Puerto tejada completa dos días de protesta para tener agua potable

354

Ya se cumplen dos días de las protestas de los pobladores del municipio de Puerto Tejada, a raíz de la falta de agua en este poblado del norte del departamento del Cauca, situación que las autoridades tratan se subsanar.  

Hoy la jornada se caracterizó por los violentos enfrentamientos entre manifestantes e integrantes del Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad, de la Policía, en los seis accesos viales de este municipio, los mismos que lo comunican con Cali, Palmira, Florida, Guachené, Padilla, Caloto, Santander de Quilichao y Villa Rica.  

A raíz de esto, ingenios y empresas ubicadas en esta zona se abstuvieron de despachar sus vehículos y mercancías, por temor a quedar en medio de los enfrentamientos, a pesar de que la fuerza pública anuncia que tiene el control de las vías.

“Los empleados de la planta de El Tiempo, en Caloto, informaron que están al interior de la empresa, que les cortaron el agua y que no pueden salir porque los cuatro accesos viales que tienen están bloqueados por las protestas”, informaron desde esta factoría, donde se imprime una de las ediciones de este reconocido diario, así como otros periódicos regionales del suroccidente del país. Esta labor se adelantó en otras instalaciones del país.  

De igual forma, obreros de factorías no pueden regresar a Cali, Florida o Palmira, mientras que otros no pudieron en la mañana llegar a sus sitios de trabajo por las movilizaciones que hay en la zona.

Los ‘choques’ comenzaron a primeras horas de la mañana, luego que los pobladores se percataran de que las autoridades locales no lograron normalizar el servicio de agua potable, como fue pactado, en la mañana del pasado lunes, en la reunión entre funcionarios de la alcaldía, líderes de la protesta y la personería.

Además, el plan de surtir agua con camiones cisternas de los bomberos locales y de municipios vecinos no dio abasto, agotando la paciencia de los pobladores, quienes volvieron a volcarse a las vías para exigir el acceso al vital líquido, y de paso, pedir la renuncia del alcalde Tobía Balanta Murillo.

“Esto es una justa protesta, porque ya llevamos 20 días sin agua y las respuestas que dan son muy cortas, creen que la gente puede aguantar así, no señores, queremos agua y más, porque somos ciudadanos colombianos, de acá no vamos a salir hasta encontrar un solución concreta”, son las razones que gritan los manifestantes, quienes permanecen en las vías así como frente a las instalaciones de Opsa, la empresa operadora del sistema de acueducto y alcantarillado de Puerto Tejada.

Otros manifestantes denuncian que los policías lanzan ofensas racistas contra ellos en las intervenciones que adelantan por tener el control de las carreteras, situación que caldea aún más los ánimos.

El comandante de la Policía en el Cauca, coronel Fabio Rojas, indicó, por su parte, que se mantiene el redoblado en el número de policías en este municipio para controlar el orden público en caso necesario, como hoy, que funcionarios de esta institución protegieron las instalaciones de la alcaldía.

De igual forma, el secretario de Gobierno del Cauca, Ricardo Cifuentes, manifestó que se establecerá una mesa de diálogo con los líderes de la protesta para encontrar salida a esta problemática, partiendo de hecho que se ya se están atendiendo los dificultades relacionadas con el acueducto.

“Con el apoyo de los ingenios de esta zona y de la empresa Afrocaucana, que administra el acueducto regional, ya se suministra el agua en un 80 % del municipio, queremos es sentarnos a trabajar para encontrarle soluciones a los reclamos de la gente a corto y largo plazo, para no vivir de nuevo esta situación”, agregó el funcionario del gobierno regional, al exponer que están buscando llegar a los puntos de los bloqueos para lograr superarlos, explicándoles a los manifestantes este plan de trabajo.  

Sin embargo, los ciudadanos indignados indicaron que pasaran la noche en los puntos de bloqueo, por eso edificaron carpas e improvisadas cocinas sobre las vías. Anunciaron, además, que marcharán de nuevo mañana por todo el poblado.

“De las calles no nos vamos a mover, la gente está haciendo los campamentos y permanecerán en ellos hasta que se tenga la certeza de que el servicio de agua es una realidad, pero no solo por un rato, sino por muchos años, por eso mañana nos vamos de nuevo a paro”, dijo por su parte Mansur Shek, uno de los líderes de la movilización.  

 

Popayán Colprensa

 

También podría gustarte