Wilder retiene su título de los ‘pesos pesados’

272

Deontay Wilder retuvo e su título de los pesos pesados por el Consejo Mundial de Boxeo

El estadounidense Deontay Wilder retuvo e su título de los pesos pesados por el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) tras un empatar ante el británico Tyson Fury después de 12 asaltos en el Staples Center de Los Ángeles.

 

Wilder derribó a su oponente en dos ocasiones pero se mostró errático durante toda la velada, conectando únicamente el 17% de sus golpes ante un contrincante que contragolpeó cuando quiso y a punto estuvo de llevarse el triunfo.

“Pienso que con las dos veces que lo derribé gané la pelea. Nos dejamos el corazón ahí afuera esta noche. Los dos somos guerreros pero creo que yo gané (…) Me encantaría que (la revancha) fuera mi próximo combate. ¿Por qué no? Démosle a los aficionados lo que quieren ver, fue una gran pelea, hagámoslo de nuevo”, dijo Wilder al final.

Y es que los jueces no se pusieron de acuerdo: 115-111 para Wilder, 114-112 para Fury y 113-113 después de que Wilder lanzara 103 golpes más que su rival (430 por 327) pero impactara 13 menos (71 por 84).

“Espero haberos hecho sentir orgulloso después de tres años fuera del ring. Nunca iba a ser noqueado hoy. Mostré un gran corazón para levantarme (…) Al 100% haremos la revancha. Somos dos grandes campeones. Yo y este hombre somos los dos mejores boxeadores de los pesos pesados del planeta”, señaló por su parte Fury.

Con este resultado, ambos continúan invictos: Wilder tiene un récord de 40 victorias (39 de ellas por nocaut) y un empate, mientras Fury se queda con 27 triunfos (19 por KO) y una igualada.

Delante de casi 18.000 personas ávidas de presenciar uno de los mayores espectáculos pugilísticos de la actualidad, en una categoría que ha perdido reputación y aficionados en los últimos años por falta de un dominador carismático, Wilder y Fury protagonizaron una batalla a la altura.

Fury puso el show y Wilder la emoción. El apodado “Rey de los Gitanos” por su descendencia irlandesa entró en el cuadrilátero como una estrella de Hollywood en la proclamada “Ciudad de las Estrellas”, apoderándose de los focos en la casa de su rival.

También podría gustarte