´Situación de líderes sociales en Colombia es dramática´

338
[themoneytizer id=”22300-2″]

“Es terrible el temor que sienten los líderes sociales en el país. Durante las reuniones se sintió su miedo a ser lastimados o que sus familias sean amenazadas´, dijo el relator Especial para los defensores de los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Michel Forst.

El Relator Especial para los defensores de los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Michel Forst, calificó de “dramática” y “grave” la situación de riesgo en la que están los líderes sociales del país.

En una misión de 10 días, el Relator Especial de la ONU visitó varias regiones del país compartiendo con las comunidades indígenas, afrodescendientes, actores locales y comunidad Lgbti para realizar un informe  sobre la situación de los defensores en el que pudiera hacer una “foto” del estado actual de amenazas y asesinatos.

 “Es terrible el temor que sienten los líderes sociales en el país. Durante las reuniones se sintió su miedo a ser lastimados o que sus familias sean amenazadas. Nosotros recopilamos esa información en un informe para tomar una radiografía que explique la situación y así proporcionar elementos para orientar al Gobierno en una política para los defensores”, aseguró Forst.

El Relator Especial de los DD.HH de la ONU, quien sostuvo una reunión con el presidente de la República, Iván Duque, se mostró preocupado por la construcción de una política pública en la que resaltó que el Gobierno debe crear consenso con los líderes sociales. 

“A pesar de esta horrible situación de los defensores de derechos humanos hay voluntad de trabajar para mejorar esa situación. Pero, la política se debe construir teniendo presente lo que vive la comunidad y lo que ellos cuentan. Hemos decidido que este primer informe será la base sobre la cual podamos construir una consulta de mandato y monitorear el nivel de implementación de algunas de las recomendaciones. Confío en la voluntad del Gobierno pero mi accionar no es complacerlo sino monitorearlo”, apuntó Forst.

Forst añadió que el informe es un primer paso para que el Gobierno Nacional lo tome como guía para así trabajar en conjunto con los Ministerios y crear políticas de protección especial para los defensores. Así mismo, sostuvo que en dicho documento no habrán nombres de ningún actor y que será público en marzo de 2020.

“Yo no vine a judicializar. Es por esto que en el informe no habrá nombres de las víctimas ni de los victimarios. También por eso no diré cuáles son las regiones más afectadas porque se debe dar una atención inmediata y en general a todos los defensores que día a día ponen en riesgo su vida en su lucha por los derechos humanos”, agregó el Relator Especial de la ONU.

Forst resaltó que durante su visita de 14 días han sido asesinados 4 defensores por lo que apuntó qué hay un “alto grado” de impunidad en el país frente a estos casos. Así mismo, reveló que tuvo un encuentro con el fiscal General  de la Nación, Néstor Humberto Martínez, para tratar el tema de impunidad y las acciones para contrarrestarla.

“Hay un patrón sistemático de ataques a los defensores de derechos humanos. En las áreas rurales, donde la ausencia de Estado se junta con una numerosa presencia de grupos armados organizados e ilegales, los defensores son un blanco fácil para quienes ven en ellos un obstáculo para sus intereses”, advirtió el Relator Especial de DD.HH.

Forst además se mostró sorprendido ante la situación de que “por 100 dólares podías salirte con la tuya o al menos contratar a un asesino a sueldo para actuar en contra de un defensor”.

Por último, el Relator Especial de DD.HH resaltó que monitoreará al Gobierno Nacional para documentar qué recomendaciones de las que se presentan en el informe serán aplicadas para hacer frente a este flagelo.

BOGOTÁ COLPRENSA

[themoneytizer id=”22300-19″]
También podría gustarte