no es la primera vez que la Corte Suprema discute la conveniencia de un fiscal ad hoc para el caso Odebrecht. Durante febrero de 2017, la exsenadora Claudia López y el senador Jorge Robledo, acérrimo opositor del fiscal, radicaron una solicitud de recusación en contra de Martínez Neira, al considerar que debía declararse impedido para investigar o delegar funcionarios en el caso Odebrecht, por lo que consideraron se debía designar un fiscal alterno.

El recurso presentado en ese momento se fundó en los sobornos que ofreció Odebrecht para que se le adjudicara el contrato a la Ruta del Sol II, además de la cercanía del fiscal general con Navelena y Luis Carlos Sarmiento Ángulo, uno de los socios de la empresa. Pese a que se entregaron pruebas, a juicio de los congresistas, las mismas no surtieron efecto y se denegó tal pretensión.

Pero esta vez el planteamiento de un fiscal ad hoc sí prosperó, aunque con ajustes y solo para tres casos, y será el presidente Iván Duque quien, por instrucción de la Corte Suprema, envíe la terna para ser estudiada.

Desde el Gobierno, la primera voz en escucharse este viernes fue la de Nancy Patricia Gutiérrez, ministra del Interior, quien dijo que la terna se estará entregando a más tardar el próximo martes. Citando a Duque, la jefe de la cartera política manifestó que el jefe de Estado sabe la importancia de este tema para la institucionalidad del país. “El perfil es, ante todo, personas honestas que puedan dar garantías y transparencia, y que los resultados sean realmente lo que arroje la investigación”, anotó.

También se refirió al tema el propio presidente Duque, quien hizo énfasis en que el Gobierno abordará el tema del fiscal ad hoc con la mayor responsabilidad. “Vamos a buscar personas idóneas, con toda la solvencia ética, con toda la solvencia jurídica y con toda la independencia que permita adelantar esas investigaciones con rigor”, indicó el jefe de Estado, quien además aseguró que en la terna habrá una mujer.

Para el expresidente de la Corte Constitucional, José Gregorio Hernández, es “urgente” que el mandatario de los colombianos haga llegar el documento donde reposan los nombres de quienes a su juicio son los idóneos para llevar el proceso, no obstante, también consideró que es importante que el expediente en su totalidad sea conocido por el nuevo investigador.

“Quedan otras líneas de investigación relacionadas con Odebrecht y creo que lo indicado es que todo lo que tenga que ver con el proceso se concentre en el fiscal ad hoc, pero eso debe ser planteado en la Corte Suprema de Justicia”, afirmó.

Además de ello, el constitucionalista consideró que las personas que han estado directamente vinculadas en el expediente podrán solicitar al alto tribunal que sus procesos sean tenidos en cuenta para que el nuevo investigador surta las indagaciones requeridas.

La afirmación del exmagistrado es una luz de esperanza en el caso de Luis Fernando Andrade, expresidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), quien consultado por Colprensa no escatimó en asegurar que una vez se instale el nuevo fiscal, junto con sus abogados y por medio de un derecho de petición a la Corte, harán tal solicitud.

Andrade, quien no solo está bajo la lupa de la Fiscalía sino también del FBI, debido a presuntas presiones que ha denunciado, celebró la designación de un fiscal nuevo. “Esto es lo que habíamos pedido, yo no he pedido que el señor (fiscal general) renuncie, eso es ya un tema más de sociedad y político, desde mi punto de vista es que quien investigue sea imparcial”.

Precisamente, sobre los actos de imparcialidad e independencia que se presume debe tener el nuevo fiscal, el penalista Francisco Bernate aseguró que no es necesario que el nuevo investigador sea penalista, tan solo es necesario que sea colombiano y cumpla con los requisitos mínimos que debe tener un fiscal general, pues la escogencia es la misma.

La terna es estudiada por los magistrados. Las tres personas son escogidas y escuchadas en audiencia. Una vez culmina el proceso se realiza Sala Plena y en ella determinan quién será el nuevo miembro independiente de la Fiscalía. Lo paradójico es que el ternado deberá trabajar, quizá, bajo el mismo techo que lo hace Martínez Neira, e incluso tenga a su cargo los mismos fiscales designados “por la antigua administración”, es decir, Néstor Humberto y Rivero.

BOGOTÁ COLPRENSA

También podría gustarte